Avances en la tecnificación del riego por gravedad

Avances en la tecnificación del riego por gravedad

La revolución tecnológica trajo con éxito el riego localizado en los años 60. Se pensó que gradualmente sería la técnica de riego universal, sin embargo, no fue así.

Con la introducción de los riegos localizados, como lo son el riego por goteo y micro aspersión, mecanizados y presurizados en general, se puso de relieve que efectivamente estos sistemas permiten el ahorro en el consumo de agua, pero principalmente en la conducción del agua desde la fuente hasta la parcela. Lo verdaderamente sustantivo de la tecnificación del riego — independientemente del tipo de sistema — es la posibilidad que con su manejo y gestión se logren incrementos tanto en cantidad como en calidad de la producción.

Publicidad

Mayor eficiencia y rendimiento

La evolución tecnológica del sector hídrico coincide en la idea de aumentar la productividad del agua usada en la agricultura — y no el aumento de la superficie cultivada — con lo cual se atienden situaciones puntuales a nivel regional, que permiten el uso eficiente del recurso para obtener el mayor potencial de la especie cultivada para contribuir al desarrollo productivo.

Con la tecnificación del riego, se pueden resaltar dos conceptos básicos: eficiencia y rendimiento. La eficiencia del uso del agua, es decir, qué cantidad de agua está siendo realmente útil, con relación a la que se aporta. Y el rendimiento, cuánta de esa agua, es convertida en un producto.

riego-lineas-en-sueloA través del riego localizado — específicamente por goteo — es posible lograr eficiencias superiores al 95%. En el riego por aspersión hasta el 85% y en el riego gravedad menos de 65%. Lo anterior atendiendo a un buen diseño. Cuando el diseño del riego no es el adecuado, sin importar el tipo de sistema de riego que se implemente, las eficiencias pueden bajar hasta niveles críticos, que oscilan el 20%, es decir, que de 100 litros que se emiten en la fuente sólo se están aprovechando 20.

A pesar de los datos mostrados, el costo inicial para el establecimiento del sistema de riego presurizado o mecanizado — pero principalmente los costos energéticos para la operación — sólo son justificados por la producción de cultivos de alto valor o los sistemas intensivos y protegidos en superficies que no rebasan el 5% de la cultivada.

Leer más: Cómo la calidad del agua de riego afecta la calidad de tus cultivos

Mayor tecnificación para la industria

Si se considera que en el sector agrícola es donde se encuentra más del 77% del recurso hídrico, con sólo eficiencias del 50% en la agricultura de riego, se indica que la mitad de esa agua destinada a la producción agrícola se están quedando en el camino; por eso la importancia de la tecnificación del riego con fines de producción agrícola.

En cuanto a la producción o rendimiento, existen cifras (SIAP) que indican el incremento promedio de hasta 3.6 veces más en agricultura de riego con respecto a la de temporal, en parte al satisfacer las necesidades básicas de la planta, pero sobre todo por la gestión del agua y la capacidad de aportar el agua en tiempo y forma.

La geografía hídrica del país, indica 6.5 millones de hectáreas con infraestructura hidroagrícola, administrada en 65 Distritos de Riego y unidades de riego, donde más del 90% y en algunos casos hasta el 98% utiliza el riego por gravedad.

Por lo que en el ámbito de la tecnificación del riego, específicamente el riego por gravedad el diseño y uso eficiente del agua, significa un impacto inmediato en el uso eficiente del agua y gradualmente en la productividad de la misma.
pullquote-articulo-de-riego-jf