Recomendaciones para controlar 4 de las enfermedades más devastadoras de la cebolla

Recomendaciones para controlar 4 de las enfermedades más devastadoras de la cebolla

La cebolla es uno de los cultivos de hortalizas preponderantes en la agricultura mexicana, cuya producción está valorada en más de 4,000 millones de pesos anuales.

Sea para su consumo nacional o para el mercado de exportación, la cebolla mexicana es una de las más importantes en términos de producción y consumo. Sin embargo, la producción de cebolla sufre de algunas plagas y enfermedades que comprometen la calidad del bulbo, haciendo difícil, si no imposible, su comercialización.

Publicidad

A continuación les presentamos algunos síntomas de estas enfermedades devastadoras, así como sus métodos respectivos de prevención y control.

1 Tizón tardío por Botritis
Tizón tardío por Botritis (BLB), a veces llamado “quemador,” es causado por el hongo B. squamosa. Aun cuando otras especies de Botritis han sido asociadas con enfermedades de hojas y bulbos de cebolla, B. squamosa es considerada como la causa de manchas foliares en el follaje de las cebollas y algunas veces en las escamas externas del bulbo.

La pudrición de cuello por Botritis es una enfermedad poscosecha que puede ser causada por B. allii o B. cinerea. B. cinerea es un patógeno común que ataca a muchos otros cultivos que produce síntomas ligeramente similares a los producidos por B. squamosa, aún cuando dichas infecciones son más superficiales y raras, en términos generales.

El Tizón tardío por Botritis es considerado como enfermedad de clima frío y húmedo. Sólo siete horas de humedad en las hojas son suficientes para que se comience a presentar cierto grado de infección cuando las temperaturas están cerca del rango óptimo de 15°C a 20°C.

Los síntomas incluyen pecas blancuzcas en las hojas de la cebolla. Notese que algunos herbicidas, el trips y el ozono pueden inducir síntomas que se asemejan a los de BLB en cebollas. No obstante, las lesiones de BLB por lo general inician como áreas anegadas con agua alrededor de lesiones maduras. Cuando aumenta la gravedad de BLB, los campos de cebollas cambian de manera progresiva a un color amarillento.

Las hojas más viejas (externas) tienden a ser más susceptibles a BLB que las jóvenes. Como las hojas viejas sufren de lesiones mayores y más numerosas, BLB se presenta más como tizón o quemador, que como manchas distintivas en las hojas viejas, en especial cerca de las puntas.

Recomendaciones de control. Se debe retirar o enterrar cualquier residuo en el campo y realizar la rotación de cultivos.