Soluciones para los equipos de filtración y el riego eficientado

Soluciones para los equipos de filtración y el riego eficientado

Ante un mercado cada vez mas competido la calidad del producto es un aspecto definitivo al momento de vender. Una característica importante que debe cumplir el producto es la uniformidad, lo cual depende de factores de manejo, pero sobre todo de la capacidad que tenga el sistema de riego de hacer una aplicación uniforme del agua y los nutrientes en cada una de las salidas (goteros o piquetas).

Muchas ocasiones el taponamiento de los goteros por efecto de impurezas en el agua de riego, o bien la acumulación de precipitados cálcicos en la aplicación de la solución nutritiva pueden ser la causa de una escasa uniformidad en el riego, por consecuencia en la producción de la planta.

Publicidad

Se dispone de varios puntos para verificar, pero si no existe un desperfecto en el sistema, tales como fugas o “chupamiento” de mangueras, lo mas probable es que el problema este en el equipo de bombeo o en el sistema de filtrado, o en el peor de los casos en los dos.

Para ver todos los artículos relacionados con los sistemas de irrigación, haz clic aquí.

Durante el recorrido que hace el agua, desde donde la toma la bomba, hasta que esta es depositada en la zona radicular de la planta por medio del emisor, debido a rozamiento y cambios de dirección, la potencia y el caudal van decreciendo de tal manera que si esto no fue considerado por el equipo de bombeo al momento del diseño, es lógico pensar en una deficiente uniformidad del riego.

Existe otro punto importante de pérdida de potencia y gasto en todo sistema de riego presurizado, y que puede ocasionar que la descarga sea disminuida; nos referimos al sistema de filtrado el cual debe ser localizado inmediatamente después de la succión de la bomba y tiene como objetivo eliminar las impurezas que el agua pueda contener.

 

filtration-irrigatoin

Para leer más artículos escritos por el Dr. Jorge Flores Velázquez, especialista en Hidráulica para el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), haz clic aquí.

En función del tamaño y características de las partículas que se desee filtrar, y de la cantidad de agua que se pretenda conducir por un tiempo determinado será el tipo y tamaño del sistema de filtrado que necesita, pudiendo ser principalmente de arena, anillos y mallas, y en caso de tomar el agua de una zona donde se pueda succionar partículas mas gruesas (arenas), se usara un hidriciclon. En general las partículas a filtrar son: minerales (arena, limo, arcilla), orgánicas (algas, bacterias, restos de plantas o raíces, y pequeños animales), y sales precipitadas.

Otro aspecto a considerar en el diseño del equipo de filtración cuando se inyecta una solución nutritiva (SN) es el tipo de material a utilizar, esto debido a la interacción que pueda existir entre radicales libre y ocasionar una alteración en las características químicas de la SN al reaccionar con esta, y también el desgaste que por estos motivos se puedan ocasionar.

Si estos aspectos han sido valorados en el diseño del sistema de riego y fertirriego, y las pérdidas de carga y gasto por estos conceptos fueron calculadas, seguramente el riego se está llevando a cabo de manera uniforme, y solo resta, dentro del mantenimiento al sistema de riego, hacerlo también con el equipo de filtrado.

Existen dos aspectos críticos que pueden colapsar el sistema de riego: que el tamaño del “poro” por donde el agua deba circular libremente y retener las impurezas sea demasiado grande, en cuyo caso parte de esas impurezas estarán circulando hacia los emisores que, dependiendo del tamaño y tiempo de riego, habrán de venir los problemas de taponamiento en corto tiempo. O que el tamaño sea demasiado reducido, y por lo tanto durante el desarrollo del ciclo del cultivo, los sistemas de filtrado van perdiendo la capacidad para filtrar, debido a que las impurezas están ocupando el espacio por donde el agua debería circular y el sistema de filtrado (arena, disco, malla) esta teniendo serias dificultades para hacer que el agua siga fluyendo.

Actualmente se encuentran en el mercado varios tipos de filtros llamados de “retrolavado automático” siendo esta su principal ventaja, sin embargo en muchas ocasiones y dependiendo de la reditualidad del cultivo, el costo puede ser considerable en relación al sistema de riego en general. En tales circunstancias queda la opción de hacer el lavado manual.

irrigation-equipment

A medida que la suciedad se acumula dentro del filtro, la circulación del agua se dificulta y se hace mas lenta, esto constituye una de las principales causas de pérdida de uniformidad el sistema de riego.

En función del gasto y del tamaño del filtro, será la pérdida con la que se diseña, sin embargo, con las obturaciones, esta pérdida de carga aumenta originando, en principio un mal funcionamiento del sistema de riego, pero, además, un mayor esfuerzo del equipo de bombeo, y por lo tanto un mayor consumo de energía, en general las eficiencias se reducen notablemente.

Para prevenir estos inconvenientes es recomendable revisar constantemente durante el riego las variaciones de presión entre la entrada y salida del filtro, cuando esta sobre pase los 0.5 kg cm-2, es un buen momento de hacer un lavado; en general se recomienda hacer un lavado del filtro después de cada aplicación, aunque esto depende en gran medida del origen del agua para riego, si esta viene de pozo profundo, seguramente estos problemas no existe por concepto de impurezas, y solo se habrán de atender los factores de acumulación de sales por efecto de la solución nutritiva.

Cuando las necesidades de riego son tan necesarias para no detener el riego, es posible colocar una batería de filtros controlados por válvulas simples de paso, mediante las cuales se pueda manejar el filtro a utilizar; con esto se busca que si un filtro presenta problemas de pérdida de presión, existe la posibilidad de cerrar esta vía y abrir uno limpio, sin necesidad de apagar y por lo tanto interrumpir el sistema de riego.

Si se coloca el sistema de filtro en paralelo, la capacidad de filtrado será la que resulte de la suma de las capacidades de cada uno de ellos; por el contrario, si la colocación de los filtros es en serie, la capacidad de filtración será la que aporte el filtro con la menor facultad de hacerlo. Si el agua trae consigo partículas pesadas como arenas, es posible construir un embalse con varios “pisos” de tal manera que las partículas vayan depositándose en el fondo y el agua sea tomada de una parte si arenas.

Si esa agua tiene una combinación de partículas, es conveniente también hacer una combinación de sistemas de filtrado, comenzando con partículas mas grandes con un filtro de arena (retiene partículas orgánicas en suspensión), anillos para las suspendidas y/o mallas que en función del numero de hilos por pulgada cuadrada (mesh), puede ser un eficiente sistema de filtrado, y muy fácil de lavar.

lineas-de-riego