Nuevas tecnologías y el e-commerce en el campo mexicano (1/2)

Nuevas tecnologías y el e-commerce en el campo mexicano (1/2)

“Quien está sentado a la sombra es porque alguien hace tiempo plantó un árbol”
Warren Buffet

Publicidad

El artículo que hoy expongo es una pequeña introducción a dicho tema para después proceder a dar una pequeña guía sobre su utilización en las actividades agrícolas y, de esta forma, contribuir a un entendimiento básico y más claro de un tema impregnado en nuestra vida diaria a pasos tan acelerados como lo está siendo y que podamos utilizar para generar valor.

Como antecedente, hace 25 años cuando se firmó el TLC (ahora T-MEC) recuerdo que los agoreros de aquellos años decían que México se encaminaría a un desastre económico en el campo mucho peor que el que prevalecía en aquella época y que el atraso tecnológico y productivo se iba a agudizar mucho más.

Por fortuna, eso no sucedió y hoy en día México ya está convertido en el proveedor estratégico de América del Norte de alimentos en fresco, logrando un impulso exponencial en productos como el tomate rojo, el aguacate, el tequila, las berries entre muchos otros, al cierre de 2018 y por cuarto año consecutivo arrojó cifras positivas en la balanza comercial externa, es decir, vendimos más productos agrícolas de los que importamos y, por consiguiente, el campo mexicano sigue generando divisas y empleos para el país en el sector agrícola.

En cuanto a las nuevas tecnologías, a través de las redes sociales vemos videos de la robotización y automatización de las actividades agrícolas con tractores autónomos o robots que cosechan frutas dentro de invernaderos con una exacta y fina precisión para no dañar los frutos, también cada día escuchamos desde nuestro teléfono llamadas en un call center con una voz robotizada para ofrecernos algún producto o resolvernos algún problema de nuestra cuenta bancaria.

En el norte del país hay invernaderos que utilizan sistemas de blockchain para el control de plagas y enfermedades o son utilizadas para el fertirriego automatizado, entre otros. Sin embargo, utilizar y aplicar estas tecnologías requiere de inversiones elevadas, que para productores de tamaño medio o pequeño es difícil de desembolsar, por lo tanto, antes de hacer recomendaciones de la forma en la que podemos utilizar las nuevas tecnologías sin hacer grandes inversiones monetarias y en ocasiones sin desembolsos monetarios adicionales a los que ya hacemos en la factura de nuestro servicio celular o de internet, pretendo hacer un listado de conceptos (diccionario básico) de la terminología utilizada en el e-commerce, con el objeto de comprender mejor y hacer uso del comercio digital como vendedores.

Terminología básica digital

Millennial: personas nacidas entre 1985 y 1995, que actualmente se encuentran en edad de ingresar a la vida laboral y que nacieron cuando empezó la transición a la utilización del internet, consumen y compran artículos en gran medida a través del e-commerce.

Centennial: personas nacidas entre 1995 y 2005 que nacieron con la existencia de la conexión total a internet, se estima que sus patrones de consumo serán en su totalidad a través del e-commerce.

E-commerce: actividad de compra-venta de productos y servicios a través de medios electrónicos, como pueden ser redes sociales, paginas web, aplicaciones, entre otras.

Redes sociales: una estructura social integrada por un conjunto de usuarios (personas) que se encuentran relacionados de acuerdo a un criterio como puede ser amistad, negocios, familiar, etc., comunicadas a través de una plataforma digital creada específicamente para entrelazar y comunicar a dichos grupos, como son Facebook, Instagram, YouTube e incluso el famoso y diariamente utilizado WhatsApp.

Páginas web: documento electrónico que tiene un texto, imágenes, sonidos o voces, que generalmente presentan información de una marca o empresa y su red de contactos, ya sea para presentarse o incluso para vender sus productos.

Aplicación (digital): Es un programa para que un usuario la utilice e interactúe dentro de la misma para obtener o utilizar información de una forma amigable, como puede ser el acceso a un periódico, a una red de estaciones de música, plataforma de taxis, etc.

Tienda digital /virtual/ online: comercio que se realiza sin instalaciones físicas como un local de atención al público, ya que se realiza a través de una página web, una aplicación o incluso a través de correo electrónico.

Inteligencia artificial: actividad realizada por máquinas computarizadas a través de programas y algoritmos que son capaces de aprender o resolver problemas, actualmente tienen aplicación a través de robots para realizar actividades a través de tiendas digitales de atención a clientes.

Blockchain: es el almacenamiento y agrupación de la gran cantidad de datos que generan las personas a través del mundo digital, como pueden ser redes sociales, paginas web o aplicaciones, la información contenida en blockchain no cambia, ya que su base es el almacenamiento de la información desde la fuente.

Big Data: es el manejo de la información generada por el blockchain, le da estructura a los datos, segmentándolos, agrupándolos para su análisis y darle significado a toda la información generada por los usuarios para tomar decisiones, de estrategia de ventas, de publicidad e incluso de impacto social.

Analytics: archivos de información resultantes del análisis del Blockchain y del Big Data para tomar decisiones, como comportamiento de usuarios o clientes, conversaciones, etc.

Internet de las Cosas: es la interconexión que tienen los objetos que utilizamos a diario con la conexión a internet, como puede ser una estación meteorológica de un invernadero, conectada a internet que nos da el estado del tiempo en el momento real en nuestro teléfono celular.

Podcast: es un sistema de difusión a través de un medio de voz o video

Post: texto escrito que se publica en internet

Cookies: archivos digitales almacenados en nuestro navegador (Teléfono celular, Computadora, tableta) que obtienen datos sobre nosotros para ser utilizados en publicidad, una base de datos entre muchas otras.

Conclusión

Es importante conocer el lenguaje básico del comercio digital, ya que no es una moda ni una tendencia pasajera, es una forma de vida que cambió totalmente nuestra vida y que está evolucionando a una velocidad muy acelerada, que está ocasionando cambios que podríamos haber tomado de películas de ciencia ficción pero que ya son una realidad.

Hay controversias en todo el mundo por la velocidad a la que avanza la digitalización y la inteligencia artificial, pero la única forma de poder aprovecharla es comprendiendo qué es, para qué sirve y de qué forma la podemos utilizar a nuestro favor, partiendo de que las grandes ventajas que nos ofrece es llegar a más personas en todos los lugares donde una red social, una aplicación o un correo electrónico pueda llegar, esto es a todo el planeta, incrementando el comercio entre países y con lo cual podemos conectarnos con mercados que no hubiéramos podido imaginar hace 20 años como pueden ser en Asía o Medio Oriente y no solamente en el bloque de América del Norte.

La utilización de las nuevas tecnologías y el comercio digital son grandes retos que debemos afrontar, desarrollar y aprovechar a nuestro favor en el campo mexicano, sin descuidar el desarrollo de los eslabones de las cadenas productivas, con propuestas de organización de productores, así como productos propios de cada región en nuestro país, debemos acompañarlos con la adaptación a la utilización de la tecnología, para caminar al ritmo de la evolución del mercado, que hoy en día es muy acelerado como ya lo hemos comentado.

En el próximo artículo dedicaremos el espacio para la propuesta de un manual de uso para poder acceder al comercio digital al menor costo.

Da click aquí para leer la segunda parte de este artículo.