Importancia de la morfología floral de las cucurbitáceas

Importancia de la morfología floral de las cucurbitáceas

Importancia de la morfología floral de las cucurbitáceas

La familia de las cucurbitáceas está integrada por 90 géneros y 700 especies. [1]

Publicidad

En la Tabla 1 se muestra el nombre común y científico, número cromosómico y lugar de origen de las especies cultivadas más importantes de la familia de las cucurbitáceas.

tabla-floracion-cucurbitacea

Las cucurbitáceas tienen uno de los sistemas de expresión sexual más variables y complejos, ya que está regulado por factores genéticos y ambientales. La mayoría de las especies son dioicas (plantas con flores unisexuales masculinas o flores femeninas en diferente planta), monoicas (flores unisexuales masculinas y flores femeninas en la misma planta) y andromonoicas (flores hermafroditas y flores masculinas en la misma planta).[2]

Jeffrey citado por Barroso et al (2007) señala que las flores masculinas son las primeras en aparecer; se producen en número mayor y poseen generalmente tres estambres, aunque pueden variar de tres a cinco. El número básico de cromosomas es variable, siendo los casos de poliploidía poco frecuentes.

Desarrollo de la planta

Robinson y Decker-Walters establecen que la expresión sexual en el cultivo de calabaza está controlada por un solo gen, o por dos o más genes en melón y pepino.

Además, la expresión sexual cambia durante el desarrollo de la planta. También se reporta que las plantas de calabaza inicialmente fueron vegetativas, cambiando a androceas (posee flores masculinas) y más tarde a monoica. Se han identificado plantas de calabaza con sólo flores masculinas.

Investigaciones han establecido que en el cultivo de pepino bajo condiciones de días largos, fuerte intensidad de luz y alta temperatura estimulan a las plantas a ser androceas y condiciones opuestas inducen a las plantas a ser ginoceas (solamente flores femeninas).

Reproducción del pepino

pepino-floracionEl pepino se distingue de las otras especies de Cucumis por su número de cromosomas (2n = 14). Inicialmente el pepino era una planta monoica aunque han sido descritas plantas pistiladas (plantas con flores femeninas que poseen un pistilo funcional capaz de producir semillas, pero puede o no tener estambres, o tienen estambres con anteras que son incapaces de producir polen) y andromonoicas.[3]

La planta empieza por ser masculina, pasa por un estado intermedio y acaba siendo femenina.

La calidad de los frutos está relacionada con la expresión sexual. Los cultivares ginomonoicas (flores hermafroditas y flores femeninas en la misma planta) tienden a producir frutos muy pesados antes de que la planta alcance el desarrollo total, por lo que deben ser eliminados a fin de permitir que los frutos siguientes tengan un desarrollo normal.

Los cultivares hermafoditas, andromonoicas y ginoceas producen frutos esféricos sin valor comercial.

Las plantas que producen más flores pistiladas son las deseadas ya que, teóricamente, la producción aumenta con este tipo de flores.

En general, las variedades híbridas de floración completamente femenina y las de floración principalmente femenina son menos vigorosas que los híbridos de floración mixta.

La falta de vigor de las variedades ginoceas es afectada por condiciones de poca luminosidad en otoño e invierno. Investigadores señalan que el mejoramiento de esta planta se enfoca a la obtención de variedades híbridas de floración femenina adaptada a distintas etapas del ciclo anual, como forma para aumentar la cantidad y calidad de la producción.

Se ha establecido que aunque el pepino sea de polinización cruzada, no manifiesta una disminución significativa del vigor cuando se somete a la autofecundación, por lo que la producción, calidad o precocidad no son afectadas.


[1]http://www.botany.hawaii.edu/faculty/carr/cucurbit.htm
[2]http://web.archive.org/web/20010817154229/www.geocities.com/we_evolve/Plants/breeding[3]http://web.archive.org/web/20010817154229/www.geocities.com/we_evolve/Plants/breeding_sys.html _sys.html