Guía de plagas de chiles y pimientos [Parte 2/2]

Guía de plagas de chiles y pimientos [Parte 2/2]

Si no has leído la primera parte de esta serie sobre las plagas más comunes que afectan los cultivos de chiles y pimientos, haz clic aquí para leerla.

No duden en consultar nuestro directorio de agroproveedores si desean más información de los productos que aparecen en esta guía visiten: Hortalizas.com/directorio.

Publicidad

Chinche, Lygus Pratensis

pest 4

Chinche. foto por Susan Ellis

Descripción: Los insectos clasificados como Lygus, Lygus pratensis y otras especies de chinches, miden unos 5 mm de largo y 2.5 mm de ancho, son de forma ovalada y ligeramente aplastados, de color verde pálido a café rojizo, poseen una marca en forma de “V” en la espalda y sus patas y antenas son relativamente largas con respecto al cuerpo. Las ninfas jóvenes son de color verde y tienen aspecto de pulgones, excepto por su actividad superior. Las ninfas adultas pueden ser de diversos colores y de forma similar a la del insecto adulto, desarrollando puntos negros en la parte superior de tórax
y abdomen.

Se alimentan de malezas, forraje, oleaginosas, frutas y hortalizas, entre las que se encuentran chiles y pimientos.

Síntomas y daño al cultivo: Los adultos hibernan en surcos y residuos de cultivos; emergen en temporadas templadas y cálidas, y se alimentan de malezas. La ovipostura tiene lugar en tallos y peciolos de Las hospederas. Los huevos eclosionan 10 días más tarde y Las ninfas comienzan a alimentarse.

La primera generación de adultos aparece unos 45 días después de la emergencia de las hembras ovipostoras; abandonan las malezas huésped y se mudan a los cultivos aledaños. La segunda generación de ninfas se alimenta de dichos cultivos causando daños de relevancia económica.

Poseen órganos bucales con elementos punzantes y chupadores con Los que dañan el tejido vegetal cuando succionan la savia. Además Las plantas sufren reacciones debido al veneno introducido durante la libación.

Monitoreo y búsqueda: La detección de chinches generalmente se compone del barrido de malezas cercanas mediante una red de barrido de insectos y de la inspección visual del cultivo. La observación y apertura de capullos revela la presencia de cualquier ninfa joven presente. Es recomendable utilizar una lupa.

Manejo: Se recomienda limpiar las zonas de malezas próximas al cultivo, ya que éstas sirven como lugar de hibernación de la plaga y como hogar para las poblaciones jovenes en los primeros estadios. Debido a la ocurrencia de dos generaciones en muchas regiones, es aconsejable la utilización de dos tratamientos con insecticidas.