Cómo el trato a su fuerza laboral incrementa el valor de su negocio haciéndolo más sustentable a corto y largo plazo

Cómo el trato a su fuerza laboral incrementa el valor de su negocio haciéndolo más sustentable a corto y largo plazo

Agrícola El Provenir

Agrícola El Porvenir

Desde los inicios del siglo veinte, cuando la agricultura empezó a producir en grandes escalas más allá de lo autoconsumo, la industria ha dependido en una fuerza laboral migratoria. Por desgracia, la naturaleza transitoria de esta población hizo que fueran vulnerables a una explotación poco articulada. A fin de reformular y restablecer la calidad de vida de los jornaleros, surge el tema de la responsabilidad social empresarial (RSE).

Publicidad

Un sinnúmero de modelos para implementar la RSE han sido propuestos, pero los que más impactan la calidad de vida de los jornaleros vienen de ellos mismos porque han sido otorgados la oportunidad de desarrollar el modelo y asegurar que se cumpla.

Esta novedad representa una transición enorme en la industria, y un avance esencial ya que la producción requiere de un personal más tecnificado. Muchos productores se han dado cuenta de las ventajas a largo plazo de invertir en su fuerza laboral, y por ello se han dedicado a establecer un programa de responsabilidad social que intenta servir todos los aspectos de la vida de los jornaleros y sus familias.

Después de varias décadas en que los consumidores vivían desconectados de la producción de alimentos que compraban en el supermercado, nos encontramos en un periodo donde se revaloriza el campo y la producción alimentaria.

sidebarA la vez, este cambio de consumo ha forzado a que los productores demuestren sus pasos para cultivar no sólo un buen campo pero también una buena vida para todos los involucrados en la agrícola. Dicho de otra manera, ahora debe haber una historia entera, transparente y detallada, detrás de los productos frescos en el estante que incluya el trato a las manos que los cosechan.

La RSE no sólo se preocupa de la transparencia y la trazabilidad de los productos, sino trata de temas universales de alta seriedad, como los derechos humanos, la abogacía para gente de pocos recursos, y la vinculación de ganancias económicas con el crecimiento personal de los peones que hicieron posible estos ingresos.

Nuevas obligaciones morales y de justicia
Los productores se están enfrentando a nuevas obligaciones, inclusive una gama extensa de certificaciones para satisfacer las demandas evolucionadas del consumidor. El programa de RSE está dentro de esta gran lista.

Esta transición subraya el hecho de que cada empresa tiene que ser más transparente, pero que a fin de cuentas rinde mayores ganancias.

A pesar de la gran cantidad de trabajo adicional, estas inversiones han mostrado su valor y dan excelentes resultados. El caso de Agrícola El Porvenir en Culiacán, Sinaloa revela cómo los productores pueden recibir resultados impresionantes a través de la implementación de un programa RSE.

Caso de éxito en Culiacán
Esta operación y su presidente, Daniel Cárdenas, ha estado a la vanguardia de la implementación del modelo comunitario de RSE. Invirtió en un programa para fomentar la productividad de la empresa a través de apoyos que proveyeran todas las necesidades para el buen desarrollo de los jornaleros y sus familias. El dueño estableció la fundación Cárdenas, a fin de que realizaran un diagnóstico de necesidades de la fuerza laboral, últimamente brindando apoyo para desarrollar una programación que facilite el crecimiento de todos. Bajo su supervisión se realiza el Programa Comunitario el Porvenir que se aplica en 5 campos.

Tanto los gerentes como los trabajadores quedan contentos con las mejoradas, porque este programa aseguró que todos fueran incluidos y ofrecidos la oportunidad de recibir más entrenamiento y seguir expandiendo su rol en la operación. Resulta que el cambio de personal bajó drásticamente junto con la tasa de absentismo entre los jornaleros — especialmente las mamas.

Agrícola El Provenir

Agrícola El Provenir

Lili López Ceniceros, directora operativa de la Fundación Cárdenas y asesora del Programa Comunitario El Porvenir en la agrícola, destaca que los resultados tienen alcance profundo: “Las buenas prácticas de la responsabilidad social tienen el poder de transformar las vidas de los que sirven,” dijo en una plática durante la conferencia anual de la asociación nogalense de importadores: Fresh Produce Association of the Americas (FPAA, por sus siglas en inglés). Ella enfatiza que los beneficios y ventajas del programa se deben al hecho de que los trabajadores se sienten empoderados por haber sido dado los mecanismos para que ellos mismos puedan poner el programa en vigor.

El valor de esa clase de inversión se siente con un impacto inmediato y sustenido para López. Comenta que “se ven las ventajas de estas prácticas de una manera muy clara.”

Para los productores interesados en implementar algo así, existen varias fuentes de apoyo, ya sean financieras o de asesoría. Según López, los fondos disponibles para los productores son mayormente fondos del gobierno federal de la Secretaría de Desarrollo Social. (SEDESOL)   http://www.gob.mx/sedesol.  Existen apoyos para alimentación de niños en guarderías, becas, apoyos para la construcción de viviendas, estancias infantiles, areas recreativas, etc.

Además, ella sugiere que se pueden lograr mucho a través de alianzas con universidades y centros de investigación. Especialmente para obtener tecnologías y pasantes de carreras afines al campo, para diseñar y  realizar proyectos de mejora para los habitantes del campo.

Por último, existen organizaciones de la sociedad civil (OSCs) que pueden replicar programas de apoyo social en campos agricolas, en areas de salud, educación, derechos humanos, cuidado del medio ambiente, etc. Los agricultores se pueden acercar a ellas, para trabajar en conjunto. La Fundación Cárdenas ofrece a productores que quieran mejorar las condiciones de vida de sus trabajadores , asesoría, capacitación y recursos en especie para realizar proyectos de : salud, educación, cuidado del medio ambiente y desarrollo de la familia de jornaleros.