Producción de frutillas orgánicas

Producción de frutillas orgánicas

Balance de precios de arándanosLa producción de frutillas o berries (fresa, arándano, zarzamora y frambuesa) ha tomado una gran importancia en los últimos años, considerando sus efectos benéficos para la salud.

En México, su cultivo se ha concentrado en dos áreas: el centro del país y la región de Baja California Norte. Acorde a los datos oficiales, se estima que las frutillas para el mercado de exportación generan 800 millones de dólares anuales, además de proporcionar una gran ocupación de mano de obra, en su cosecha principalmente.

Publicidad

La producción se ha estado basando en el uso de fertilizantes químicos siendo importante considerar las
condiciones del suelo y su capacidad para proporcionar el sustento y los nutrientes importantes para proporcionarnos calidad y rendimiento en estas frutillas. Es básico considerar que al sustituir los abonos naturales por fertilizantes químicos, provocan el empobrecimiento del suelo y a la vez los cultivos son propensos a plagas y enfermedades.

Uno de los factores a considerar al cultivar frutillas, es la cantidad de materia orgánica en el suelo, ya que ésta es la base de la actividad biológica del suelo y además regula procesos importantes de las plantas, al poner a disposición de las raíces los nutrientes necesarios para un aceptable desarrollo de las plantas, lo que origina la obtención de buenas cosechas y aceptable calidad para la comercialización.

 Acorde a los datos oficiales, se estima que las frutillas para el mercado de exportación generan 800 millones de dólares anuales.

Acorde a los datos oficiales, se estima que las frutillas para el mercado de exportación generan 800 millones de dólares anuales.

¿Qué es la materia orgánica?
Una de la definiciones más acertadas es que la materia orgánica, es la fracción del suelo que incluye residuos vegetales y animales en diferentes estados de descomposición. Asimismo incluye sustancias producidas por habitantes del suelo, que son tejidos y células de los microorganismos.

La materia orgánica se encuentra en porcentajes del 0.1 al 5% en suelos cultivados y se considerar que es en los primeros 25 cm y se considera que esas pequeñas cantidades pueden influir en las propiedades físicas, químicas y principalmente biológicas del suelo.

La incorporación de materia orgánica en frutillas es básica para la obtención de un adecuado sistema radicular, y ajuste de pH necesario.

La incorporación de materia orgánica en frutillas es básica para la obtención de un adecuado sistema radicular, y ajuste de pH necesario.

Además afecta las estructuras en el suelo, aumentando la porosidad, mejora las relaciones aire-agua y reduce el efecto de la erosión, ocasionado por el agua y viento.

Los principales elementos que constituyen la materia orgánica son carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno, los cuales son producidos por los organismos vivos.

Considerando lo anterior, la materia orgánica es esencial en el desarrollo de las plantas. De esta manera es importante considerar las aplicaciones de cantidades considerables, lograr una biodiversidad aceptable y optimizar el ciclo de nutrientes en el suelo.

La aplicación de compostas es más conveniente al momento de la plantación del cultivo.

La aplicación de compostas es más conveniente al momento de la plantación del cultivo.


Condiciones del suelo para frutillas

Considerando el cultivo de arándano, uno de los factores importantes es el pH, el cual debe fluctuar entre 5.0 y 6.0. La textura del suelo debe ser liviana, y de naturaleza limosa a franco-arenosa.

Además debe de ser poroso y con abundante materia orgánica, para una aceptable retención de humedad. Respecto al pH, este es un punto de importancia a considerar cuando se pretende cultivar arándano con pH arriba de 6.0, ya que hay que implementar medidas fuertes para bajar este índice.

Se considera que las frutillas son frutos de bosque, los cuales fueron adaptados a condiciones de producción agrícola y por consiguiente responden a un manejo orgánico, como la aplicación de materia orgánica, en base a los aportes de composta y la incorporación de abonos verdes como gramíneas. Lo más adecuado para su correcto desarrollo y a la vez obtener calidad en los frutos sería la producción orgánica de frutillas.

Teniendo en cuenta lo anterior, es fundamental incorporar abonos orgánicos (composta, lixiviado de lombriz, etc.), para fomentar la actividad biológica en los suelos, mejorar las características físicas del mismo, y disponer de una mayor cantidad de nutrientes para estos cultivos.

Cómo aumentar el contenido de materia orgánica
Dentro de la aplicación de materia orgánica, las compostas y lombricompostas son importantes desde antes del inicio de las plantaciones; otro factor importante es la utilización de lixiviados que pueden aplicarse en el agua de riego.

Otra de las recomendaciones para incrementar los contenidos de materia orgánica en el suelo, es el establecimiento de un abono verde antes de plantar las frutillas. En este sentido, es conveniente la utilización de leguminosas, ya que aportan adecuadas cantidades de nitrógeno, debido a su interacción con bacterias fijadoras (Rhizobium spp.) de este nutriente. Entre las plantas que se pueden utilizar estan las siguientes: habas, tréboles, alfalfa y plantas del genero Vicia sp.

Casos positivos del uso de materia orgánica en frutillas
Se ha reportado para el cultivo de frambuesa que, con aplicaciones de guano antes de la floración (850 kg/ha) y después de la primera cosecha (430 kg/ha), se obtuvo un aumento en rendimiento de 40%, comparado con los tratamientos de composta de 10 t/ha por año [Céspedes, et al 2012].

La utilización de cubiertas vegetales es de gran importancia, reportándose que el uso de tréboles blancos en frambuesa, y a través de la descomposición de sus residuos en el suelo, han logrado transferir cantidades considerables de nitrógeno, ya que analizando el nitrógeno en las hojas se ha obtenido desde un 10 a un 35% de este elemento, en comparación con testigos sin utilizar esta leguminosa [Céspedes, et al 2005].

Es importante para la obtención de calidad y rendimiento, la aplicación de suplementos foliares a base de calcio y boro, con el fin de mejorar el amarre de frutos y calidad de los mismos.

Sin duda la aplicación de aceptables cantidades de materia orgánica al suelo, al momento de la plantación, y durante el ciclo del cultivo, es importantes. Asimismo el uso de lixiviados y preparados orgánicos al follaje, en conjunto con análisis de suelo y foliares serán de gran importancia en la obtención de excelentes rendimientos y calidad de frutillas.

La tendencia para la producción de estos importantes frutos es de ser orgánicos y en consecuencia, de mayor utilidad para el consumidor.


El autor Dr. José Cosme Guerrero Ruiz, es Profesor-Investigador en Departamento de Agricultura y Ganadería de la Universidad de Sonora (México) y colaborador habitual de la revista Productores de Hortalizas. Pueden escribirle a [email protected]
La coautora de este artículo, M.C. Diana Francisca Pérez, es Profesora-Investigadora, en el área de Sistema, Universidad Estatal de Sonora (México).