Científicos secuencian el genoma de la fresa silvestre

Científicos secuencian el genoma de la fresa silvestre

Cuida esas fresas

Un equipo de científicos dirigido por las universidades de Florida y Virginia Tech (Estados Unidos) publicó recientemente y por primera vez, la secuencia del genoma de la fresa, la cual está formada por 34,809 genes. Este hecho ayudará a identificar y comprender los genes específicos que regulan diferentes cualidades y aspectos de este cultivo, tales como sabor, aroma, color y contenido de azúcares y ácidos.

Publicidad

El equipo contó con la participación de 75 científicos de 38 instituciones de todo el mundo, principalmente de Estados Unidos, Nueva Zelanda y Europa. Fue un trabajo verdaderamente grupal, ya que cada científico contribuyó a la secuencia final con una pequeña parte. Si se compara la secuencia del genoma con las letras del alfabeto, se puede decir que cada científico o subgrupo aportó una serie corta de letras, o genes, pero no el alfabeto entero, o secuencia completa. Por ejemplo, un científico podría contribuir su identificación de la serie A-B-C, otro contribuye C-D-E, otro descubre E-F-G, etc. Entonces, entre todos los que participaron en la investigación, se pudo conseguir la secuencia completa. Toda la información acerca de la secuencia está disponible para el público.

Productores de Hortalizas tuvo la oportunidad de hablar sobre el asunto con el Dr. Stefan de Folter, Profesor Investigador del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), ubicado en el estado de Guanajuato, México. De Folter trabaja en un laboratorio que estudia los genes involucrados en la floración y fructificación de las plantas.

Cuando le preguntamos al Dr. de Folter sobre la importancia de conocer y entender la secuencia del genoma de un cultivo, nos comentó que la secuencia del genoma de un organismo es como un esquema que contiene toda la información necesaria para su crecimiento. La fresa silvestre tiene alrededor de 35,000 genes que componen su secuencia completa correspondiente, y entenderla podría abrir un camino hacia la producción de una mejor fresa.

Ahora que se sabe la secuencia del genoma de la fresa silvestre, se podría empezar a identificar cuáles de los genes que la componen son los más codiciados, por estar asociados con cierta resistencia a enfermedades, valor nutricional o sabor, entre otras cualidades. Una vez que se consiga esa información, será posible desarrollar nuevas variedades de fresa más fuertes, sabrosas, resistentes, etc. No obstante, De Folter comentó que se va a tardar algún tiempo en identificar los diferentes genes necesarios para el desarrollo de estas variedades.

Señaló que, dada la similitud entre las secuencias de la fresa y otras frutas como manzana, pera, durazno y moras, quizá en el futuro haya la posibilidad de usar la información obtenida de la secuencia de la fresa para realizar algunas de las mismas investigaciones en otros cultivos, también, para mejorar su calidad. 

El impacto que este descubrimiento tendrá para el productor no se sentirá de inmediato, ni cambiará la manera en que está manejando sus cultivos en este momento. Todavía se necesita investigar más a fondo para poder llegar al punto de desarrollar las nuevas variedades mejoradas, pero descubrir esta secuencia sin duda facilitará este proceso en el futuro.

 

 


Fuentes: Entrevista con el Dr. Stefan de Folter, Profesor Investigador del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio); Strawberry genome-sequence will lead to better fruit for consumers; Secuencian el genoma de la fresa silvestre