La reingeniería de la agricultura, ¿cómo hacer más con más? (1/2)

La reingeniería de la agricultura, ¿cómo hacer más con más? (1/2)

La reingeniería de la agricultura moderna o de alto valor es una realidad que la industria debe considerar como una herramienta para la lograr la subsistencia hacia el futuro. El objetivo de ésta debe ser establecer secuencias e interacciones nuevas tanto en procesos como en regulaciones.

Publicidad

El concepto general se concentra en un análisis y rediseño radical tanto de la estructura como de las vertientes en que se ramifica (como costos, calidad, servicio y velocidad). El objetivo finalmente es incrementar la capacidad de gestión al establecer, de un modo planificado, secuencias e interacciones para aumentar la eficiencia, la eficacia, la productividad y, finalmente, la efectividad.

Es sobre este tema de reconfiguración que Eric Viramontes, especialista del sector agroalimentario y director ejecutivo de Meister Media Worldwide de México, presentó la mesa redonda que se llevó bajo el título de “Reingeniería de la agricultura: hacer más con más”, dentro del contexto del evento BioCentral México 2018, en la ciudad de Guadalajara. Esta mesa tuvo a representantes de las principales instituciones de investigación en el país para establecer una comparación crítica de la agricultura convencional y sus consecuencias —tanto de salud pública como ambientales— ante una forma nueva de hacer agricultura.

El director ejecutivo de Meister Media México aperturó la mesa con el hecho de que una de las cosas que han diferenciado en los últimos veinte años al sector agroalimentario es el concepto de la agricultura de sustento contra la agricultura de valor, ante lo cual, en México, comenzamos a entender el cambio de visión, dijo: “en lugar de pensar en producir kilos por metro cuadrado hemos cambiando a pensar en dólares por metro cuadrado, buscamos la rentabilidad de los negocios, cambiamos en pensar de producir alimento a producir ingresos para toda la cadena productiva de la agricultura mexicana”.

Viramontes presentó el dato de que México cerró el año 2018 con exportaciones superior a los 35,000 millones de dólares en el sector agroalimentario, ampliamente diferente a lo que hace escasas décadas se exportaba. “Nos encontramos —dijo— ante una nueva era de la agricultura mexicana.”

Reingeniería en la agricultura: principales retos y cambios en el sector agrícola mexicano

Félix Tarrats, director general de CEICKOR, es un reconocido productor mexicano desde hace más de veinte años con especialización en manejo de cultivo bajo invernadero, de media y alta tecnología. Asesor de forma permanente en México, así como Guatemala y Estados Unidos, lo cual le aporta un panorama multiterritorial respecto a distintas regiones.

Tarrats comenzó su exposición indicando lo básico de nuestra realidad: “un gran reto alimenticio en el mundo es producir mucho alimento en mayor cantidad y, por el otro lado, cambiar la forma de pensar.” El director de CEICKOR indica que debe existir una agricultura sustentable y una agricultura bioracional, hacia un panorama general de estabilidad: energía geotermal, calefacción solar, invernaderos con ventilación, esto sumado con los problemas ambientales y sociales.

“El gran reto encuentra envolver todo esto hacia una cultura sustentable, construir en el joven una conciencia de hacer una agricultura diferente sin bajar la producción: ¿cómo hacer una agricultura sustentable conservando lo que ha hecho productivo el gremio como invernaderos, berries, etc.?”, planteó el experto.

En la otra voz se tuvo la fortuna de escuchar a Obed Mayoral, director general de Tecnologías Agribest y maestro en Economía Agrícola, así como por parte del Instituto Panamericano de Alta Dirección Empresarial (IPADE), que, sumado con su experiencia, transmitió información valiosa de su conocimiento.

Mayoral aperturó explicando el tema de reingeniería en la agricultura, que es “hacer de nuevo o reingeniar para hacer la agricultura más productiva”. Al igual que el planteamiento de necesidad expuesto por Tarrats, afirmó que “el reto es incrementar, en tres décadas, el 70% de la producción de alimentos a nivel global. ¿Cómo lograr esto? Volver a pensar y hacer la ingeniería agrícola como se hizo hace seis o siete décadas, ‘la Revolución Verde’”.

El maestro en Economía Agrícola nos situó en el presente, afirmó que nos encontramos ante una nueva revolución de la agricultura con la cual se deben romper los paradigmas y las formas en que se han venido desarrollando esta actividad durante las últimas seis a siete décadas. La base es volver a pensar qué nuevas herramientas existen para cambiar estos paradigmas en la producción agrícola para poder incrementar en ese 70% que requiere la producción de alimentos, con respeto a la salud humana y el medio ambiental, siendo más rentable para el agricultor. En México la gran mayoría de los agricultores están por ceder el mando a las nuevas generaciones, el problema es que las nuevas generaciones ya no gustan de la agricultura. La agricultura ha perdido el valor que todos debemos dar: “es el origen del ser humano”, dice el experto.

La reingeniería necesita de la mano de todos, de las diversas innovaciones en el mundo para ayudar a incrementar de manera radical la producción de alimentos, porque hoy estamos obligados a incrementar esto.

¿Cuál es la nueva definición de sustentabilidad para esta reingeniería agroalimentaria?

El dato más fuerte que se debe de encontrar al día de hoy en la mente de los productores y toda la cadena alimentaria es que en el año 2050 la población mundial será de 9,100 millones de personas. Para alimentar a todos sesu debe aumentar 70% la producción de alimentos (FAO, 2015). Frente a esto una pregunta básica es cómo lograrlo, y una respuesta sencilla y práctica es: debemos de pensar diferente, debemos cambiar la forma, debemos “reingeniarnos”.

Tarrats responde esto basándose en la interrogativa ¿cómo hacer más con más?: “el hecho es que la población mundial seguirá creciendo, especialmente en los países en desarrollo. Por lo tanto, encontramos sí, sustentabilidad, pero se debe cubrir más producción con menos recursos naturales. Esto requiere transformación en la producción de alimentos con uso de las nuevas tecnologías para adaptarse y mitigar el cambio climático. Necesitamos hacer las cosas diferentes”.

La buena tecnología, por ejemplo en invernaderos, está alcanzando buenos niveles de productividad, pero para aumentar en un 70% se debe cambiar radicalmente la forma de hacerlo, indica Félix. Otro reto ante esto es la alta migración a zona urbana, “todo mundo quiere vivir en la ciudad, nadie quiere ser agricultor, nadie quiere vivir en el campo”. Y por otro lado, el movimiento de las frutas y las verduras son un flujo que no aporta sustentabilidad: “producir en México para mandar a Japón sí es un buen negocio, pero no es sustentable”, afirmó el experto.

¿Cuáles son algunas soluciones? Félix Tarrats comenta que una primera solución para crear sustentabilidad son certificaciones en agricultura sustentable. La agricultura protegida modifica el clima, una agricultura sustentable deberá tener elementos naturales en mayor grado, “el mejor clima es el que está afuera”.

Por ejemplo: mallas para mejor ventilación natural; calefacción solar y geotermal (que utiliza el agua caliente del subsuelo y luego se emplea para regar); sustentabilidad en el agua con ahorro y recirculación, así como captación de agua de lluvia); sustentabilidad en las enfermedades; y sustentabilidad en la mano de obra con salarios dignos, lugares de trabajo agradables, compartir los beneficios y mejorar las comunidades. Todo esto crea una agricultura sustentable.

“El agrónomo comienza a convertirse en un perfil para un mercado con una demanda en crecimiento, el cual unirá el campo con la ciudad, mejorará la productividad sostenible hacia la demanda a través de la tecnología; reusar, reciclar, reducir, rechazar, con respecto a la naturaleza; y volteará hacia atrás usando los recursos tecnológicos para lograr eficiencia e inclusividad, es decir, juntar el conocimiento del pasado para mejorar nuestra actualidad con las herramientas del futuro”, concluye Tarrats.

En la segunda parte de este artículo, la cual será publicada en la siguiente edición, abordaremos la pregunta: “¿cuál es la nueva definición de sustentabilidad para esta reingeniería agroalimentaria?”, entre otros dilemas más para poder mejorar nuestra industria.

Fuentes y notas:
Lozano Ruiz, Rafael. “Biotecnología Agroalimentaria”. Centro de investigación en Biotecnología Agroalimentaria, UAL.
Herranz Sorribes, Carmen. “La Biotecnología en la Industria Alimentaria”. Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET). Universidad Complutense de Madrid, 2007.