Quimigación a través de la cinta de riego

Quimigación a través de la cinta de riego

En ausencia del bromuro de metilo, los productores han experimentado con una serie de diferentes productos alternativos y diferentes métodos de aplicación para manejar las plagas más importantes que atacan los cultivos. La quimigación a través de la cintilla de riego por goteo es uno de los métodos que se pueden utilizar para combatir a ciertas plagas.

Eviten el taponamiento

Publicidad

El proverbio de “ojos que no ven, corazón que no siente” puede aplicarse a los sistemas de riego por goteo colocados por debajo de las camas de acolchado plástico.

Sin embargo, el mantenimiento constante de la cintilla de riego por goteo puede ayudar a mantener el riego y la quimigación a niveles adecuados durante todo el ciclo de cultivo. Los productores deben monitorear el desempeño del sistema de riego por goteo de maneta constante, revisando que no haya caídas de presión, fugas en el sistema, falta de calibración, ni goteros taponeados.

El taponamiento de los goteros es una de las causas más comunes de las malas aplicaciones por medio del sistema de riego por goteo. Puede ser provocado por residuos arenosos, bacterias, algas y sarro formado por residuos de productos químicos; o puede ser una combinación de todos estos factores.

La fuente del agua de riego influye en gran medida en el taponamiento. De acuerdo con un reporte publicado por de Universidad Estatal del Florida/Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas, EUA (IFAS, por sus siglas en inglés) el crecimiento de algas y bacterias es uno de los principales problemas asociados con el agua superficial. El agua superficial también puede contener musgo y otros residuos orgánicos, cuando no está bien filtrada. El agua de los mantos freáticos puede tener alto contenido de minerales que llegan a formar las incrustaciones de sarro que taponean las líneas de riego.

Debido a la tendencia al taponamiento, se recomienda que los productores monitoreen continuamente el equipo de filtración para evitarlo y que efectúen una limpieza siempre que sea necesario — sobre todo antes de inyectar productos químicos. Se recomienda inyectar ácido, cloro o algún otro producto químico que sirva para tratar el agua, a fin de eliminar las partículas aglomeradas de productos químicos y materia orgánica. En los sistemas de bajo volumen de agua, es necesario limpiar las líneas y los goteros del sistema de riego, para evitar el taponamiento. Es importante enjuagar las líneas después de terminar de inyectar algún producto químico. Muchos productos químicos — en especial algunos de los fumigantes que se aplican por inyección — pueden dañar las líneas de PVC si permanecen dentro del sistema después de que se ha terminado con el ciclo de inyección.

Después de inyectar productos químicos, los operadores del sistema de riego deben dejar trabajando el sistema con agua limpia durante suficiente tiempo, para asegurarse de que para que el sistema haya quedado totalmente purgado.

consejos al inyectar
Expertos de la Universidad de Florida (EUA) recomiendan a los productores que lleven un programa de mantenimiento en el que se incluya la inspección de los componentes mecánicos del sistema, así como las líneas de riego por goteo. Algunos productos químicos inyectados pueden degradar los componentes del sistema con el paso del tiempo y es necesario darles mantenimiento o reemplazarlos.

Registren de manera periódica los caudales de flujo y la presión de la bomba, para garantizar el buen funcionamiento del sistema.

Mantengan un registro de todas esas inspecciones; las cuales deben hacerse por lo menos cada dos semanas. Si se observan diferencias grandes en los caudales de flujo y las presiones operativas normales, consulten a un experto en reparaciones de sistemas de riego por goteo.

La clave para tener éxito en la quimigación, es la persistencia en el monitoreo del desempeño del sistema y la implantación de las medidas correctivas necesarias. Estas prácticas no solo mejorarán el desempeño de la quimigación, sino también ampliarán la vida del equipo de riego y de sus componentes.