La India: perfil de un país con autosuficiencia alimentaria

 AUTOSUFICIENCIA ALIMENTARIA DE UN PAÍS VEGETARIANO

Por Dr. Fernando Ramos Gourcy y Cristina Alejandra Ramos Martín

Publicidad

La República de la India (Bharat Ganrajya) es una de las civilizaciones más antiguas del mundo, con una variedad caleidoscópica y rica herencia cultural.

Este maravilloso país ha alcanzado el progreso en todos los aspectos socio-económicos durante los 69 años de su independencia. Bharat Ganrajya es autosuficiente en la producción agrícola y es uno de los países industrializados más importantes del mundo y una de las pocas naciones que producen alimentos en armonía con la naturaleza en beneficio de las personas.

Perfil geográfico

Dividido en 29 estados y siete territorios, se extiende desde las alturas del Himalaya cubiertas de nieve hasta las selvas tropicales del sur, siendo el séptimo país más grande del mundo. La República de la India se distingue del resto de Asia demarcada como está por la montaña en el norte, el Golfo de Bengala en el este, el Mar Arábigo en el oeste y el Océano Índico al sur, que le dan al país una entidad geográfica distinta.

El clima de la India en términos generales se puede clasificar como un monzón tropical. Pero, a pesar de que la mayor porción de la parte del norte de la India está más allá de la zona tropical, todo el país tiene un clima cálido caracterizado por temperaturas relativamente altas e inviernos secos. Hay cuatro estaciones bien definidas: invierno (diciembre – febrero), verano (marzo-junio), estación del monzón en el suroeste (junio-septiembre) y la temporada posterior del monzón (octubre- noviembre). La parte continental se compone de cuatro regiones, la gran zona de montaña, llanuras del Río Ganges, la región del desierto y la península del sur .

La población del 2011 era de 1,210 millones de personas siendo el 80% del país Hinduista.

Implementación de prácticas sustentables

La agricultura, con sus sectores afines, es sin duda, el mayor proveedor de los medios de vida en la India, más aún en las vastas zonas rurales. También aporta una cifra significativa al producto interno bruto (PIB).

image2

Productos hortícolas. Mercado de la ciudad de Udaipur en el estado de Rajasthan.

La agricultura sostenible, en términos de seguridad alimentaria, el empleo rural y tecnologías ambientalmente sostenibles, como la conservación del suelo, la gestión sostenible de recursos naturales y la protección de la biodiversidad, son esenciales para el desarrollo rural integral. La agricultura en la India y sus actividades afines han sido testigos de una revolución verde, una revolución blanca, una revolución amarilla y una revolución azul.[1]

Cambios agrícolas en el país

La “Revolución Verde” en la India fue un período en el que los cultivos en campo incrementaron sus rendimientos debido al empleo de paquetes tecnológicos, uso de fertilizantes químicos de síntesis, de sistemas de riego, pesticidas, fungicidas y herbicidas para el manejo fitosanitario de los cultivos, entre otros agroinsumos.[1]

Se inició en la década de los sesentas y dio lugar a un aumento en la producción de alimentos, especialmente en las zonas agrícolas del Punjab, Haryana y Uttar Pradesh. La principal novedad fue la siembra de variedades de trigo, las cuales fueron desarrollados por muchos científicos, incluyendo el agrónomo estadounidense, Dr. Norman Borlaug.

La “Revolución Blanca” tuvo lugar a finales de la década de 1960. El Gobierno de la República de la India llevó a cabo grandes cambios en el sector lácteo para lograr la autosuficiencia en la producción de leche. Se estimuló el desarrollo y crecimiento de los hatos lecheros en las zonas rurales a través de cooperativas de productores, llevando la leche procesada a los centros de demanda urbana.

Esta política pública promovida por el gobierno fue la piedra angular para el crecimiento y desarrollo del sector lácteo. La iniciativa dio un impulso al desarrollo de la producción de leche e inició el proceso para fortalecer el vínculo entre los productores rurales y los consumidores urbanos.[2]

De importador a exportador neto

El escenario en la producción de semillas oleaginosas de la India ha sido testigo de un giro dramático. El país logró un estatus de “autosuficiente” a mediados de los noventa, pasando de un estado “importador neto a exportador neto” con una producción anual de cerca de 11 millones de toneladas anuales en 1986-1987, a 25 millones de toneladas anuales de semillas oleaginosas en 1996-1997. Esta transformación se ha denominado como “La Revolución Amarilla” y podría ser atribuida principalmente al apoyo institucional, en particular a la puesta en marcha de la Misión de Tecnología sobre Semillas Oleaginosas. Se llevaron a cabo las siguientes acciones: 1) La mejora de la tecnología de producción de semillas oleaginosas, 2) La expansión de la superficie cultivada, y 3) La política de apoyo a los precios.[3]

La “Revolución Azul” significó la adopción de un programa conjunto para aumentar la producción de pescado y productos marinos.

Se inició en 1970 cuando el Gobierno central patrocinó la Agencia para el Desarrollo de Granjas de Pescado (Fish Farmers Development Agency). Posteriormente, se creó la Agencia de Desarrollo de Piscifactorías en Agua Salobre para promover la acuicultura. La Revolución Azul ha traído una mejora en la acuicultura mediante la adopción de nuevas técnicas de cría de peces, programas de mejoramiento genético, comercialización y exportación de pescado. En el marco del programa, se ha producido un incremento significativo en la producción de camarones.

El distrito de Nellore en Andhra Pradesh se conoce como la “Capital del camarón de la India.”[4]

Estrategia de producción

En la India se tienen registradas un total de 277 millones de parcelas dedicadas a la producción de cultivos.

El número de parcelas por explotación es de dos. En promedio cada parcela tiene una superficie de 0.57 hectáreas, lo que da un total aproximado de 158 millones de hectáreas cultivables agrupadas en 138 millones de explotaciones o granjas. De la superficie total, 64 millones de hectáreas son de riego.

El 45% de esta superficie son cultivadas una sola vez durante el ciclo de producción, el 52% son cultivadas en dos ocasiones y, el 2.53% de la superficie irrigada se cultivan en más de dos ocasiones en un ciclo de producción[5].

image3

Distintitos tipos de arroz. Mercado de la ciudad de Jaipur en el estado de Rajasthan.

Los cultivos principales son: arroz, sorgo, mijo perla, maíz, trigo, leguminosas de grano, caña de azúcar, cacahuate y algodón. La superficie de cultivo y los rendimientos dependen de cada estado y del sistema de producción (con irrigación o sin irrigación).

El área bajo cultivos hortícolas (frutas, hortalizas, flores y plantas aromáticas, cultivos de plantación y especies) que era de 12.77 millones de hectáreas durante el año 1991- 1992, ha aumentado a 23.69 millones de hectáreas durante el ciclo 2012 -2013. La producción total durante este periodo se ha incrementado en casi 2.8 veces y la productividad ha aumentado 1.5 veces.

En comparación con las 257.1 millones de toneladas producidas de cereales en el periodo 2012-2013, la producción total de hortalizas fue de 268.9 millones de toneladas.

Las tasas de crecimiento anual en la producción de cultivos hortícolas durante los ciclos agrícolas del 2011-12 y 2012-13 fueron del 4% y 2%, respectivamente. La proporción en la producción de hortalizas en comparación con otros cultivos hortícolas fue la más alta (60%) en 2012-13.[6] De las 138 millones de explotaciones agrícolas que utilizan diferentes tipos de máquinas e implementos agrícolas, se distribuyen de la siguiente forma: arado de madera y/o acero (40%), arado de vertedera (18%), equipos de bombeo de diésel y/o eléctricos (39%), cultivador (6%), tractor (44%), trituradora de caña (animal / energía) (1%) y aspersores (2%).

Del total de explotaciones agrícolas, 84% emplearon fertilizantes (químicos y orgánicos) y el 39% utilizaron semilla mejorada en la siembra de los diversos cultivos. Con respecto al manejo integrado de plagas el 73% de las explotaciones emplearon uno o más métodos para el manejo de plagas en los cultivos.

El control químico es la alternativa más utilizada para disminuir el daño de las plagas en los cultivos, ya que alrededor del 86% de las granjas emplearon esté método. El 7% de las explotaciones agrícolas enviaron muestras de suelo al laboratorio para conocer las propiedades físicas y químicas de los suelos en las parcelas de producción.

De las 138 millones de explotaciones agrícolas, únicamente el 34% fueron reportadas con posibilidades para obtener crédito agrícola. Las sociedades de crédito agrícola fueron la fuente más importante de financiamiento para el 46% de explotaciones agrícolas. El 65% de los préstamos fueron a corto plazo, el 25% a mediano plazo y el 10% fueron a largo plazo. El promedio de edad de los agricultores es de 50 años.

Generando una industria rentable y sostenible

image5

Extracción de agua de una noria con la ayuda de los bueyes para el riego de los cultivos en el estado de Rajasthan.

El desarrollo de las actividades agropecuarias en la India a partir de su independencia en el año 1947, han generado una industria rural sostenible, altamente productiva, rentable, generadora de empleo y riqueza. Sin duda alguna, el mosaico productivo está en función del clima, las regiones y los estados en que se divide geográficamente la República de la India.

El nivel de tecnificación en la producción de cultivos oscila entre sistemas muy rudimentarios que se caracterizan por hacer uso de insumos locales, semillas criollas, abonos orgánicos, y preparados para el control de plagas, enfermedades y malezas.

Por otra parte, existen granjas altamente tecnificadas enfocadas a los mercados de exportación y fuertemente consumidoras de insumos y de energía externa.

Lo maravilloso de la producción agrícola es el establecimiento de políticas públicas que han permitido la organización de los productores, el desarrollo de las granjas y sus comunidades.

image10

Plantaciones de te convencional y orgánico en el estado de Kerala al sur de la India.

Siendo la población de la India una sociedad estrechamente ligada a sus creencias religiosas, en las cuales destaca el Hinduismo como el culto que profesa el 80% de la población, vale la pena destacar que por esta razón, 974 millones de personas no consumen carne de res ni de cerdo. Esta peculiaridad hace que prácticamente toda la población sea eminentemente vegetariana.

Aún y a pesar de este rasgo distinctivo de la sociedad, la India es autosuficiente en la producción de alimentos de origen vegetal, situación que le permite tener soberanía y seguridad alimentaria. Hay pobreza en la India, sin embargo, se puede concluir que la gente tiene fácil acceso a los alimentos que se producen en su país. El concepto de pobreza depende del contexto en que se encuentre la persona. Probablemente un individuo no se considere pobre cuando tenga para comer, aún y cuando carezca de los lujos y comodidades a los cuales estamos acostubrados.

Ejemplo para México

Todos los sectores involucrados en la producción agrícola en México (gobierno, iniciativa privada, instituciones de educación superior, centros de investigación, empresas proveedoras de insumos, medios de comunicación y difusión, etc.) deberían estudiar el modelo de desarrollo de la India y tratar de desarrollar un patrón o estándar propio que permitiera a nuestro país ser autosuficiente y exportador neto en la producción de alimentos de origen vegetal.

image8


[1]National Portal of India (www.india.gov.in/).

[2]Project on Livestock Industrialization, Trade and Social-Health-Environment Impacts in Developing Countries. Annex III: Livestock Industrialization Project: Phase II – Policy, Technical, and Environmental Determinants and Implications of the Scaling-Up of Milk Production in India (www.fao.org/wairdocs/lead/x6170e/x6170e2z.htm#bm107).

[3]Oilseeds in India. A success story in a mission mode (www.apaari.org/wp-content/uploads/2009/05/ss_1999_01.pdf).

[4]Blue revolution in India (www.vajiramandravi.in/blue-revolution-in-india.html).

[5]All India report on input survey 2011 – 2012. Ministry of Agriculture & Farmers Welfare. (agcensus.nic.in/document/is2011/reports/all_india_report_2011_12.pdf).

[6]Hand book on horticulture statistics 2014 (http://agricoop.nic.in/Admin_Agricoop/Uploaded_File/handbook2014.pdf).

 


 

El Dr. Ramos Gourcy es productor agropecuario y profesor investigador del Departamento de Fitotecnia del Centro de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Puede conectarse con el Dr. Ramos Gourcy escribiendo a: [email protected]
Cristina Alejandra Ramos Martín es estudiante del Bachillerato Bicultural del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campos Aguascalientes. Continuó sus estudios en Tapti Valley International School en la ciudad de Surat, India.

Deja un comentario

Avatar Rafael dice:

Excelente tema el de la vermiculita.

Gracias, póndremos en practica.

Rafael Villatoro

Avatar Armin Mendez dice:

Dr. Buen día, he leído el reportaje de la India y me parece un tema muy interesante y sugieren a los funcionarios mexicanos conocer mas sobre el modelo de desarrollo de la India para replicar en nuestro país, soy extensionista enfocado en citricos considero que tenemos muy buenos programas de desarrollo, pero, muy desarticulados con un enfoque mas político que de desarrollo, cual es su punto vista al respecto y si tiene alguna sugerencia para generar desarrollo aun con nuestra situación política actual
Saludos, espero comentarios.

Estimado Armin, gracias por tu comentario.
Durante nuestro recorrido por la India, observamos que las actividades agropecuarias son del interés, tanto del Gobiernos de los Estados como del Gobierno de la República. El desarrollo del sector primario ha sido estratégico para consolidar a la India como un país autosuficiente en la producción y consumo de alimentos, situación que les ha permitido desarrollar otros sectores como la industria del software, la medicina, etc.
Los programas de apoyo del Gobierno Federal en nuestro país tienen como fin el promover el desarrollo de nuestras actividades agrícolas, sin embargo, son insuficientes. Probablemente falte articular una política de estado que integre a los tres órdenes de Gobierno (municipal, estatal y federal). Los estados deben identificar su potencial de producción y definir las estrategias para promover y consolidar su desarrollo. Para la India, Estados Unidos de América, China, países de la Comunidad Europea, el desarrollo del sector primario de la economía es estratégico para consolidar al sector industrial y de servicios. Nosotros compramos alimentos y pagamos con petróleo. Es decir, compramos un recurso renovable por un recurso no renovable y finito.
Saludos.