Consejos para acabar con los Trips en el invernadero

Consejos para acabar con los Trips en el invernadero

Si cultivas hortalizas, como pepinos, sandías, tomates, calabacitas y cebollas; seguramente has tenido problemas con los Trips, esos diminutos insectos con alas y que pertenecen al orden Thysanoptera.

Publicidad

Los trips se alimentan de los contenidos de las hojas de nuestros cultivos succionando con su boca en forma de aguja chupadora, y provocan la formación de cicatrices en la hoja y deformación en su crecimiento, daño en forma de puntitos amarillentos, blancos o plateados en la superficie de la hoja, así como residuos en forma de puntos pequeños de color negro, que son el excremento de estos insectos.

Los nemátodos entomopatógenos provocan la muerte de algunos insectos al liberar una bacteria que es inofensiva para el nemátodo pero mortal para el insecto. El Steinernema feltiae es un ejemplo de un nemátodo de este tipo, que se ha utilizado con gran éxito contra las larvas de mosquito de hongos durante muchos años.

Planeando la emboscada perfecta

Como anécdota, algunos agricultores han reportado que tuvieron éxito con las aplicaciones foliares de nemátodos para controlar los trips. Esto ha hecho desconcertar a los entomólogos, ya que las investigaciones indican que las tasas de mortalidad de este tipo de aplicación son generalmente bajas. El Steinernema feltiae es tanto un nemátodo de emboscada, que aguarda para atacar a su presa, como un forrajero. La persecución de trips de rápido movimiento en un charco de agua sobre el follaje de las plantas parece ser una tarea difícil para los nemátodos. Agrega que son muy susceptibles a la luz ultravioleta, y las posibilidades de tener éxito parecen estar en contra de tales tratamientos.

Las etapas de pre-pupa y pupa de los trips son sésiles, lo que significa que no se mueven. El suelo es el hábitat natural de los nemátodos, por lo que su longevidad es mucho mejor aquí que en los tratamientos foliares, donde sobreviven a lo mucho unas horas. Esa combinación parecería favorecer las aplicaciones de suelo para el control de trips.

Sin embargo, es posible que los productores que han tenido éxito con los aerosoles foliares de nemátodos los estuvieran aplicando con un volumen de agua suficiente, para que los nemátodos estuvieran llegando a la superficie del suelo para ayudar con el control. Los tratamientos del suelo también permiten el control de las larvas de mosquito, que es una ventaja importante.

Consejos para el éxito

La aplicación de organismos vivos, como nemátodos benéficos, conlleva consideraciones adicionales en comparación con un típico tratamiento químico. En la preparación para la aplicación, asegúrate de retirar las pantallas del inyector y del rociador que sean de malla 50 o más pequeñas. Eso asegurará que los nemátodos pasen a través del sistema de irrigación sin impedimentos.

Si se utilizará un rociador en la aplicación, mantén la presión por debajo de 200 libras por pulgada cuadrada (psi) si es posible, con 300 psi como máximo. Después de rociar, continúa aplicando suficiente agua para enjuagar los nemátodos hasta la superficie del suelo.

Las temperaturas de almacenamiento del refrigerador son de 38°F a 40°F (3.3°C y 4.4°C), así que permite que los paquetes de nemátodos alcancen la temperatura ambiente antes de mezclarlos con agua. Las temperaturas ideales del agua para mezclar y aplicar son de 60°F a 75°F (16°C a 26°C), todo un impacto si los nemátodos no tienen la oportunidad de aclimatarse.

Durante las épocas más cálidas del año, el balde de reserva puede calentarse demasiado, lo que puede disminuir la viabilidad del nemátodo. En ese caso, inserta una compresa fría en el balde de reserva para garantizar que la temperatura del agua se mantenga dentro del rango ideal.

Los nemátodos son más pesados que el agua, por lo que, sin una circulación suave, se asentarán rápidamente en el fondo del tanque de reserva o del rociador, lo que dará lugar a una distribución desigual. Lo ideal es que la aplicación de nemátodos comience en cuanto se mezclen uniformemente en el balde de reserva.

El oxígeno se empieza a agotar en el tanque de reserva y puede alcanzar niveles críticos después de alrededor una hora. Se puede utilizar un suave burbujeo de aire a través del tanque de reserva para mantener el agua oxigenada, así como proporcionar la mezcla suave necesaria para mantener los nemátodos en una distribución uniforme en todo el tanque. Dramm tiene una cubeta de agitación/aireación diseñada específicamente para este uso.

Los agricultores inventivos también han encontrado sus propios recursos. De cualquier manera, es importante que no se suministre tanto aire que el burbujeo vigoroso pueda provocar daños a los nemátodos.

La tasa recomendada de aplicación de nemátodos para combatir las pupas de los trips y las larvas de mosquitos con hongos es de 50 millones por 1,100 pies cuadrados. Aplicar de 30 a 50 galones por 1,000 pies cuadrados es un buen volumen de empapado. Las aplicaciones posteriores se realizan generalmente en intervalos de tres semanas, dependiendo de la presión de la plaga.

BASF ofrece una guía de compatibilidad que muestra qué pesticidas y adyuvantes se pueden mezclar en forma segura con nemátodos. Si bien GGSPro no recomienda mezclar nemátodos con pesticidas en el tanque de mezclado, la tabla es útil para saber qué pesticidas se pueden aplicar sobre la parte superior de los nemátodos sin dañarlos.
S. feltiae puede ser una parte importante del control de los trips, ya sea que utilices tú un programa biológico o un programa químico tradicional. Consulta con tu proveedor para analizar las opciones de control en otras etapas de la vida de los trips mediante cualquiera de los métodos.

Referencias:
*Buitenhuis R, Shipp JL, 2005. Efficacy of entomopathogenic nematode Steinernema feltiae (Rhabditida: Steinernematidae) as influenced by Frankliniella occidentalis (Thysanoptera: Thripidae) developmental stage and host plant stage, J Econ Entomol. Oct;98(5):1480-5.

*Buitenhuis, R. and J.L. Shipp, 2008. Influence of plant species and plant growth stage on Frankliniella occidentalis pupation behavior in greenhouse ornamentals. Journal of Applied Entomology 132: 86-88

Artículo escrito por Rick Yates, quien es el Gerente de Servicios Técnicos de GGSPro para Griffin Greenhouse Supplies. Este artículo fue originalmente publicado en Greenhouse Grower, revista hermana de Productores de Hortalizas, traducido y adaptado para la presente edición.