La adopción de productos biológicos en México

La adopción de productos biológicos en México

De acuerdo con estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), para el año 2050, la Tierra habrá alcanzado los más de 9,000 millones de habitantes, es decir, un 30% más de los que vivimos en el planeta actualmente.

Publicidad

Es por ello que, para poder satisfacer toda esa demanda, se deberá producir casi un 70% más de alimento en el mundo, situación que resolvería ese problema, pero desencadenaría otros como la afectación a las tierras de cultivo.
Y es aquí en donde las compañías de todo el mundo deben tomar cartas en el asunto y poner de su parte para que el impacto de la producción agrícola sea el menor posible.

Una de las empresas que desde hace mucho tiempo ha favorecido esta situación es, sin duda, Seipasa, compañía española especializada en el desarrollo y formulación de biopesticidas, bioestimulantes y fertilizantes para la agricultura.

En el marco de la celebración de sus 10 años con presencia en nuestro país entrevistamos a Carlos Castro, director comercial de Seipasa en México, quien nos platicó sus perspectivas sobre la industria de los productos biológicos en el mundo y en nuestro país.

El impacto de la biotecnología

Primeramente, Carlos Castro abordó justamente el tema de las predicciones de la FAO comentadas anteriormente. “Debemos de tomar mucho más en cuenta que tenemos que ser más eficientes bajo las amenazas crecientes del calentamiento global y ante la necesidad de producir de forma sustentable y sostenible en este escenario. Empresas como Seipasa, que se dedican a la innovación y tecnología aplicada a la agricultura, es lo que el mundo necesita”, dijo.

Agregó que hoy en día la tecnología hacia el ramo agrícola ha entrado con fuerza en este sector, el cual es justamente en el segmento donde Seipasa trabaja. De esta manera, la compañía se dedica a obtener y buscar siempre los rendimientos máximos en cultivos cuidando el medio ambiente,es decir, buscar ser más eficientes en la producción, tener mejores cosechas, ser más rentables y eficientes con el control de plagas.

La adopción de productos biológicos en México

Nuevo departamento de microbiología

Al hablar de este tema, Carlos recordó que justamente la empresa española recientemente presentó su nuevo departamento de microbiología, el cual está ubicado en la localidad de l’Alcúdia (Valencia).

Este departamento, en palabras de la Dra. Inmaculada del Castillo, experta en el uso de microorganismos en agricultura sostenible, y nueva responsable de área, “ayuda a generar un conocimiento interno muy valioso acerca de las bacterias que utilizamos para mejorar la calidad y la eficacia de nuestras soluciones. Nos permite dar un paso más en la exploración de la eficacia de los productos, es decir en el conocimiento de su comportamiento y rendimiento en todos los escenarios posibles”.

De esta manera, comentó Carlos, todo lo que ha hecho Seipasa en los últimos diez años es fundamental para el mercado mexicano, tratando de equiparar producciones con Europa y Estados Unidos, y hacer más eficientes a nuestros empresarios agrícolas.

Los biológicos en el México

El director comercial de Seipasa en México agrega que, aunque Seipasa es una fuerte impulsora de las herramientas biotecnológicas para sustituir aplicaciones de uso convencional, aún hay mucho por hacer.

Señaló que el 95% de la agricultura en México sigue siendo tradicional y el 5% restante está manejada por la biotecnología. Y añadió que lo que se pretende es tratar de que ese 95% se vaya reduciendo poco a poco al sustituir esas herramientas convencionales. Pero fue razonable al decir que, por lo pronto, en el futuro próximo la agricultura convencional seguirá dominando.

“México ha ido avanzando muchísimo en este tema, el crecimiento hacia esas formas de aplicaciones se ha fortalecido. La gente está mucho más preocupada en el consumo de productos que no tengan residuos, pero todavía queda mucho camino por recorrer, hemos visto avances de todo tipo, como aquellos que nos permiten reducir el uso del combustible en equipos agrícolas, innovaciones que permiten reducir el uso de recursos como el agua. Y todo esto al mismo tiempo que el calentamiento global se hace más presente”, añadió.

Agregó que en Seipasa han sido capaces de desarrollar soluciones mucho más racionales, capaces de producir alimentos sin residuos, sostenibles con el medio ambiente y con un nivel de eficacia igual o superior a los productos de síntesis química, y en este campo de desarrollo las nuevas alternativas que existen de biorracionales a partir de la biotecnología es donde Seipasa se encuentra actualmente.

“Ahora, el exceso de uso de pesticidas que existe en nuestro país proviene del mal manejo agronómico inicial (como nos enseñaron a hacer las cosas tradicionalmente). Lo que hace es que generan moléculas altamente eficientes en poco tiempo, es decir, disminuyen de manera importante su efectividad biológica creando una resistencia en las plagas, y con ello se obliga a aumentar la dosis para contrarrestar a organismos. Y de esta manera se generan daños ecológicos, ya que no solamente se perjudican a las plagas, sino también a organismos benéficos”, abundó.

Agregó que de esta manera se vuelve imprescindible contar con productos como los que manejan en Seipasa, los cuales generan un menor impacto en el medio ambiente. “Aquí es donde surge la ‘emergencia’ de usar bioplaguicidas y biofertilizantes como las mejores herramientas que se consideran como alternativas. Nosotros vemos que en un mediano plazo serán usos obligatorios para todos estos cultivos”, detalló.

En cuanto al manejo integrado de plagas (MIP), comentó que se requiere un conocimiento profundo del cultivo, ver cuáles son las necesidades nutricionales de la planta en cada una de sus etapas. Lo cual permite aplicar el fundamento básico del MIP, que es la anticipación para prevenir estos “incendios” en lugar de apagarlos ya que aparecieron. En resumen: se debe tratar de conocer cuáles son los requerimientos nutricionales del cultivo, anticiparlos y prevenirlos con ese manejo. “Ningún producto es mágico ni único, ya que es un sistema integral”, señaló.

La adopción de productos biológicos en México

Una década en México

Y esta gran experiencia de Seipasa no surgió de pronto en nuestro país. Este 2019 la compañía española está cumpliendo 10 años en el mercado mexicano, y además están presentes en 20 países, aunque el nuestro fue el primero en el que se comenzó su expansión internacional.

Carlos resaltó que son una empresa española con una clara vocación global y, sobre todo, preocupada por el tema ambiental, la cual apuesta siempre por el registro de productos fitosanitarios a nivel mundial. “Nuestra expansión internacional lo sustenta así, y siempre tratamos de cumplir con los registros de nuevos bioplaguicidas y en el desarrollo local, conocimiento de plagas locales, manejos, herramientas como Pirecris que es una referencia en México para el control de plagas y productos como Fungisei, que es un biopesticida que cubre un amplio espectro de enfermedades de alto impacto”.

“El conocimiento que tenemos en México queremos aplicarlo localmente, no solamente con una recomendación europea o de Estados Unidos o Sudamérica, sino llevarla al mercado local. Y eso es lo que 10 años de experiencia aquí nos han dado”, abundó Castro.

Perspectivas

Con esta década sobre sus hombros, Seipasa tiene grandes miras al futuro: el departamento de microbiología que fue recientemente creado es una de las grandes apuestas de la empresa. Pero además continúan apostando por el registro fitosanitario, “nosotros creemos que la base de poder comercializar, especialmente en un país como México donde existen muchas marcas que no tienen registros, es avanzar con garantías y con el aval de calidad que nosotros manejamos con las restricciones europeas y norteamericanas con todos estos registros que obtenemos”, comentó.

Agregó que, ante todo, lo que da un registro es un aval de que se están produciendo alimentos seguros y orgánicos que certifican que están adaptados a las necesidades de cada país y de cada tipo de agricultura.

Por último, señaló: “vamos a seguir apostando fuertemente por los distribuidores como Natural Grow, Hortisoluciones, en donde estamos creciendo en otros mercados dentro del mismo México, no solamente en área o extensión, sino en cultivos”, finalizó.