Reflexiones sobre un Gran Acuerdo Comercial entre la Unión Europea y México

Reflexiones sobre un Gran Acuerdo Comercial entre la Unión Europea y México

Consideraciones y Reflexiones sobre un Gran Acuerdo Comercial entre la Unión Europea y México

La Unión Europea es plenamente consciente de la importancia socioeconómica que tiene qur forjar una gran alianza comercial con México, y existen voluntades claras de que se vaya a ultimar por ambas partes, para trazar las líneas de un gran acuerdo comercial.

Las negociaciones van por muy buen camino, ya que tanto la Unión Europea como México saben que es fundamental cerrarlo para poder avanzar creando “nuevas oportunidades comerciales”, aunque también es verdad que en aspectos como transparencias o buenas prácticas reguladoras hay más entendimiento, que en otros aspectos como el “acceso al mercado”.

Publicidad

Es evidente, que México y la Unión Europea pueden trabajar “unidos de la mano para afianzar un gran acuerdo comercial y trabajar en capítulo de enorme importancia para este tratado como son el comercio de bienes, las licencias de exportación e importación, sin olvidarnos por supuesto, del área de inversiones y la figura de las pequeñas y medianas empresas, que son fundamentales para impulsar la rentabilidad empresarial en el comercio moderno”.

Dentro de este Acuerdo, es fundamental y así ha sido defendido desde la UE, el respeto a las marcas de calidad, particular las indicaciones geográficas protegidas de los productos, así como también en la mesa de negociación hay temas muy importantes como el azúcar o el plátano, pero con total seguridad, este tratado finalmente se va ultimar, con suerte, antes de que acabe el 2018.

En un acuerdo tan amplio e importante como el que se va a firmar, la UE y México también tienen que abordar el diálogo político y la cooperación, aspectos que ambas potencias están negociando en paralelo al apartado económico.

España: Gran Puerta de México para entrar en Europa

Es obvio, que en este mega-acuerdo España juega un papel muy importante, pues puede convertirse sin ninguna duda, en la gran puerta comercial para que México acceda a la Unión Europea, y probablemente, pueda ser una excelente oportunidad para que aguacates, mangos, limas o limones Persas de México, puedan incrementar su cuota comercial, y estar más presentes en distintos mercados europeos, siendo verdaderamente una alternativa al mercado de Estados Unidos.

Hay mucho que trabajar en este acuerdo, pero si se mantienen las voluntades y el interés, esta gran alianza comercial pronto se hará realidad y, sin duda alguna, será una gran oportunidad de incrementar la rentabilidad y competitividad tanto de las empresas mexicanas como también de las europeas.