Plantación y uso apropiado de acolchado plástico en el cultivo del chile

Plantación y uso apropiado de acolchado plástico en el cultivo del chile

beauty pic 3La técnica de cultivo en acolchado disminuye la evaporación desde el suelo, mientras que el riego por goteo facilita la aplicación de agua y nutrientes con la frecuencia que el complejo suelo-planta requiere.

En el estado de Aguascalientes, el acolchado está promoviendo un aumento significativo de la productividad, con mayor producción y cultivos de más calidad, con menor aporte de agua en el riego, así como mayores ingresos por superficie cultivada y por unidad de agua utilizada.

Publicidad

Con una acolchadora se coloca el plástico y la cintilla, cuidando que los emisores queden hacia arriba. El ancho de los plásticos puede ser de 1.20 metros con calibres de 80 ó 100 micras de grosor. En cuanto al equipo de riego, se recomienda cintilla de calibre 6,000 con emisores cada 20 centímetros. El acolchado debe tenderse de tal forma que no queden bolsas de aire entre el plástico y el suelo.

LEE MÁS: Acolchados de colores para tu producción de maíz dulce

Tipos de acolchados plásticos
En el mercado existen diferentes tipos de película para acolchados variando el uso en función de las características climáticas de la región y el cultivo a desarrollar.

En general, todos los acolchados mejoran el uso del agua y permiten obtener mejores cosechas.

En evaluaciones realizadas en la Finca Piloto de Plasticultura del Centro de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, se ha observado que para chile ancho, con el plástico bicolor blanco/negro se han obtenido los mejores resultados en cuanto a rendimiento; en cambio, para chiles amarillos, los mejores rendimientos se han obtenido con plástico negro.

acolchado

El acolchado plástico blanco/negro tiene las siguientes propiedades y funciones: impide el crecimiento de la maleza, controla afidos y mosca blanca, reduce calor en la raíz (es el acolchado que menos calor provoca a 10-20 centímetros de profundidad) y refleja la luz en la planta.

El acolchado negro impide el nacimiento de malezas pero no logra aumentar significativamente la temperatura del suelo, por lo que se usa en zonas cálidas.
El uso de estos materiales en zonas de alta temperatura puede producir quemaduras en hojas y frutos.

plant distance

Generalmente el fabricante produce los plásticos para acolchar ya perforados. La distancia entre orificios para plantar debe ser de 35 centímetros entre plantas y a doble hilera en “tresbolillo,” lo que da una densidad de plantación de 36,500 plantas/hectárea.

Selección de cultivares
Para obtener el máximo beneficio en este sistema, se recomienda el uso de semilla híbrida certificada y libre de enfermedades, adaptada a la zona de producción y la región.

Los materiales híbridos manifiestan un incremento en el rendimiento, en la resistencia a algunas enfermedades, en calidad del producto, y en cualquier otra característica que expresa mayor vigor que el que manifiestan los cultivares tradicionales.

En función a las necesidades de mercado y del tipo de chile que se desea producir, se recomienda consultar con las empresas de la localidad que distribuyen semilla híbrida, cuáles son los cultivares mejor adaptados a la zona de producción y a la región.

image4

Obtención de plántula
Se recomienda programar con tiempo la obtención de la plántula con empresas de la localidad dedicadas a la producción de las mismas.

El uso de semillas de alta calidad mejora la uniformidad de la germinación y una emergencia rápida, tolera condiciones adversas de agua y resistencia a algunas enfermedades.

Para la producción de plántulas de chile se recomienda utilizar charolas entre 200 y 338 cavidades.

En términos generales una plántula de calidad debe tener un tallo vigoroso, con una altura deseable entre 10 y 15 centímetros, ausente de clorosis, buen desarrollo radicular y libre de enfermedades.

Debe realizarse un manejo adecuado de la plántula desde la entrega hasta antes de trasplante.

Para el transporte de las plántulas deben utilizarse cajas de plástico limpias, desinfectadas y con buena aireación.

Idealmente la caja debe ser un 25% más alta que la plántula. Es recomendable utilizar camiones de carga con caja cerrada y clima controlado. La temperatura ideal de transporte es de 13 a 14°C.

Al llegar a la parcela de producción, es necesario colocar las cajas con las plántulas bajo sombra, con ventilación suficiente, extendidas (no estibadas).
No hay que regar las plántulas en las cajas y si se tiene que hacer, se deberá sumergir parcialmente las cajas en un recipiente con agua para evitar humedecer el follaje.

LEE MÁS: Produce plántulas sanas de pimientos

Plantación
La plantación hay que realizarla lo antes posible. Es recomendable que las plántulas hayan pasado por un periodo de adaptación o aclimatación antes del trasplante definitivo.

Según la ubicación de la parcela de producción, si el predio está localizado en zonas con protección natural a bajas temperaturas y vientos fríos (parcelas ubicadas en laderas o lomas) que por su situación y altura permitan llevar a cabo el trasplante, éste se podrá realizar durante el mes de febrero. En caso contrario, si la parcela está ubicada en un valle plano, la plantación debe hacerse a partir del 15 de marzo, una vez que el periodo de heladas haya concluido.

Antes del trasplante, el terreno debe estar humedecido a saturación. Al momento del trasplante, utilice una cuña o los dedos de la mano para abrir el hoyo donde va a colocar la plántula.

Una vez depositada la plántula de chile en su lugar, con el cepellón perfectamente hacia abajo, tape o “selle” la planta al suelo con los dedos de la mano que usó para abrir el hoyo. Es importante mantener el follaje de la planta libre de lodo.

Entierre la planta dejando los cotiledones 0.5 centímetros arriba de la línea del suelo. Durante el trasplante se deberá cuidar que no queden bolsas de aire en la zona de la raíz.

Es necesario tener la información sobre el manejo que se le dio a la planta durante la producción de la misma y las aplicaciones de productos.

Artículo basado en los trabajos de Fernando Ramos Gourcy, Mario A. López Gutiérrez, Juan A. Aguilar Rubalcava, Jesús M. Fuantos Mendoza, Alberto Margarito García Munguía, Otilio Vázquez Martínez, María Magdalena Ramírez Gómez y Laura E. Pérez Cabrera, todos ellos representantes del Centro de Ciencias Agropecuarias Departamento de Fitotecnia Cuerpo Académico en Producción Vegetal de la Universidad Autonoma de Aguascalientes, Aguascalientes (México).