Los beneficios de composteo para tus cultivos (parte II)

Los beneficios de composteo para tus cultivos (parte II)

Consulta Los Beneficios de composteo para tus cultivos, Parte I, aquí. 

Supresión de Enfermedades. La composta puede ser efectiva para controlar algunas enfermedades transmitidas por el suelo, en especial las de pudrición de raí­z. Al proveer un ambiente favorable y una buena fuente de alimentación, la composta promueve el crecimiento de microorganismos que compiten, parasitan o producen antibióticos naturales en contra de los fitopatógenos.

Publicidad

Fertilidad del Suelo. En general, la composta puede ser considerada más como acondicionador del suelo que como sustituto de los fertilizantes, ya que mejora la productividad vegetal al mejorar las propiedades físicas y biológicas del suelo, además de aumentar el contenido orgánico del suelo, en lugar de proveer de manera directa cantidades importantes de nutrientes disponibles para las plantas.

Al aumentar el contenido de materia orgánica que a su vez promueve la actividad microbiana y el desarrollo del ciclo de nutrientes, las aplicaciones de composta pueden aumentar la fertilidad general del suelo. En los siguientes ciclos agrícolas, el nitrógeno aplicado en la composta estará disponible para nutrir a las plantas.

Tasas de aplicación de composta
La composta debe ser considerada como fuente de nitrógeno de liberación lenta. La mayor parte del nitrógeno que queda después de completado el proceso de composteo, se liga a formas orgánicas y por lo tanto no se encuentra disponible para ser absorbido de inmediato por las plantas.

La composta que se aplica de manera rutinaria a dosis lo suficientemente altas para satisfacer los requerimientos inmediatos de N del cultivo, casi siempre darán como resultado un exceso de aplicaciones de K y P. El P en exceso puede contaminar las aguas superficiales, y en ciertos casos, el exceso de K puede trastornar el equilibrio nutricional de los cultivos.

La dosis de aplicación de composta puede calcularse siguiendo recomendaciones de fertilización resultado de las pruebas de suelo, del análisis de nutrientes en la composta y de métodos similares a los utilizados para determinar las dosis de aplicación de abono animal. Al utilizar este último método, es preciso considerar la disponibilidad de nutrientes en la composta. Generalmente del 10 al 25% del N en la composta estará disponible para las plantas durante el primer año de aplicación; los cálculos para la disponibilidad de P y K en el primer año son más elevados: 40% y 60% respectivamente.

Es importante recordar que éstas son sólo estimaciones y que la disponibilidad real dependerá de la naturaleza de la composta, y las condiciones que presente el ciclo de crecimiento que puedan llegar a afectar la tasa de mineralización de nitrógeno.