El riego imprescindible en la producción en Sinaloa

El riego imprescindible en la producción en Sinaloa

 

El estado de Sinaloa es uno de los principales productores agrícolas en general; por ejemplo, es el principal productor de maíz y tomate.

Publicidad

Un factor crítico en el incremento de los rendimientos sin duda está relacionado con el riego, el cual mediante un manejo razonado, además de lograr el incremento de los rendimientos, es posible también lograr una reducción en el volumen de riego.

Ventajosa localización
Administrativamente ubicada en la cuenca del Pacífico Norte, el estado de Sinaloa es el líder no sólo en producción, sino además en el precio que en el mercado internacional alcanzan sus productos. Esto debido principalmente a sus medios de comunicación que fácilmente colocan las cosechas en el mercado de los Estados Unidos, el cual continua estando lejos de ser cubierto.

No obstante este desarrollo, la region aun existen grandes expectativas en el incremento de la producción agrícola Sinaloa. La presente producción agrícola dista mucho de estar en sus mejores rendimientos; a pesar de las condiciones medioambientales favorables, subsidios oficiales y los canales de comercialización suficientes para la colocación del producto.

Si bien es cierto, existe una superficie significativa en Sinaloa, lo ideal sería también lograr un incremento en el rendimiento a niveles cercanos a los 20 kilos por metro cuadrado, como los obtenidos en Querétaro.

Una estrategia importante para lograr el incremento de la productividad del agua es mediante la tecnificación del riego, y en específico en riego por gravedad 95% predominante en los distritos de riego.

Inviertiendo en mayor eficiencia
Las Asociaciones de Usuarios de Riego (ACUs) con el apoyo de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) están ejecutando el proyecto de Riego por Gravedad Tecnificado (RIGRAT) a nivel parcelario, que tiene como meta mejorar la aplicación del riego parcelario, incrementar la eficiencia a nivel parcelario y generar una cultura de ahorro en los productores.

Actualmente se está llevando a cabo un programa nacional que contempla entre sus metas:
1. La medición de los volúmenes de riego parcelario
2. El uso eficiente del agua mediante el diseño del riego
3. El incremento en los rendimientos de los cultivos
4. El incremento en la productividad del agua, lo que implica ya sea lograr mayores rendimientos manteniendo el mismo volumen de agua, o bien lograr el mismo rendimiento con un menor volumen de agua.

El programa en sí, contempla metas a diferentes niveles, desde el cobro volumétrico del agua a los usuarios y no por superficie a darle un manejo al agua de riego, creando alternativas de uso al agua que debido al uso eficiente en el campo. En conclusion se espera poder ahorrar y contribuir al desarrollo del sector agrícola incursionando con tecnologías innovadoras en la producción de cultivos.

El reto, como se muestra para el caso del maíz, es reducir las laminas por arriba de los 100 cm, a lo que realmente necesita el cultivo (± 43 cm).

Con el diseño del riego necesitamos aumentar la eficiencia de aplicación de agua en la parcela de tal suerte que el volumen de agua puesto en la entrada de la parcela sea muy similar a la lamina neta.

rigrat tabla riego SIN
Para participar en la componente del Riego por Gravedad Tecnificado (RIGRAT), es requisito basico contar con parcelas donde su forma de regar sea por gravedad y cuyas características permitan hacer un diseño (trazo) para la mejor aplicación del agua.
En Sinaloa, los siete Distritos de Riego que están participando en este programa, suman una superficie beneficiada de 40,000 ha, distribuidas equitativamente de acuerdo a la superficie real de riego, cubriendo casi el 5.4 % de la superficie regada.

Las actividades se han iniciado al final del 2014 y han continuado de manera puntual en todos los distritos. El Distrito de Riego 010, Culiacán-Humaya, cuenta con una superficie total de 213,737 ha y 49,259 usuarios, distribuidos en 12 módulos de riego. Es uno de los distritos más importantes del país teniendo como sus principales cultivos: tomate, maíz, sorgo, garbanzo, berenjena, caña, chile, soya y frijol.

El Distrito de Riego 075, “Río Fuerte”, Sinaloa, cuenta con una superficie con derecho a riego de 228,441 ha y un total de 21,454 usuarios.

Fuente de agua para la región
La fuente de abastecimiento aprovechable en el distrito son las aguas superficiales del Río Fuerte y sus afluentes que son almacenadas por las presas Luis Donaldo Colosio Murrieta (Huites) con una capacidad total de 4,568 Mm3 millones de metros cúbicos y una capacidad útil de 2,908.0 Mm3 y Miguel Hidalgo y Costilla con una capacidad total de 4,030 Mm3 y una capacidad útil de 2,930 Mm3. En el caso del Distrito de Riego 063 Guasave, Sinaloa, tienen una de las redes más importantes de distribución de agua, con 5 módulos de riego de grandes superficies y con un gran número de usuarios. Todos los módulos del DR 076 Valle del Carrizo están participando en esta etapa del programa, cada uno con 1,000 has.