Primer invernadero: puntos y sugerencias

por |

Primer invernadero: puntos y sugerencias

La tecnología moderna permite que en cualquier parte del mundo, desde el desierto de Abu Dhabi hasta el Polo Sur de la Antártica, uno pueda producir cualquier cultivo. El factor clave para esta oportunidad es el costo de inversión. Muchos productores optan por invertir en un invernadero, por diversas razones, siendo la más común la capacidad de producir durante todo el año y los ingresos superiores de la cosecha. Sin embargo, recomendamos que revises los siguientes aspectos antes de ver el resultado final, ya que puedes ahorrar tiempo y dinero.

Estructuras y diseños de invernaderos

La variedad de estructuras y diseños de invernaderos disponibles hoy en día es como un buffet. Asegúrate de que eliges una estructura y un diseño que optimiza y utiliza el clima de la manera más eficiente. Esto será fácil si te familiarizas con las ventajas y desventajas de cada uno.

Pueden variar desde muy rentables y sin automatizar para protección contra las tormentas y producción de la temporada corta, a las estructuras de invernadero con controles ambientales para la producción durante todo el año.

Una vez que hayas determinado la estructura que mejor se adapta a tus necesidades, selecciona cuidadosamente los componentes del invernadero (material de cobertura como policarbonatos, los controles de ambiente que van de baja a alta tecnología, sistema de irrigación, etc.) Saber lo que necesitas y lo que mejor se adapta a tu situación geográfica te permite enfocarte en comprar el equipo adecuado, ni más ni menos.

El siguiente paso es encontrar un buen sitio para tu invernadero. Hay 12 factores para considerar al elegir un buen sitio.

  1. La radiación solar: El lugar y época del año suponen una gran diferencia.
  2. El agua: Cantidad y cantidad son clave, ya que se mezcla con los alimentos para abastecer a las plantas y en el enfriamiento por evaporación. ¿Reciclarás / reutilizarás el agua?
  3. Elevación: También afecta a las temperaturas durante las diferentes estaciones.
  4. Microclima: Los factores diferentes que cambian el clima de tu área localizada (latitud, grandes masas de agua, árboles, montañas y otros obstáculos, las nubes y la niebla, las zonas de alto viento, el polvo, la arena y la nieve).
  5. Presión de plagas: Elije un lugar alejado de las áreas actuales de producción agrícola, o crea una zona tapón alrededor del invernadero para separarlo de la producción de otros cultivos que pueden albergar plagas. Elimina todas las malezas.
  6. Suelo a nivel y estable: No coloques tu invernadero en un terreno inestable o cambiante (cerca de los volcanes o placas). La pendiente del terreno es importante para el drenaje del agua. Compacta el terreno antes de construir tu invernadero.
  7. Accesibilidad a servicios: las líneas telefónicas, la electricidad y el combustible (para calefaccion / generación de CO2).
  8. Carreteras:Tener acceso a buenas carreteras es importante para la entrega de tus productos, sino quieres convertir tus tomates al catsup.
  9. La orientación Norte/Sur: Esto varía según la ubicación geográfica, las regiones de latitudes inferiores deben orientar el invernadero y las hileras de las plantas de norte a sur para no tener sombras, mientras que las áreas en el extremo norte (norte de EUA, Canadá, Inglaterra, etc.) orientan de este a oeste para optimizar la exposición al sol durante el invierno.
  10. Capacidad de Expansión: Siempre es mejor comprar más tierra de la que necesitas para empezar, para más tarde tener la posibilidad de ampliar tu producción.
  11. Disponibilidad de Mano de Obra: Se recomienda 2 grupos de trabajadores; Peones (cuidado de las plantas, cosecha y empaque) y Especialistas (oficina, nutrición vegetal, protección, producción, etc.)
  12. Residencia del Gerente/ Dueño: El productor y los gerentes deben vivir muy cerca del invernadero para el caso de una emergencia.

Los cultivos

Un invernadero no estaría completo sin los cultivos. ¿Cuál(es) cultivo(s) debes elegir? Esto se determina más por el mercado que por el productor — quieres producir un cultivo que proporcionará el mejor retorno de tu inversión.

¿Producirás hortalizas para el mercado local, nacional o para la exportación (a qué país)? ¿Existe una demanda para tu cosecha? Esto requerirá un poco de investigación. El departamento agrícola del gobierno es un excelente lugar para comenzar. Si optas por la exportación investiga el departamento agrícola del gobierno del país de destino.

Una vez que elijas tu cultivo o cultivos, debes conocer sus necesidades (temperaturas óptimas para la planta, lo que hace producir rendimientos de alta calidad y con qué frecuencia, saber qué y cómo las plantas actúan cuando están sanas, será más rápido reconocer los primeros signos de enfermedad).

Conclusión

La producción en invernadero puede ser de lo más simple a lo más complejo. Estos puntos son recomendaciones para los primeros pasos básicos para la producción de invernadero, ideados para ayudarte a determinar si y cómo comenzar a invertir sabiamente en un invernadero rentable. Ten en cuenta que la inversión inicial será la mayor inversión y con el tiempo debe devolver beneficios. Cuando sabes lo que necesitas es más fácil hablar y moverte en la industria de agroinsumos.

 

 

 

Artículo basado en un resumen de las presentaciones y recomendaciones del Dr. Gene Giacomelli (Director del Centro de Agricultura en Ambiente Controlado de la Universidad de Arizona), el Dr. Merle Jensen (Profesor Emérito de Ciencias de las Plantas), Dra. Patricia Rorbaugh (profesor adjunto de la práctica en la Escuela de Ciencias de las Plantas) y Dr. Murat Kacira (profesor asociado en el Departamento de Ingeniería Agrícola y biosistemas) durante el Curso de Producción y Diseño en Invernadero de 2011. 

Deja un comentario