Control de tizón tardío en tomate

Control de tizón tardão en tomate

 

Tizón tardío es una enfermedad muy destructiva en cultivos de solanáceas. El patógeno causante, Phytophthora, hace honor a su nombre que significa “destructor de plantas.”

 
 
El tejido del follaje afectado sucumbe rápidamente, siendo su impacto particularmente importante cuando los tallos son infectados, ya que todo el tejido por encima de este punto perece.
 
 
Adicionalmente y para empeorar la situación, el fruto es susceptible en cualquier fase de desarrollo. Esta enfermedad puede ser devastadora, particularmente ante condiciones favorables, ya que el patógeno causante puede producir grandes cantidades de esporas que se dispersan con el viento y siguen su ciclo vital muy rápidamente, avanzando desde la infección a una nueva lesión o mancha que producirá nuevas esporas en 6 ó 7 días.
 
 
A continuación mostramos consejos para controlar esta enfermedad, válidos para producción convencional u orgánica.

 

Controla el Tizón tardío

 
1. Utiliza trasplantes producidos en una zona donde el Tizón tardío no se haya estado desarrollando en plantas, dentro o fuera del invernadero. Algunas razas de este patógeno pueden infectar plantas ornamentales (petunias) y malezas de la familia de las solanáceas. Deben inspeccionar los trasplantes cuidadosamente antes de plantar, para asegurarse que ninguno tiene síntomas de Tizón tardío. Afortunadamente, el patógeno no sobrevive en semilla de tomate.
 
 
2. Selecciona variedades resistentes. Existen en el mercado variedades de tomate con resistencia a Tizón tardío, algunas de ellas complementadas con resistencia a Tizón temprano y Septoriosis o viruela de la hoja del tomate. Consulta periódicamente los catálogos de las compañías semilleras para informarte sobre las últimas novedades.
 
 
3. Controla plantas espontáneas de tomate o papa, así como malezas de la familia de solanáceas, en especial abrojo peludo y gloria o dulcamara, las cuales también son susceptibles.
 
 
4. Inspecciona regularmente tus cultivos en cuanto a síntomas de Tizón tardío y envía muestras de tejido (hojas, tallos) al laboratorio para su análisis si es necesario.
 
 
5. Consulta a tu agencia de extensión o gobierno local para informarte sobre la ocurrencia de Tizón tardío en su zona. Las esporas del patógeno pueden sobrevivir al ser diseminadas a largas distancias (kilómetros) por el viento en condiciones nubosas, ya que están protegidas de los efectos erradicantes de la radiación UV. La lluvia deposita estas esporas sobre plantas ubicadas a grandes distancias de aquellas que fueron foco original de la enfermedad.
 

 

 
 
 
6. Aplica fungicidas de cobre regularmente de manera preventiva, siempre y cuando exista riesgo de Tizón tardío y los fungicidas formen parte de tu estrategia de manejo. El Tizón tardío es difícil de controlar, especialmente cuando los fungicidas no hayan sido aplicados antes del inicio de la enfermedad. Es crítico realizar una aspersión minuciosa, ya que el cobre es un fungicida de contacto.
 
 
 
 
7. Observa tu cultivo. Si se ven síntomas de Tizón tardío en áreas aisladas del campo, es posible salvar el cultivo. El éxito depende de lo temprano que se detecten los síntomas, número de focos de infección presentes sin desarrollo de síntomas, rapidez y minuciosidad en eliminación de tejido enfermo, condiciones ambientales, proximidad a otros campos o invernaderos con Tizón tardío, y etapas de manejo a seguir.
 
Es aconsejable eliminar el tejido de la planta afectada de inmediato, preferiblemente en un día soleado, cuando las hojas estén secas, haya menos esporas, y aquellas desplazadas en el proceso tengan más posibilidades de perecer por exposición a radiación UV. Recuerda que necesitas:
 
  • Depositar el tejido afectado en bolsas y enterrarlas, o depositarlas en una pila y cubrirlas con lona. El calor de la radiación solar incidente matará rápidamente al tejido y al patógeno.
     
  • Inspeccionar las plantas a diario por una semana en busca de plantas infectadas que hayan desarrollado síntomas, y regresar para inspeccionar al menos una vez por semana.
     
  • Aplicar fungicida de cobre cada siete días hasta la cosecha final o hasta que se destruyan los restos del cultivo.
 
 
 
 
 
8. Trabaja en los campos afectados al final. Limpia el equipo entre campo y campo.
 
 
9. Destruye el follaje cuando el Tizón sea grave. Así se eliminan plantas que puedan servir de fuente de esporas para otras plantas en su operación o en las aledañas. Los sopletes de propano constituyen un buen método para destruir follaje con rapidez, pero no son recomendables en cultivos con acolchado o estacados.
 
 
Como este patógeno necesita un organismo vivo como huésped para sobrevivir, para inducir la muerte del patógeno en tomates estacados se recomienda cortar por la base los tallos principales de plantas afectadas y luego cortar tallos más arriba en la mata. Conviene no perturbar el follaje para minimizar desplazamiento de esporas. A continuación, retirar estacas y rafias, y a continuación, majar y cortar.
 
 
10. Vigila los frutos, ya que si proceden de un campo afectado, podrían desarrollar síntomas después de la cosecha y por tanto deben ser inspeccionados antes de su comercialización. Además, podrían tener una vida de anaquel más corta. Se recomienda descartar frutos podridos en vez de depositarlos en la pila de composta, ya que es posible que el patógeno produzca esporas antes de que el fruto se pudra completamente.
 
 
 
 
 
 

 

 

 
Fuente: Artículo basado en “Managing Late Blight in Organically Produced Tomato,” por Margaret Tuttle McGrath. Department of Plant Pathology and Plant-Microbe Biology, Cornell University.

Deja un comentario

One comment on “Control de tizón tardío en tomate

  1. jose luis ñonthe bondha

    muy buena informacion este yo le pidiria q si tienen o cuentan con fotografias en los primeros sintomas del tizon tardio