Manejo y control de ácaros

Ácaro

El Ácaro de dos manchas es una especie común en los tomates y distinguible por sus dos marcas oscuras visibles en su cuerpo anaranjado. Las manchas son indicación del desperdicio acumulado debajo de la piel de éstos, por ende, los individuos jóvenes en desarrollo podrían no mostrar estas manchas.

Los ácaros miden 0.5 mm de diámetro y usualmente se alimentan de la parte inferior de las hojas, en los tejidos cercanos a la nervadura. Existen varias especies de ácaros y típicamente tienen un ciclo de vida corto, de siete a ocho días. Los huevos se sujetan a las telarañas producidas por los adultos, y durante las etapas ninfales, tienen tres pares de patas, parecidos a las de un insecto.

Utilice una lupa de mano para estudiar directamente las partes infestadas y comprobar el número de individuos vivientes por hoja donde sea posible, para así poder medir la presión de la población del ácaro en su cultivo. En un brote de la plaga, los ácaros pueden fácilmente exceder 40 individuos por hoja en cultivos de hortalizas.

Esta plaga suele alimentarse de las células de plantas individuales y causa daños a un ritmo impresionante cuando no es controlada.

Para cuando los productores hayan detectado un brote de ácaros, ya estos habrán completado varias generaciones.

Debido a la alimentación extensiva de los ácaros, la parte posterior de la hoja de la planta puede verse moteada o la hoja entera se torna amarilla y muere.

Durante un brote de ácaros, se pueden percibir telarañas extendiéndose ampliamente por las hojas de las plantas, con masas de ácaros en las orillas de las hojas.

Durante el invierno los ácaros adultos se albergan en los rastrojos de la cosecha y en las plantas silvestres. Esta plaga típicamente se alimenta de cultivos tales como tomates, berenjenas, calabacitas, pepinos, moras y otras hortalizas.

Manejo y opciones de control de ácaros
Abamectina: Es una sustancia derivada de la naturaleza que sirve como un buen insecticida de rescate. Dependiendo de la marca del producto, no se recomienda más de dos aplicaciones secuenciales en los tomates, previniendo así desarrollo de resistencia al producto. El intervalo poscosecha en tomates es de siete días.

  • Bifenazate: Es un veneno de contacto contra los Ácaros de dos manchas, con menos toxicidad para ácaros depredadores y artrópodos benéficos. No se recomienda efectuar más de una aplicación de bifenazate por temporada. El intervalo de poscosecha en tomates es de tres días.
  • Spiromesifen y fenpyroximate: Son venenos de contacto de acción ralentizada. Estos productos pueden tomar hasta cuatro días para activarse después de la aplicación, y puede tomar hasta dos aplicaciones para controlar los brotes de ácaros. De acuerdo a reportes, se cree que fenpyroximate provee un control más rápido de los ácaros (dos días). Dependiendo del cultivo, spiromesifen tiene una acción residual de hasta tres semanas si es aplicado antes del brote. Ambos productos necesitan ser aplicados exhaustivamente en la superficie de las hojas.

Deja un comentario

2 comments on “Manejo y control de ácaros