Hongos y bacterias para control de enfermedades

La Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (FHIA) reporta que varias especies de hongos y bacterias se han documentado en la literatura como organismos efectivos para el control de enfermedades del suelo.

 

Se ha demostrado que hongos del género Trichoderma son antagonistas con algunos patógenos, tanto compitiendo por espacio físico en la raíz como a través de la producción de compuestos bioquímicos que afectan negativamente el desarrollo de otros hongos.

 

De manera similar, hay evidencias que muestran que la bacteria Bacillus subtilis inhibe la germinación de esporas de los hongos, por lo tanto evita las infecciones. Adicionalmente, especies de hongos micorrízicos también contribuyen a suplir las necesidades de agua y nutrientes de los cultivos.

 

Por lo anterior, la FHIA realizó el presente estudio con el propósito de evaluar si la aplicación de estos productos a nivel de campo en realidad contribuye a la salud de las raíces de los cultivos de tomate.

Se evaluaron cuatro tratamientos  y el manejo agronómico de los cultivos en cuanto a preparación de suelos, riego, fertilización, emplasticado, control de malezas y control de plagas, se realizó de acuerdo a los estándares de producción comercial de hortalizas que se practica en la zona. Después del trasplante y durante la cosecha se tomaron datos sobre incidencia y severidad de enfermedades del suelo, colonización de raíces por Trichoderma y Glomus y rendimiento de los cultivos.

Descripción de tratamientos

 

T1: Testigo absoluto
 
T2: Testigo comercial (1.25 L/ha de propamocarb + 500 mL/ha de carbendazim aplicado al trasplante.
 
T3: Hongo antagonista Trichoderma harzianum, 430 g/ha aplicado el 50% al momento de sembrar la semilla en las charolas y el otro 50% al trasplante.
 
T4: Hongo micorrízico Glomus sp., 25 g/planta aplicado el 50% al momento de sembrar la semilla en las bandejas y el otro 50% al trasplante.
 
 

Resultados en cultivo de tomate

Se observaron diferencias significativas entre los tratamientos evaluados en cuanto al número de plantas muertas después del trasplante, como producto del ataque por organismos fitopatógenos. El tratamiento comercial en el que se aplicaron productos químicos, fue el que mostró menor número de plantas muertas, mientras que el tratamiento en el que se aplicó el hongo Trichoderma mostró el mayor número de plantas muertas
 
Los patógenos más comúnmente encontrados en las plantas enfermas fueron Fusarium sp. y Phytophthora sp. Ambos son patógenos del tomate y causan pudriciones de raíz y tallo, por lo que lo más probable es que los dos géneros estuvieron contribuyendo a la mortalidad de las plantas.
 
El análisis de los datos de incidencia y severidad de pudrición de raíces no detectó diferencias significativas entre los tratamientos.
 
Tampoco se observaron diferencias en crecimiento de plantas y en los rendimientos. En la parte aérea de la planta se presentó ataque de Tizón tardío (Phytophthora infestans) pero esto no impactó en el comportamiento del cultivo ya que se logró controlar con aplicaciones de productos químicos.
 
El rendimiento en toneladas métricas por hectárea fue similar estadísticamente para todos los tratamientos y osciló entre 61.56 t/ha en el tratamiento con Glomus sp. y 70.79 t/ha en el Testigo sin tratamiento.
 
El tratamiento con Trichoderma harzianum  (66.15 t/ha) y el tratamiento con fungicidas químicos (69.85 t/ha) tuvieron rendimientos intermedios.
 
En el cultivo de tomate, la colonización por Glomus fue baja. El porcentaje de colonización de raíces fue inferior a 15% en todos los tratamientos; sin embargo, el tratamiento con Glomus sp. resultó con un porcentaje un poco más alto de raíces colonizadas que los otros tratamientos, aunque esa diferencia no fue estadísticamente significativa.
 
 
Estos porcentajes de colonización por Glomus son similares a los observados en el cultivo de melón en ensayos que se han realizado y un poco inferiores a los observados en el mismo cultivo en una zona diferente. También son inferiores a los porcentajes de colonización observados en los cultivos de pimienta negra y jengibre. La colonización por Trichoderma también fue baja en el cultivo de tomate.
 

Más información y acceso al estudio completo para otros cultivos en www.fhia.com.hn

Deja un comentario