Ahern reafirma su confianza en México y comparte sus planes de futuro

“Hacer llegar las mejores variedades de semillas, tecnología y asesoría a cada agricultor, respaldados por la mejor investigación, servicio, conocimiento y valor en la industria,” es la misión de Ahern, una reconocida semillera con más de 35 años de historia y cerca de dos décadas en México. Kevin Ahern, presidente y cofundador de la empresa, afirma que, para llevar a cabo con éxito esta misión, la compañía siempre se ha regido por estrictos valores, los cuales constituyen la única constante a través del tiempo.

Desarrollos en la industria de semillas

Entre las numerosas variables que han afectado a esta industria, Kevin destaca el desarrollo de marcadores moleculares como uno de los aspectos más relevantes, por haber acelerado la creación de nuevos híbridos. “Las compañías más importantes de genetistas ahora tienen un extenso programa de mejoramiento enfocado a objetivos específicos de mercado para desarrollar híbridos que se adapten a distintos requerimientos climáticos y enfermedades presentes en México. Así, ya no solamente esperamos a que las variedades desarrolladas en España, Holanda, Israel, o Estados Unidos, por ejemplo, sean lo suficientemente buenas. Hoy en día las variedades se originan aquí, en Mexico.”

Otro aspecto que ha dado forma a la producción de hortalizas en México es la transición de producción a cielo abierto a cultivos protegidos, con diferentes climas y niveles de tecnología. Mauro Mancera, representante de ventas para la zona del Bajío, comenta que es necesario considerar cuidadosamente todas las condiciones de la región y de la operación del productor antes de hacer sugerencias sobre variedades. “[Los productores] tienen que hacer una serie de pruebas, para buscar la mejor opción, no ya tanto para el agricultor sino para las condiciones que se presentan.” Agrega que sus compañeros de desarrollo le apoyan con las pruebas, tomando datos de resultados de cada variedad. “Es todo un engranaje que se requiere para dar la atención o sugerencia más acertada.”

Por si estos requerimientos no fueran de por si complicados, los híbridos de hortalizas se desarrollan, no solo con el objetivo de mejorar las condiciones de producción y empaque, sino que también han de diseñarse con el mercado en mente. Encontrar el punto de equilibrio entre estos factores, no es tarea fácil, ya que con frecuencia las prioridades difieren para productores, comercializadores y consumidores. Los representantes de ventas de Ahern consideran que su trabajo no termina con la asesoría y las recomendaciones de manejo, sino que además se encargan de proporcionar retroalimentación sobre los requerimientos de los productores a los que sirven.

Paulo Garcia, Gerente Regional de Ventas, Centro Sur de México y Centroamérica, cita como ejemplo de requerimientos de producción la búsqueda de variedades con mejor tolerancia al calor, de manera que puedan polinizarse ante temperaturas extremas, no ideales para la viabilidad del polen, así como variedades con un mayor paquete de resistencias. Y en el caso de requerimiento de mercado, la preferencia por productos con larga vida de anaquel, determinado contenido de azúcar, así como olor y sabor característicos.

Kevin Ahern [izda.] con los dueños de Pinos Agricola, una operación con la que Ahern ha trabajado desde sus inicios en México.

Alianzas estratégicas para el mejor portafolio

Ahern se especializa en variedades de hortalizas para los mercados nacional y de exportación en México y Centroamérica. Para abastecer con éxito a sus clientes, mantiene un amplio portafolio de productos formado por variedades de las mejores semilleras a nivel mundial, incluyendo grandes compañías como Monsanto, Syngenta, Grupo Limagrain (Harris Moran, Hazera, Vilmorin) y Enza Zaden. “Pero también investigamos y desarrollamos variedades provenientes de más de 20 pequeñas empresas productoras que hacen investigación científica importante, de todo el mundo,” afirma Ahern.

Una de las relaciones de más largo plazo, la cual se remonta a los orígenes de Ahern, es la que mantienen con Syngenta. “Cuando trabajas con una compañía tan extensamente, te permite forjar una confianza mutua y eso nos ha llevado a desarrollar resultados muy positivos,” declara. “Nuestra gente no solamente conoce y se comunican realmente bien entre si, sino que formulamos objetivos comunes y trabajamos duro para lograrlos.”

Kevin agrega que las sinergias derivadas de esta alianza son innegables. El equipo de agrónomos de Ahern colabora con el de Syngenta desde las etapas iniciales de desarrollo de un producto y realizan revisiones periódicas para identificar mercados específicos y clientes que serán beneficiados con las nuevas variedades sobresalientes de Syngenta. Cita como ejemplo que “el año pasado los agrónomos de Ahern sembraron, plantaron y monitorearon 200 ensayos de variedades tanto experimentales como comerciales de Syngenta.” Ahern se esfuerza por conocer las necesidades de sus clientes; realizan la combinación correspondiente con las variedades de Syngenta que podrían ofrecer a los productores los mejores resultados de producción y solucionar los retos poscosecha.

Todo comienza y termina con la gente

Ahern reporta haber duplicado su tamaño en los últimos cinco años, éxito que atribuye al desarrollo de su capital humano. “Todo comienza y termina con la gente,” explica Kevin Ahern, quien considera que su logro principal ha sido “seleccionar, entrenar y desarrollar un equipo muy profesional de agrónomos, técnicos y personal de apoyo que nos permite crecer de una forma dinámica.” Asegura que su equipo de trabajo está formado por “profesionales apasionados, dedicados a destacarse en el servicio al cliente,” y que ven su trabajo como un proceso en continua evolución.

Otro aspecto que les define es el carácter familiar de la empresa, lo cual explica el hecho de su elevada permanencia de empleados y colaboradores. “Definitivamente, una empresa familiar piensa en su gente como parte de la familia,” afirma Kevin.

Esta actitud, la cual Ahern hace extensiva a sus clientes y asociados, es compartida por todos los miembros de la empresa, tal como corrobora Paulo García, quien asegura que lo mejor de su trabajo es “estar en contacto con los agricultores, escuchar y ver la problemática de la producción en el campo y el poder ofrecerles una variedad que les puede ayudar a salir adelante. Lo más gratificante es ver que la verdura que está en el supermercado proviene de una variedad que uno, con el apoyo de un gran equipo, lograron posicionar, revolucionar el mercado. Los logros que se han alcanzado no son por el trabajo individual, sino por el trabajo de un gran equipo.”

Pensando como agricultores

“Nosotros pensamos como agricultores; tratamos de meternos en los zapatos de nuestros clientes,” afirma Kevin Ahern. Así que, a la hora de seleccionar proveedores, Ahern les recomienda que busquen honestidad e integridad, que se aseguren que tengan conocimiento y les ofrezcan productos innovadores que incrementen su productividad, y que les provean un buen servicio tanto en los buenos tiempos como en los malos.

Amplia cobertura de mercado

Ahern cuenta en la actualidad con siete oficinas y bodegas en México, y 35 agrónomos trabajando en todo el país, lo cual les permite mantener una buena cobertura de los mercados más importantes. “Cubrimos a diario los mercados de exportación, pero también la producción nacional,” afirma Kevin, precisando que a pesar de su amplio alcance, todavía hay zonas que esperan desarrollar en el futuro. “Hay miles y miles de agricultores chicos que no están recibiendo el servicio que ocupan,” por lo que han previsto darles “más servicio, más atención, mejor genética y tecnología, para apoyarles y maximizar su rendimientos y calidad de frutos.”

Para servir a tal volumen de productores en diferentes regiones, Ahern organiza numerosos días de campo con ensayos estratégicos y ha previsto intensificar el uso de herramientas digitales para comunicarse con estos productores, transmitir conocimiento técnico y responder a sus preguntas.

Soluciones integradas para productores

Kevin reconoce que es difícil prever el desarrollo de la empresa ante los cambios que se producen en todos los frentes, pero lo que sí tiene claro es que siempre van a permanecer fieles a su misión y continuar sirviendo a sus clientes mejor que su competencia: “Hemos planeado abrir dos nuevas estaciones de investigación en el oeste y en el centro del Bajío, lo cual nos ayudará a aprender más sobre necesidades y requerimientos de cultivo para un óptimo desempeño.”

Otra importante iniciativa de Ahern en un futuro próximo consiste en desarrollar nuevas tecnologías agrícolas para ayudar a sus clientes los agricultores a maximizar la calidad y el rendimiento a un mínimo costo unitario. “A esta iniciativa le llamamos ‘Soluciones Integradas Ahern’ y realmente estamos emocionados de poder llevar un valor agregado mayor a nuestros clientes,” explica.

A pesar de la incertidumbre presente en los mercados en la actualidad, Ahern continua apostando por México: “Es un país con gente muy trabajadora y dedicada. Confiamos y tenemos todas las razones para creer que el sector agrícola sera más productive y más saludable económicamente en el future. Entonces, creemos en México. Hemos invertido mucho capital, tiempo y esfuerzo para desarrollar nuestra compañía y no vamos a dar marcha atrás.”

 


Para más información escriban a Ahern Seeds o visiten www.ahernseeds.com/es/

Topics: ,