Implementación de auditorías internas continuas

 

En 1898 la aseguradora Travelers’s Insurance vendió la primera póliza de seguros de carros que cubría daños hasta por $5,000 dólares. En aquellos tiempos, el peligro de afrontar colisión con los pocos cientos de carros que circulaban por las vías públicas era escaso; sin embargo, el mayor peligro de accidente podía darse con cualquiera de los miles de caballos que andaban en las calles.
 
 
El aseguramiento de mercancías más antiguo se podría realmente asociar a la antigua Babilonia, donde a los comerciantes se les pedía que asumieran los riesgos de comercio a través de préstamos con intereses. Desde esos tiempos se medía el riesgo de una forma, y se busca minimizarlo a base de un sistema de confianza.
 
 

La era de las auditorías

Pero entre el riesgo y el aseguramiento (y pago por la pérdida) existe un gran espacio que crea incertidumbre, porque saber que existe un riesgo y solamente buscar aseguramiento sin un proceso que reduzca el riesgo es permitir que el azar domine. Por esta razón surgieron las auditorías, convirtiéndose en una forma de prevenir que el aseguramiento no fuera un simple “permiso al suicidio empresarial.”
Comentando de historia, las primeras auditorías, de corte financiero, se iniciaron en la Edad Media, en Inglaterra. A través de los siglos posteriores se observaron modificaciones al sistema a medida que se expandía a las diferentes regiones del mundo.
 
 
En estos tiempos actuales, probablemente se ha enfatizado más este campo, y quizás se pueda considerar ésta la era de las auditorías, la era de la revisión de tercera personas a lo que hace el primero de forma que sea satisfactorio para el segundo.
 
 
Las auditorías externas privadas para asegurar buenas prácticas agrícolas (BPA) y el sistema de análisis de control de puntos de riesgos (HACCP), empezaron a ser comunes en la industria agrícola y de alimentos respectivamente, a principios de los años ‘90.
 
 
En muchos casos, empresas que empezaron a realizar auditorías y programas de certificación eran empresas que ya realizaban consultoría para asegurar inocuidad y calidad poscosecha de los productos. Estas empresas ahora diferencian muy bien sus trabajos de consultorías con los de auditorías para evitar conflictos de interés. Además, algunas intensificaron sus servicios de análisis de muestras de agua y producto, y hasta de superficies. Otras también cuentan con divisiones de productos desinfectantes e incluso algunos tienen divisiones para entrenamientos y educación de personal.
 

¿Devoción u obligación?

Han surgido esfuerzos por estandarizar auditorías, o incluso hacerlas obligatorias, pero lo cierto es que hasta donde yo sé, no existe país donde auditorías de buenas prácticas agrícolas locales sean obligatorias. Sí es de destacar que en algunos países se buscado fortalecer la imagen, a través de una marca o sello que se asocie con un procedimiento para asegurar calidad, que es supervisado por auditores estatales o privados.
El asunto con permitir mucho control de parte de entidades estatales es que se corre el peligro de que se reduzca la oferta de auditores privados, y por ende el costo del servicio aumente.
 
 
Pero a todo esto, ¿qué se gana realmente con las auditorías externas? ¿Se asegura que el producto sea inocuo o más seguro para consumir? Debido a los volúmenes de producto fresco que se manejan para mantener a la sociedad consumiendo alimentos saludables, los muestreos tienen muy pocas probabilidades de detectar un problema de contaminación, aun cuando éste sea de mediana escala.
 
 

Evaluación continua

Algunos compradores requieren muestreos en cada campo de un número de hectáreas determinado, pero los cálculos matemáticos señalan que para tener un número fiable de probabilidades de encontrar alguna contaminación en la muestra, este número debe ser mucho más alto que el que actualmente se maneja. Las posibilidades podrían aumentar con una buena clasificación de los campos, pues algunos presentan más riesgo de contaminación que otros.
En relación a las certificaciones, alguien se planteaba si era en realidad difícil lograr la certificación de BPA, cuando al final todos pasan las evaluaciones.
 
 
¿Qué tan estrictos son la empresas auditoras realmente?” Me imagino que hay fundamento para esto, pues uno esperaría que existiera un poco más de selectividad al asignar credenciales de “alimentos limpio o inocuos.” Por otro lado, quizás no es solamente culpa de la agencia que certifica. Se debiera implementar un sistema mejor para que las evaluaciones no sólo se aprueben el día que llega el evaluador, mientras que el resto de los días desaparece el monitoreo de desinfectantes, el jabón y las toallas en los baños, el lavado de cajas, etc.
 
 

El que compra manda

Las certificaciones de programas como BPA y HACCP (en este caso en producto semi-procesado, cabe aclarar) seguirán siendo exigidas por los compradores. En algunos casos, el comprador señala al certificador debe proveer el servicio o sugiere lo que es más común, que la certificadora sea una empresa del mercado importador (¿les suena conocido? El que compra manda).
 
Muchos lo hacen para respaldarse ante un proceso de litigio. Sin embargo, es interesante que cuando existe un caso de epidemia asociado con una empresa o productor, las empresas de auditorías o de muestreos no se involucran porque éstas defienden que sólo certifican o respaldan resultados de muestras tomadas en un determinado momento, es decir, lo que pase días o incluso horas después, es aparte.
 
Al final, con todo esto se trata de comprar un boleto de “confianza para el comprador.” El sello de certificación prueba que la empresa pasó la prueba de las auditorías,…pero estas pruebas deben mejorarse o bien los evaluados tomar conciencia de que las evaluaciones deben realizarse internamente todos los días.      
 

 

Fonseca es especialista en hortalizas y tecnología poscosecha, ha laborado para la Universidad de Arizona, EUA y ha sido consultor en tecnología poscosecha en EUA y en diferentes países de Latinoamérica (República Dominicana, Panamá, Costa Rica y México).

Deja un comentario

4 comentarios en “Implementación de auditorías internas continuas

  1. El artículo escrito de Jorge Fonseca es oportuno ante la realidad del comercio de alimentos. Asimismo, hay razón en las palabras de Alejandro Hernmsdorf ya debe entenderse que la producción en campo es y será un medio no esteril difícil y complejo de manejar; incluso en cubiertas protegidas de alta tecnología.

    La concientización de quienes participan en la cadena alimentaria en cuestión deben mantener una vigilancia constante en su campo de actuación. Desafortunadamente es ahí donde intervienen los factores que menciona Alejandro, la cultura de una región productiva, el capital de trabajo, así como el entorno del territorio y el cultivo en sí mismo, deben dar la pauta para encontrar las estrategias específicas a cada empresa. Por ningún motivo veo razón para evaluar sistemas productivos homologados, y mucho menos, creo que los auditores deban ser los protagonistas de la ejecución de la evaluación ya que ese papel corresponde a las empresas en proceso de certificación; lamentablemente, la ecuanimidad y la objetividad de muchos auditores muchas veces brilla por su ausencia durante sus funciones.

    La inserción en campo de las certificaciones en importante y debe acrecentarse. Por experiencia, es necesario partir de una caracterización (multifactorial) de las zonas a fin de obtener bases de datos que permitan dar confiabilidad al sistema que se implementa y actuar en consecuencia en caso de una alerta, por ejemplo. Precisamente, las bases de datos permiten canalizar eficientemente el campo de actuación de las entidades involucradas ante desviaciones detectadas durante la operación de un proceso.

    La certificación desde su origen es temporal y transitoria, y ademas de NO garantizar la inocuidad, ofrece ventajas para mantener la confianza en el mercado. Es interesante hacer notar lo que sucede cuando ante una alerta, caso o brote epidemiológico el campo de actuación se diluye entre las entidades privadas, para trasferir atribuciones oficiales de controversias entre paises.

    Por ningún motivo, la empresa en proceso de certificación NO DEBERÍA CUMPLIR REQUISITOS, DEBE ADOPTAR MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE, es decir, cubrir las necesidades que el consumidor tiene por derecho.

    El camino es arduo, pero la mejora continua es necesaria.

  2. Lastimosamente existen auditores y auditores. Aún existen quienes implementan y luego auditan, en clara contravención a la norma ISO 65.

    Pero lo que menciona el autor referente a que las certificadoras se desentiendan en el caso de epidemias, es totalmente traído de los pelos: no existe auditoría o sistema de producción que evite brotes de enfermedades en el 100% de los casos, ya que son muchos los factores que inciden en esta situación. La verificación de que la empresa cumple con normas como BPA, sí respalda en gran medida la bioseguridad, pero no es una vacuna contra todo riesgo.

  3. El artículo escrito de Jorge Fonseca es oportuno ante la realidad del comercio de alimentos. Asimismo, hay razón en las palabras de Alejandro Hernmsdorf ya debe entenderse que la producción en campo es y será un medio no esteril difícil y complejo de manejar; incluso en cubiertas protegidas de alta tecnología.

    La concientización de quienes participan en la cadena alimentaria en cuestión deben mantener una vigilancia constante en su campo de actuación. Desafortunadamente es ahí donde intervienen los factores que menciona Alejandro, la cultura de una región productiva, el capital de trabajo, así como el entorno del territorio y el cultivo en sí mismo, deben dar la pauta para encontrar las estrategias específicas a cada empresa. Por ningún motivo veo razón para evaluar sistemas productivos homologados, y mucho menos, creo que los auditores deban ser los protagonistas de la ejecución de la evaluación ya que ese papel corresponde a las empresas en proceso de certificación; lamentablemente, la ecuanimidad y la objetividad de muchos auditores muchas veces brilla por su ausencia durante sus funciones.

    La inserción en campo de las certificaciones en importante y debe acrecentarse. Por experiencia, es necesario partir de una caracterización (multifactorial) de las zonas a fin de obtener bases de datos que permitan dar confiabilidad al sistema que se implementa y actuar en consecuencia en caso de una alerta, por ejemplo. Precisamente, las bases de datos permiten canalizar eficientemente el campo de actuación de las entidades involucradas ante desviaciones detectadas durante la operación de un proceso.

    La certificación desde su origen es temporal y transitoria, y ademas de NO garantizar la inocuidad, ofrece ventajas para mantener la confianza en el mercado. Es interesante hacer notar lo que sucede cuando ante una alerta, caso o brote epidemiológico el campo de actuación se diluye entre las entidades privadas, para trasferir atribuciones oficiales de controversias entre paises.

    Por ningún motivo, la empresa en proceso de certificación NO DEBERÍA CUMPLIR REQUISITOS, DEBE ADOPTAR MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE, es decir, cubrir las necesidades que el consumidor tiene por derecho.

    El camino es arduo, pero la mejora continua es necesaria.

  4. Lastimosamente existen auditores y auditores. Aún existen quienes implementan y luego auditan, en clara contravención a la norma ISO 65.

    Pero lo que menciona el autor referente a que las certificadoras se desentiendan en el caso de epidemias, es totalmente traído de los pelos: no existe auditoría o sistema de producción que evite brotes de enfermedades en el 100% de los casos, ya que son muchos los factores que inciden en esta situación. La verificación de que la empresa cumple con normas como BPA, sí respalda en gran medida la bioseguridad, pero no es una vacuna contra todo riesgo.

misceláneos
misceláneos

La unión latinoamericana es clave para conquistar Asia Pacífico

La integración comercial, aduanera y cultural de la Alianza Pacífico requiere unidad, innovación, una actitud autocrítica, mayor atención a la

misceláneos

Pregunta del lector: se solicitan interesados en invertir en invernadero

Los pedimos que hagan correr la voz para ayudar a nuestro colega: “Tengo un terreno de 6.5 hectáreas, con posible

misceláneos

Pregunta del lector: temperatura adecuada en invernadero

Ayúdanos en apoyar a nuestro colega, quien tiene un pregunta sobre el manejo climático de un invernadero: “¿Cuál sería el

misceláneos

Deficiencias de zinc y calcio

  Deficiencia de zinc La deficiencia de zinc (Zn) en el maíz produce listones intervenales ligeros o un listón blanquecino

misceláneos

Control de Pudrición negra en sistemas de cultivo orgánico

  La Pudrición negra, causada por la bacteria Xanthomonas campestris pv. campestris(Xcc), es una enfermedad significativa de la col y

misceláneos

Síntomas que indican deficiencias de potasio

  En la última edición de eHortalizas, te presentamos los síntomas de la deficiencia de fósforo, y en este artículo,

Artículos recientes
coles/de hojas

Guia para controlar la pudricion negra

Los síntomas de la Pudrición negra con frecuencia pueden ser confundidos con otras enfermedades, o incluso con estrés por sequía.

cultivos

Resumen infográfico de la fuerza tomatera de México

Solanum lycopersicum (o Lycopersicum esculentum) es una planta originaria de México o Centroamérica, un cultivo sumamente importante en el país

Home

25 productores ejemplares de México

Durante una trayectoria de 25 años en México y más de 300 números de la revista Productores de Hortalizas, hemos

horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en