Fertilización adecuada para el rendimiento de la papa

Los cambios climatológicos de los últimos años están obligando a los productores de papa a replantear la estrategia para obtener el máximo rendimiento.

Para ello, se requiere conocer el tipo de crecimiento de la variedad, ya sea temprano o tardío, así como los factores del clima que se relacionan con el mismo.

 

Papas tempranas y tardías

El crecimiento temprano se caracteriza por variedades con poco desarrollo del follaje; proviene de papas de siembra y brotes fisiológicamente viejos, que requieren días cortos, alta luminosidad, temperaturas bajas, poco nitrógeno y baja humedad.

Por el contrario, las variedades tardías presentan un fuerte desarrollo del follaje, que proviene de brotes y papa de siembra jóvenes. Estas variedades se desarrollan adecuadamente cuando el fotoperiodo es mayor (días largos), con baja luminosidad, temperatura elevada, mucho nitrógeno y humedad elevada.

Para efectos prácticos, se deberá seleccionar entre variedades de día corto (tempranas) y de día largo (tardías), evaluando el origen y la edad de las semillas, así como las necesidades de aportación de nitrógeno.

Si alguno de los factores mencionados presenta un cambio, se deberán hacer los ajustes necesarios. Para darles un ejemplo podemos mencionar unos casos.

 

Ajuste de nitrógeno

Si se ha observado un cambio en los periodos de crecimiento, con días más largos y temperaturas más elevadas, será necesario ajustar la dosis de nitrógeno para lograr el máximo rendimiento, siempre y cuando las semillas tengan el potencial para ello, y eso depende de que sean jóvenes o no.

En caso de haber plantado semillas viejas, bajo condiciones de días largos y temperaturas elevadas, entonces será mejor reducir la dosis de nitrógeno y la humedad para lograr un balance entre la producción de follaje y los tubérculos.

De acuerdo con los especialistas, los cultivos de montaña, al recibir una mayor radiación, requieren la siembra de variedades tardías (semillas jóvenes) con mayores aplicaciones de nitrógeno y elevada humedad. Para efectos de calcular la radiación captada por la planta, es necesario determinar la proporción del suelo cubierto por follaje, la duración del periodo vegetativo y la radiación total.

En este caso, la radiación fotosinteticamente activa (PAR, por sus siglas en ingles), puede ser aproximadamente la mitad de la radiación solar.

En un cultivo de montaña, se pueden captar de 900 a 1,200 megajulios por metro cuadrado (MJ/m2), mientras que en las zonas de los valles la captación de PAR de un cultivo de papa podría ser de 700 a 900 MJ/m2.

 

Nutrición balanceada

En los estudios más recientes, se ha encontrado que la nutrición del cultivo de papa deberá estar relacionada con las condiciones del medio ambiente y el promedio de rendimientos que se obtienen en la región. Algunos especialistas, elaboran sus recomendaciones sobre la base de las extracciones de nutrientes que realiza el cultivo, mientras que otros prefieren establecer un volumen determinado en la relación de N-P-K, que es de 2.6-1-4 respectivamente.

Es decir, que en el primer caso se deberán realizar los análisis del suelo y foliares para determinar la dosis de nutrientes, mientras que en el segundo, la fertilización puede basarse en la aplicación de 4 kilogramos de nitrógeno, 1.5 kilogramos de fósforo y 6 kilogramos de potasio por cada tonelada de papa.

Esto significa que para un cultivo de 45 toneladas se requiere de la aplicación de 180 kilogramos de nitrógeno, 67.5 kilogramos de fósforo y 270 kilogramos de potasio por hectárea. Sin embargo, como se ha mencionado líneas arriba, cada elemento deberá aplicarse conforme a las necesidades reales del cultivo y para ello, se requiere hacer un análisis de las condiciones de cultivo.

• Nitrógeno. Dada su influencia en el crecimiento de la planta, debemos conocer primero cuál es el tipo de crecimiento que deseamos obtener, es decir temprano o tardío, y cuánto nitrógeno está aportando el tipo de suelo donde se ha establecido el cultivo. Aunque el nitrógeno deberá estar presente durante todo el ciclo vegetativo, su influencia es más notoria durante el periodo de crecimiento vigoroso, que ocurre entre los 45 y 80 días después del trasplante.

En las zonas templadas, con plantas bien desarrolladas, se obtiene con frecuencia una cantidad de 3-4 kilogramos de follaje (peso fresco) por metro cuadrado, con un rendimiento del 10% de materia seca, lo cual equivale a un 4% de nitrógeno. Posteriormente, durante el periodo de tuberización, el contenido de nitrógeno tiende a disminuir, aunque cabe recordar que este elemento se distribuye en el tallo, hojas, meristemos y tubérculos, por lo que no hay que perderlo de vista. Es decir, que una parte del nitrógeno disponible se depositará en los tubérculos para formar la materia seca.

Pruebas realizadas en el proceso de tuberización, han demostrado que el contenido de nitrógeno en los tubérculos puede ser de 1.5 a 2%. Si tomamos en cuenta un rendimiento de 50 toneladas por hectárea, es decir, 5 toneladas de materia seca, la cantidad de nitrógeno acumulada sería de 93 kilogramos/ha. En estas condiciones, al agregar el nitrógeno de las hojas, tallos y meristemos, podríamos encontrar una acumulación entre 150 y 180 kilogramos de nitrógeno por hectárea.

• Fósforo. Al igual que el nitrógeno, el fósforo tiene su mayor demanda durante la fase de crecimiento vigoroso de la planta.

Durante este periodo, el contenido de fósforo en los tallos de un cultivo bien desarrollado es aproximadamente de 0.7% (calculado sobre materia seca) y este porcentaje se repite también en el contenido de fósforo en los tubérculos.

Por ello, se estima que la cantidad de fósforo requerida por un cultivo será de 60 a 70 kilogramos por hectárea.

Sin embargo, el fósforo no es un elemento de fácil asimilación, ya que puede ser bloqueado cuando el suelo tiene un elevado grado de acidez, y los iones de hierro y aluminio pueden interferir la absorción de fósforo. Igualmente, si el pH es alto, la cal puede hacer que los fosfatos no sean asimilados por la planta. Por ello, además de los análisis del suelo, y la corrección de la estructura del mismo, se requiere utilizar fuentes de fosfato de fácil asimilación

• Potasio. Este elemento presenta los mayores porcentajes de absorción,  y por lo mismo los valores presentan una mayor variación. En cultivos de alto rendimiento se han encontrado porcentajes del 3% al 7% de potasio en contenido de materia seca.

Generalmente se reconoce que para que la planta esté bien provista de potasio, el contenido calculado sobre la base de materia seca sea del 4%. Cuando se encuentran plantas con bajo contenido de nitrógeno en el follaje, el porcentaje de potasio también deberá ser menor, pero si el contenido de nitrógeno es alto, también lo deberá ser el de potasio.

En la fase de mayor crecimiento, cuando se absorben las mayores cantidades de nitrógeno y fósforo, el potasio también deberá estar presente para asegurar una nutrición balanceada. En cultivos bien desarrollados, a los 80 días después del trasplante, la absorción acumulada del potasio podría ser de 250 kilogramos de este elemento por hectárea.

Los estudios realizados en los tubérculos maduros, indican que la acumulación de potasio en la materia seca, es de 1.5% 2.5%, por lo que se considera una extracción aproximada de 200 kilogramos de potasio por hectárea.

• Magnesio. Aunque las necesidades de este elemento son reducidas, su importancia radica en el crecimiento de la planta y su carencia provoca desórdenes fisiológicos que deberán evitarse.

Para identificar la presencia de magnesio, los especialistas han realizado análisis del follaje, encontrando porcentajes de 0.3 a 0.4% en cultivos bien desarrollados, mientras que en los tubérculos el porcentaje de magnesio es apenas de 0.15%.

Por ello, se considera que una aportación de 30 kilogramos de magnesio por hectárea serían suficientes. No obstante habrá que cuidar que este elemento pueda ser asimilado correctamente por la planta, ya que la acidez del suelo y un exceso de potasio en el suelo podrían inhibir la asimilación del magnesio. Igualmente, un elevado contenido de nitrógeno puede ocultar los síntomás de la carencia de magnesio.

 

 


Referencias: “Producción intensiva de papa.” Vanni Tisselli y Adraino Battliani. Universidad de Bologna, Italia

Deja un comentario

misceláneos
misceláneos

La unión latinoamericana es clave para conquistar Asia Pacífico

La integración comercial, aduanera y cultural de la Alianza Pacífico requiere unidad, innovación, una actitud autocrítica, mayor atención a la

misceláneos

Pregunta del lector: se solicitan interesados en invertir en invernadero

Los pedimos que hagan correr la voz para ayudar a nuestro colega: “Tengo un terreno de 6.5 hectáreas, con posible

misceláneos

Pregunta del lector: temperatura adecuada en invernadero

Ayúdanos en apoyar a nuestro colega, quien tiene un pregunta sobre el manejo climático de un invernadero: “¿Cuál sería el

misceláneos

Deficiencias de zinc y calcio

  Deficiencia de zinc La deficiencia de zinc (Zn) en el maíz produce listones intervenales ligeros o un listón blanquecino

misceláneos

Control de Pudrición negra en sistemas de cultivo orgánico

  La Pudrición negra, causada por la bacteria Xanthomonas campestris pv. campestris(Xcc), es una enfermedad significativa de la col y

misceláneos

Síntomas que indican deficiencias de potasio

  En la última edición de eHortalizas, te presentamos los síntomas de la deficiencia de fósforo, y en este artículo,

Artículos recientes
horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en

eventos

Operaciones sinaloenses galardonadas por su ejemplar producción de pimientos

El pasado 16 de noviembre, en el enclave de Expo Agroalimentaria Guanajuato, tuvo lugar la ceremonia de entrega de galardones

protección de cultivos

Logra un control sustentable con el Manejo Agroecológico de Plagas

En los últimos años, el manejo y control de plagas de los cultivos ha ido evolucionando muy rápidamente. En la

misceláneos

4 Desafíos para las operaciones más grandes en la producción orgánica de hortalizas

La producción orgánica de hortalizas ha evolucionado en los últimos 25 años. Alguna vez fue dominada por productores pequeños y