Estrategia de otoño en invernadero

 

El manejo del contenido de agua en el sustrato, a diario o durante la temporada, es uno de los mejores métodos para controlar el crecimiento de la planta, su vigor, e influir en tamaño y calidad del fruto. En artículos anteriores revisamos estrategias de manejo de agua asociadas con las primeras semanas en la vida del cultivo. Ahora trataremos estrategias de manejo de agua durante el desarrollo de la planta a medida que los niveles de luz decrecen a través del otoño.
 
 

Ventajas de la estrategia de riego

El manejo de agua influye en el ambiente radicular, día a día y en la temporada productiva, de manera que el crecimiento del cultivo, calidad de fruto y producción son orientados en la dirección óptima mientras optimizamos la eficiencia en el uso de agua y fertilizantes. Con una estrategia de riego bien planeada y monitoreada, el productor observa una serie de ventajas y beneficios:
 
• Mejor rendimiento de producción
• Calidad de fruto mejorada al reducir incidencia de pudrición apical y agrietamiento
• Menor riesgo de enfermedades de tallo y raíz
• Mayor eficiencia en el uso de agua y fertilizantes
• Equilibrio generativo/vegetativo adecuado
• Optimización del trabajo en el cultivo
• Vigor en la raíz aun durante el periodo de muerte fisiológica de ésta.
 
 

Volumen de riego

La definición de volumen de riego así como la frecuencia de las sesiones, dependen de características cuantitativas y cualitativas del sustrato y del equilibrio del cultivo. Es más, volumen y frecuencia de sesiones son diferentes durante cada uno de los cuatro periodos de riego establecidos por la estrategia de riego diurno y por la estrategia general para el periodo productivo. Los cambios en volumen y frecuencia contemplados en la estrategia de manejo de riego son los que regulan el contenido de agua en el sustrato, lo cual a su vez regula el equilibrio en el cultivo.
 
 
El uso continuo de grandes volúmenes de riego durante todos los periodos de irrigación reduce el contenido de agua del sustrato, ocasionando un porcentaje de volumen de drenaje excesivamente alto. Dichas sesiones ejercen una influencia generativa en el cultivo, lo cual podría conducir a una pérdida de equilibrio en la planta. Por otra parte, proporcionan buena distribución de CE, pH y contenido de agua en el sustrato, mejoran el desarrollo y distribución de las raíces, reducen el riesgo de desarrollo “blando,” que con frecuencia conduce a enfermedades en la planta, y reducen el riesgo de pudrición apical.
 
 
El uso continuo de sesiones de riego pequeñas a lo largo del día conduce a una reacción vegetativa del cultivo, sin embargo, también se produce un incremento en el riesgo de pudrición apical así como una reducción sobre el control de CE, pH y contenido de agua.
 
 
En términos generales, el volumen de riego en cada periodo de irrigación influye en el área de la superficie foliar, longitud de la hoja, diámetro del tallo, velocidad de desarrollo de la planta y peso y tamaño promedio del fruto. Volúmenes mayores de riego generalmente conducen a más frutos de mayor tamaño y contenido más bajo de de materia seca. Una buena estrategia de manejo de agua diaria siempre debe incluir un ritmo equilibrado de sesiones de riego grandes y pequeñas a lo largo del día.
 
 
La frecuencia de sesiones de riego a través de cuatro periodos de irrigación claramente definidos a lo largo de un día, también ejerce una influencia significativa en el equilibrio del cultivo. El incremento de la frecuencia provoca una respuesta vegetativa, y su disminución, respuesta generativa.
 
 

Periodos de irrigación

• Primer periodo (P1). Se emplea para elevar rápidamente el contenido de agua en el sustrato, rehidratarlo tras la noche y controlar la diferencia en contenido de agua día/noche. Representa del 10 al 15% del total del volumen de riego diario. El final de P1 ocurre cuando se consigue del 15 al 18% de drenaje de la última sesión de riego. Deben aplicarse cuatro a seis sesiones de riego en dicho periodo. P1 debe iniciarse sólo después de que las plantas estén activas, lo cual ocurre a 200 J de acumulación de luz. En este periodo conviene utilizar una aproximación cronometrada a la frecuencia de las sesiones de riego.
 
• Segundo periodo (P2) o “periodo de drenaje” para control de CE y pH y para oxigenación del sustrato durante la fase de cúspide solar cuando demanda de agua y respiración radicular son más altas. A medida que luz y temperatura se incrementan, debe incrementarse el porcentaje de drenaje. P2 se caracteriza por frecuentes sesiones de riego en pequeños volúmenes. Debe utilizarse una aproximación basada en niveles de luz para determinar la frecuencia de sesiones. Representa el 60% del volumen diario total de riego y el porcentaje de drenaje puede variar entre 20 y 25% dependiendo de luz, temperatura y DPV.
 
• Tercer periodo (P3) y cuarto periodo (P4). Se emplean para controlar el ritmo de disminución del contenido de agua en el sustrato. Si este ritmo de descenso es demasiado rápido durante P3, la hora de detener la sesión debe retrasarse hasta más adelante durante la tarde. Debe usarse el mismo o mayor volumen de riego que en P1, y el porcentaje de drenaje será 15 a 25% dependiendo de luz, temperatura y DPV.
Estos periodos representan 25 a 30% del volumen de riego diario. Debe evitarse la aplicación de sesiones de riego durante la noche (P4), ya que ello podría tener impacto negativo en la calidad del fruto.
 
 

Herramientas de manejo

Las características cualitativas y cuantitativas del sustrato afectan significativamente a las estrategias de manejo de agua durante el día y en la temporada. Ambas influyen en el volumen de agua que puede ser aplicado con seguridad durante cada sesión de riego y en el inicio y detención del programa diario
de irrigación.
 
 
Estas herramientas de manejo pueden aplicarse con éxito para orientar al cultivo hacia un incremento en producción y calidad de frutos, y reducir la incidencia de enfermedades y desórdenes fisiológicos de las plantas.
 

 

El autor es experto en tecnología de invernadero y actualmente labora como consultor privado para productores de hortalizas y otros cultivos. Parte de este artículo fue publicado en el boletín eHortalizas del 23 de octubre 2008 como respuesta a la pregunta de varios lectores. Para más información escriba a [email protected]

Deja un comentario

misceláneos
misceláneos

La unión latinoamericana es clave para conquistar Asia Pacífico

La integración comercial, aduanera y cultural de la Alianza Pacífico requiere unidad, innovación, una actitud autocrítica, mayor atención a la

misceláneos

Pregunta del lector: se solicitan interesados en invertir en invernadero

Los pedimos que hagan correr la voz para ayudar a nuestro colega: “Tengo un terreno de 6.5 hectáreas, con posible

misceláneos

Pregunta del lector: temperatura adecuada en invernadero

Ayúdanos en apoyar a nuestro colega, quien tiene un pregunta sobre el manejo climático de un invernadero: “¿Cuál sería el

misceláneos

Deficiencias de zinc y calcio

  Deficiencia de zinc La deficiencia de zinc (Zn) en el maíz produce listones intervenales ligeros o un listón blanquecino

misceláneos

Control de Pudrición negra en sistemas de cultivo orgánico

  La Pudrición negra, causada por la bacteria Xanthomonas campestris pv. campestris(Xcc), es una enfermedad significativa de la col y

misceláneos

Síntomas que indican deficiencias de potasio

  En la última edición de eHortalizas, te presentamos los síntomas de la deficiencia de fósforo, y en este artículo,

Artículos recientes
coles/de hojas

Guia para controlar la pudricion negra

Los síntomas de la Pudrición negra con frecuencia pueden ser confundidos con otras enfermedades, o incluso con estrés por sequía.

cultivos

Resumen infográfico de la fuerza tomatera de México

Solanum lycopersicum (o Lycopersicum esculentum) es una planta originaria de México o Centroamérica, un cultivo sumamente importante en el país

Home

25 productores ejemplares de México

Durante una trayectoria de 25 años en México y más de 300 números de la revista Productores de Hortalizas, hemos

horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en