Cimiento y drenaje

 

La gran mayoría de los proyectos de invernadero se están enfocando en el uso de tecnologías de nuevas variedades, sustratos, sistemas de automatización y calefacción. Pero no han sido pocas las ocasiones en que, a pesar de la inversión y el esfuerzo, cuando los resultados no son los esperados y se buscan las causas en los puntos mas visibles del invernadero. Sin embargo, las tecnologías ocultas, tales como la cimentación y el drenaje de los invernaderos, son puntos clave para obtener un buen resultado.
 

La base del diseño

Para realizar una buena cimentación es necesario contar con estudios del suelo que nos permitan conocer sus características, tanto para el diseño de los cimientos como para la plantación de la construcción. Muchas veces, un proyecto puede detenerse por el simple hecho de encontrar rocas en los puntos de apoyo más importantes. Claro que todos los problemas se pueden resolver, pero generalmente, al encontrar rocas en el perímetro de la cimentación, deben utilizarse métodos más costosos para realizar las perforaciones adecuadas.
 
El diseño del invernadero también es importante para determinar la cimentación, ya que con túneles más anchos se puede mejorar el manejo del invernadero. Los primeros túneles tenían un ancho de 8 metros; en la actualidad, es posible encontrar empresas que hacen túneles de 11 y 12,8 metros de ancho, en los cuales la cimentación debe ser calculada rigurosamente para no afectar la estabilidad del invernadero. 
 
Los diseños españoles e israelíes, por ejemplo, se basan en módulos de 1.0 y 2.5 hectáreas en promedio, con túneles de 8.0 y 9.6 metros, con una estructura que en promedio pesa 25 kg/m2; mientras que las tecnologías canadiense y francesa tienen túneles de 11.0 y 12.8 metros, con estructuras más ligeras de 18 a 20 kg/m2. En cambio, los diseños holandeses de vidrio tienen túneles de 9.6 metros con un peso promedio de 30 kg/m2. Lo más importante es que las características de cada estructura, tales como las dimensiones de los túneles y la carga que van a soportar, determinarán las necesidades de cimentación.
 
Posteriormente, deben calcularse las dimensiones de la cimentación, y el fabricante del invernadero deberá entregar las especificaciones de la misma, junto con la densidad del concreto que se va a utilizar en el colado de postes y cadenas de apoyo. Existe también la posibilidad de utilizar tirantes o terrazas para reforzar la estructura.
 

Nivel de drenaje

En vista de lo anterior, es muy importante analizar todos estos puntos a fin de seleccionar el sitio más adecuado para establecer el invernadero. En cuanto a la nivelación del suelo, debe tenerse en cuenta la cantidad de agua que se va a desalojar — generalmente un 35% de las aportaciones diarias — y con base en ello, el drenaje debe tener la capacidad adecuada para evitar encharcamientos y problemas relacionados con el exceso de humedad.
 
Es relativamente frecuente encontrarse con invernaderos que tienen un drenaje deficiente — los síntomas en las plantas son evidentes. Incluso cuando se utilizan sustratos (tezontle o fibra de coco), pueden darse casos en los que las bolsas se inclinan hacia un lado para favorecer el drenaje. Esto no es recomendable, especialmente si se trata de bolsas largas o bolis (de 1 metro de longitud), ya que al inclinar las bolsas se generan problemas de acumulación de sales y deshidratación del sustrato.
 
En este tipo de sustratos es muy sencillo analizar si el drenaje es correcto con solo observar la formación de las raíces en la parte inferior de las bolsas. Drenajes deficientes significan un pobre desarrollo de la raíz, con decoloraciones que denotan deficiencias. Éstas pueden ser causadas por falta de aireación de la raíz o por efecto de acumulación de sales.
 
En este punto, aunque volumen y frecuencia de los riegos son también determinantes, el drenaje adecuado es una herramienta indispensable. Por ello, es importante que la pendiente del terreno tenga un desnivel adecuado, con porcentajes de 0.5 a 1.0% como máximo.
 
Esto quiere decir que, si el largo del surco es de 55 metros, la pendiente deberá ser de 33 a 38 centímetros, lo cual significa que por cada tramo de 4 metros se deberán tener de 2.4 a 2.8 centímetros de pendiente. Todo esto dependerá del tipo de cultivo, características del sustrato, calidad del agua y administración de los riegos. Incluso entre los mismos sustratos, como la fibra de coco, existen características diferentes que pueden retener desde 50 hasta 70% del agua suministrada, y al mismo tiempo tener una capacidad de retención de aire del 25 al 38%.
 
Estas características hacen que cada sustrato se utilice de manera diferente, y por lo mismo, los drenajes deberán estar calculados de manera equivalente a las necesidades.
 
Hasta ahora, los mejores resultados para drenar el cultivo se han observado en invernaderos que tienen una pendiente a dos aguas, con surcos no mayores a 55 metros y un corredor en el centro.
 

Dimensión del ambiente

El tamaño del invernadero también se ha modificado a través de los años para mejorar el ambiente. En la actualidad, los módulos más comunes son de 2.5 y 5.0 hectáreas como máximo. Módulos de mayor tamaño requieren de una tecnología muy avanzada para controlar el ambiente, y aunque pueden ser eficientes, el manejo resulta más complicado.
 
Otro punto que se ha venido comentando hace referencia a la ventilación, ya que en general los módulos son de 115 metros de ancho x 220 metros de largo, en los cuales el aprovechamiento del espacio es ideal para generar un ambiente controlado. Es decir, que este espacio requiere de ventilación cenital adecuada, recirculadores de aire y buen drenaje.
 
En algunos casos, estos invernaderos podrían requerir de sistemas de nebulización para reducir la temperatura o incrementar la humedad relativa (invernadero activo). Sin embargo, en algunas regiones se ha observado que para lograr una ventilación adecuada de forma natural, el túnel no debe ser superior a 50 metros de ancho y 200 metros de largo.
 
En los casos estudiados en la zona del Bajío se ha observado que los túneles de una hectárea se adaptan muy bien al cultivo orgánico, y los rendimientos están siendo evaluados con resultados hasta ahora satisfactorios. En conclusión, la plantación de la construcción y de las tecnologías ocultas (cimentación y drenaje) del invernadero son una herramienta esencial para lograr un sano desarrollo de su cultivo.
 

 

Deja un comentario

2 comentarios en “Cimiento y drenaje

misceláneos
misceláneos

La unión latinoamericana es clave para conquistar Asia Pacífico

La integración comercial, aduanera y cultural de la Alianza Pacífico requiere unidad, innovación, una actitud autocrítica, mayor atención a la

misceláneos

Pregunta del lector: se solicitan interesados en invertir en invernadero

Los pedimos que hagan correr la voz para ayudar a nuestro colega: “Tengo un terreno de 6.5 hectáreas, con posible

misceláneos

Pregunta del lector: temperatura adecuada en invernadero

Ayúdanos en apoyar a nuestro colega, quien tiene un pregunta sobre el manejo climático de un invernadero: “¿Cuál sería el

misceláneos

Deficiencias de zinc y calcio

  Deficiencia de zinc La deficiencia de zinc (Zn) en el maíz produce listones intervenales ligeros o un listón blanquecino

misceláneos

Síntomas que indican deficiencias de potasio

  En la última edición de eHortalizas, te presentamos los síntomas de la deficiencia de fósforo, y en este artículo,

misceláneos

Control de Pudrición negra en sistemas de cultivo orgánico

  La Pudrición negra, causada por la bacteria Xanthomonas campestris pv. campestris(Xcc), es una enfermedad significativa de la col y

Artículos recientes
coles/de hojas

Guia para controlar la pudricion negra

Los síntomas de la Pudrición negra con frecuencia pueden ser confundidos con otras enfermedades, o incluso con estrés por sequía.

cultivos

Resumen infográfico de la fuerza tomatera de México

Solanum lycopersicum (o Lycopersicum esculentum) es una planta originaria de México o Centroamérica, un cultivo sumamente importante en el país

Home

25 productores ejemplares de México

Durante una trayectoria de 25 años en México y más de 300 números de la revista Productores de Hortalizas, hemos

horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en