Tu primer invernadero: Manejo de temperatura, riego, y más (parte II)

por |

Tu primer invernadero

Perturbaciones ambientales

Los invernaderos centran su atención en propiciar las condiciones óptimas para el cultivo. Esto significa controlar y monitorear las condiciones ambientales óptimas para el cultivo seleccionado y sembrado en el interior de estos sistemas. A continuación se muestran las principales variables a monitorear y controlar dentro de los invernaderos.

 

Primera parte: Manejo y localización geográfica

 

Manejo de temperaturas

El manejo de la temperatura se basa en la estructura y diseño del invernadero así como el grado de tecnificación que éste posea. Haciendo referencia al grado de tecnificación, los invernaderos industriales o de gran tamaño son en los cuales, por lo general, se instalan sensores para el monitoreo de las condiciones ambientales internas, ya que al ser grandes extensiones de cultivo el monitoreo por parte de personas no es preciso ni económica mente viable.

Asimismo, el grado de tecnificación hace referencia a la cantidad de equipo industrial instalado en el invernadero (sensores, actuadores y controladores), ya que no todos los invernaderos industriales utilizan actuadores para cambiar las condiciones ambientales monitoreadas.

Por otra parte la estructura y diseño del invernadero, junto con el lugar de instalación, proveen de la ventilación e insolación necesaria para mantener el invernadero bajo condiciones ambientales óptimas para el cultivo, permitiendo que el flujo de aire caliente y frío dentro del invernadero sea controlado de forma mecánica sin necesidad de utilizar dispositivos extra para mantener bajo control el ambiente interior del invernadero.

La temperatura es la variable principal a controlar dentro de un invernadero. Esta variable es la que requiere de mayores sistemas mecánicos de actuación para su control, debido a que los sistemas de aireaciones son diseñados para el control de esta variable, asimismo los sistemas mecánicos de calefacción y enfriamiento son utilizados para el mismo fin de control.

 

Humidificación

La humedad es una característica ambiental vital para las plantas, ya que un nivel adecuado de esta variable propicia de forma extensiva el desarrollo del cultivo. El exceso o falta de humedad en el cultivo propicia la degradación o suspensión de la fotosíntesis — la conversión de materia inorgánica en materia orgánica mediante la energía que aporta la luz solar. Como es el principal sistema de alimentación de las plantas, si este sistema se ve afectado la planta deja de desarrollarse y comienza a morir.Para mantener los niveles adecuados de humedad se utilizan sensores de humedad y sistemas de humidificación (humidificadores).

Los humidificadores son dispositivos diseñados para aumentar la humedad del lugar donde son instalados. Éstos son utilizados especialmente en lugares donde el calor producido por el sol genera estaciones de sequías. En los invernaderos es útil debido a que las condiciones externas de clima también afectan a las condiciones ambientales del invernadero.

La humidificación es importante en los invernaderos debido a que niveles bajos de humedad detienen o disminuyen el proceso de fotosíntesis. En las condiciones de baja o nula humedad las plantas sufren estrés y se les impide el intercambio de oxígeno, CO2 y nutrientes. Como consecuencia, el radio de crecimiento de las plantas decrece dramáticamente si no existe la humidificación apropiada.

Las plantas saludables pueden transpirar grandes cantidades de agua, dando como resultado un incremento en la humedad relativa del aire en un invernadero. El aumento de la humedad relativa en el invernadero, alcanzando niveles entre el 80 y 85%, debe ser evitado debido a que este nivel de humedad puede causar enfermedades en las plantas y reduce su transpiración, así también pueden generar precipitaciones que no son deseadas en el invernadero causando que éste se puede inundar.

Una ventilación suficiente o sucesivos calentamientos y ventilación pueden prevenir la condensación en la superficie de los cultivos y en la estructura del invernadero. El uso de sistemas de enfriamiento en temporadas de verano incrementa la humedad del aire en el invernadero.

La humedad es controlada con sistemas mecánicos tales como sistemas de riego, humidificadores y con la ayuda de las aireaciones del sistema. Esta variable ambiental no debe ser controlada de forma directa por el ser humano ya que nuestra percepción ante variables ambientales no es la óptima para mantener a las plantas con el mayor rendimiento ambiental. Para el control de esta variable, como para el de la temperatura, es necesario utilizar sistemas autónomos de control.

 

Riego

Los sistemas de riego permiten la aplicación de agua y químicos, de manera directa y puntual. Su principal objetivo es el ahorro de agua así como de energía para minimizar el daño ambiental.

El ahorro de agua es una de las ventajas principales en el uso de invernaderos, ya que ningún otro tipo de técnica agraria ofrece los grandes ahorros en consumos de agua para el mismo crecimiento de cultivos.

La tecnología utilizada en sistemas de riego se centra en el máximo aprovechamiento del agua desde el punto de vista de la planta. Los ciclos de riego y cantidades de líquido a utilizar son definidos por el tipo de cultivo y sustrato en el que se encuentra la planta, ya que el sustrato y la planta definen la forma de absorción del líquido.

La cantidad de agua entregada a la planta debe ser la necesaria, puesto que si se entrega más agua de la necesitada por la planta el invernadero puede sufrir problemas de inundaciones o condiciones extremas de humedad. El exceso de humedad en el interior del invernadero puede propiciar lluvias artificiales dentro de este sistema.

Por su complejidad, el riego se realiza con sistemas de bombeo y válvulas de salida especializadas en la técnica utilizada para realizar el riego. En definitiva, el ser humano no debe regar de forma directa al cultivo en una estructura protegida, sino que debe utilizar maquinaria tecnificada para realizar esta tarea.

 

Próxima página: Fertilización, componentes biológicos y perturbaciones mecánicas

 

Ponce Cruz es director de la Maestría en Ciencias de la Ingeniería del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (I.T.E.S.M.), Campus Ciudad de México, y director de la cátedra de sistemas mecatrónicos del mismo campus.

Deja un comentario

9 comments on “Tu primer invernadero: Manejo de temperatura, riego, y más (parte II)

  1. hugo jarillo

    que hacer en caso que caiga una helada o frente polar y no contemos con calefaccion, que podriamos meter al cultivo para minimizar el estres

  2. jorge horta

    incarte y pedirle a dios que pase rapido…. no puedes poner folgyers y aser que ese aire se mueba y no nos condense las particulas

  3. Alfredo González Mejía

    Excelentes temas, los felicito y me gustaría que ampliaran más los temas como por ejemplo una tema acerca de nutrición mineral y de los efectos de foliares y plaguicidas en las plantas. Muchas gracias!

  4. Mateo Martinez

    Hola Alfredo González, te invito a que participes en el curso de producción de hortalizas en invernadero, se abordará el tema de nutrición mineral y manejo de plagas y enfermedades del pimiento. Este evento lo está organizando Intagri, puedes ver acerca de ello en este link: http://www.intagri.com.mx

  5. rodolfo nuñez

    saludos acabo de ver esta 2a parte y no vi la primera, quiero iniciar un invernadero en mi casa cuento con aprox 100 mts de superficie, seria factible y rentable hacerlo?