Recomendaciones para manejar el pepino en invernadero

Pepino de invernadero

El pepino es un cultivo de temporada cálida que requiere un rango de temperatura de 26 hasta 29°C y también una humedad relativa alta.

Es muy sensible a ciertos parámetros de cultivo tales como luminosidad, condición del aire, humedad, y dióxido de carbono entre otros. Fluctuaciones grandes en cualquiera de estas condiciones resultarán en un rendimiento pequeño, y en frutos de mal sabor.

Los pepinos de invernadero tienen aun más especificaciones para considerar, por lo que si le interesa producir esta hortaliza en un ambiente protegido le ofrecemos
unas recomendaciones fundamentales para obtener una exitosa cosecha.

Germinación y siembra (por trasplante)

  • Para producción de pepino a gran escala, use cajones para germinar las semillas, y cúbralos con vidrio o plástico para reducir la pérdida de calor, y prevenir desecación.
  • Por lo general la temperatura óptima para la germinación de las semillas está entre 21 y 24°C. Sin embargo, muchas veces el paquete de semillas viene etiquetado con las especificaciones de temperatura, así que se recomienda consultarlo antes de ajustarla.
  • Asegúrese que usted mantiene las plántulas bien hidratadas, y cuando generen sus hojas verdaderas, trasplántelas a macetas que contengan su sustrato elegido, y riéguelas frecuentemente con una solución de fertilizantes.
  • Después de dos o tres semanas las plántulas estarán listas
    para el  trasplante definitivo
    en el invernadero.
  • Antes de plantar, humecte el sustrato con agua cálida y prevea suficiente espacio para cada planta de pepino. Esto le va a asegurar una buena circulación de aire, y luz adecuada para la producción de los frutos de pepino.

¿Sabías que…

Según datos de la AMHPAC, la asociación actualmente cuenta con 65 productores de pepino de varios estados produciendo múltiples variedades del cultivo? Hay un total de 3,492 hectáreas que se dedican a la producción de pepinos, las cuales están distribuidas entre 19 estados. Sinaloa produce gran parte de esta producción, seguido por Jalisco.


Fertilización

  • Antes de aplicar los fertilizantes, haga una prueba de agua para determinar el pH, calcio, sodio, y los niveles de micronutrientes.
  • En general, es más fácil comprar una solución de nutrientes premezclada conteniendo los micronutrientes necesarios. Si planea hacer esto, empiece con una mezcla menos fuerte, e incremente la dosis a medida que la planta crece.
  • Una planta adulta necesitará de 3.75 hasta 7.6 litros de solución diaria, y la solución nutriente debe estar a temperatura ambiente antes de ser aplicada.
  • El nitrógeno es el nutriente más importante para el pepino. Asegúrese de su aplicación continua por su sistema de riego.

 Poda y formación de frutos

  • Si el dosel foliar de la planta está demasiado denso, dará sombra a los frutos y prevendrá su crecimiento.
  • Si se forman demasiados a la vez, un gran porcentaje abortará debido a que los frutos competirán por alimento.
  • Si se forman frutos pesados, estarán mal formados o con coloracion irregular, así que es mejor permitir el desarrollo de un sólo fruto en la axila foliar.

Cosecha

  • Los pepinos deben ser cosechados cuando tengan una longitud, diámetro, y forma uniforme, y antes de que aparezca algún amarillamiento en el extremo apical.
  • Las plantas de pepino requieren cosechas frecuentes debido a que los frutos maduran demasiado con rapidez, y además, los frutos maduros impedirán el crecimiento de los más jóvenes.
  • El rendimiento total dependerá directamente de la duración del período de la cosecha, pero los rendimientos típicamente varían entre .45 kilos hasta 1.3 kilos por planta durante el pico de la cosecha.         

Deja un comentario