Conceptos de medición y control en invernadero

Tecnologãa aplicada

Conforme avanzan la tecnologías en agricultura intensiva, los productores tienen que adentrarse en nuevos conceptos para poder entender el funcionamiento y las ventajas que aportan. Dichas tecnologías, aunque pueden ser controladas por sofisticados equipos de cómputo, siempre requerirán del toque humano para dar el mejor resultado. Tal es el caso de los invernaderos y sus componentes.

En la actualidad, existen diversos tipos de estructuras que ofrecen ventajas para ciertos climas; pero la realidad es que, mientras la mayoría de los invernaderos han sido diseñados para conservar energía y calentar el ambiente en el interior, en México la situación y las necesidades son muy diferentes.

 

Conservación de energía

Por ejemplo, debido a las bajas temperaturas y a la falta de luz en el invierno, en Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Japón y los Países Bajos, las estructuras y cubiertas de invernaderos están diseñadas para aumentar la captación de la luz y la energía que ésta genera. Según estudios realizados en estos países, el déficit de luz en invierno puede representar hasta un 30% menos que en los meses de primavera y verano. Igualmente, la falta de luz provoca una mayor condensación y una temperatura más baja en el interior del invernadero. Por ello, los sistemas que se utilizan en estos países son diseñados para calentar el invernadero, aumentar los niveles de CO2 de manera artificial y conservar la energía de la mejor manera posible.

 

Ventilación y cubierta

En cambio, en los países mediterráneos como España, Francia, Italia, Marruecos y Turquía, las estructuras están diseñadas para aprovechar las condiciones climatológicas y no requieren de mayores aplicaciones de tecnología que las que sirven para ventilar correctamente el invernadero.

Las diferencias en ambos sistemas son bastante notables, y también los rendimientos, ya que mientras en los invernaderos de alta tecnología se obtienen de 50 a 70 kilogramos de tomate por metro cuadrado, en las cubiertas de los países mediterráneos los rendimientos promedio son de 25 a 30 kilogramos de tomate por metro cuadrado.

 

Adaptación de tecnologías

Sin embargo, las condiciones en México son realmente diferentes. Aunque existe una mayor disponibilidad de energía luminosa (como en los países del Mediterráneo), las variaciones climatológicas son mayores, y en muchos casos se requieren instalaciones de calefacción para obtener producciones de 50 a 60 kilogramos de tomate por metro cuadrado.

Ahora bien, existen zonas o regiones en donde las nuevas tecnologías requieren una adaptación para obtener altos rendimientos con una climatología de elevadas temperaturas. Tal es el caso de Baja California y Sonora en el verano, o de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí y Veracruz, donde los invernaderos deben calentarse durante la noche y enfriarse durante el día. Todo un reto, si consideramos las variaciones del clima y las necesidades de los cultivos.

Para ajustarse a las nuevas tecnologías de los invernaderos en estas regiones, el productor deberá manejar una serie de datos que incluyen una evaluación integral de varios factores enumerados en la tabla adjunta.

 

Rentabilidad

Al identificar estas variables, el productor podrá aplicar mejor la tecnología para los cultivos de lechuga, pimiento, tomates o pepinos, adaptándola según sean las características de la climatología de su región y del tipo de invernadero o cubierta disponible.

Como en todos los procesos, a mayor inversión y disponibilidad de equipos, mayor podrá ser el rendimiento. En el caso de la disponibilidad de luz en el invernadero se deberá medir tanto la intensidad por hora/día como la duración, para estimar en qué porcentaje se cubren las necesidades de la planta. 

Con respecto a la ventilación, se deberá identificar la entrada de aire fresco (capacidad de ventilación), así como la circulación del mismo y la extracción del aire caliente.

Para efectos del control de la temperatura, el productor cuenta con la información proveniente de la humedad relativa, las variaciones de temperatura, así como las aplicaciones de una serie de equipos, a saber, riego, calentadores, ventiladores, termostatos, nebulizadores, muros húmedos, medidores o charolas de drenaje, y por supuesto operación de ventilas cenitales o de los laterales del invernadero.

 

Registro de datos

Para obtener el mejor resultado, el productor más avanzado deberá también considerar que la mejor lectura e interpretación del control de la temperatura no está en las gráficas o la lectura diaria de los equipos de medición y control, sino en la misma planta.

Por lo anterior, los nuevos conceptos de medición se refieren al diámetro del tallo, el crecimiento semanal de la planta, la altura y disposición de la floración, el tamaño de la hoja (cm), el número de hojas por planta, la densidad (plantas/m2), el número de frutos por planta y racimo y el número de frutos por unidad de superficie.

Con esta información, el productor podrá determinar el desarrollo de su cultivo y monitorear si las condiciones climatológicas son las más adecuadas. Estos nuevos conceptos se relacionan directamente con la transferencia de energía del invernadero (ambiente controlado) hacia la planta y los frutos.

Actualmente, se recomienda medir el ciclo fenológico, la velocidad de la floración, el rendimiento semanal por metro cuadrado, el rendimiento total, el porcentaje de frutos de primera y el promedio del tamaño de los frutos.

Finalmente, los indicadores de un buen resultado en el manejo del invernadero (señales ocultas) serán la temperatura del agua, el consumo diario (mL/m2), el porcentaje de drenaje, la conductividad eléctrica (CE) del drenaje y del gotero, el pH de estos mismos elementos y el tiempo de irrigación (del primer al último riego).

Si usted está registrando estos datos, estamos seguros de que podrá mejorar el manejo de su invernadero y aumentará los rendimientos de una manera económica y segura.

Deja un comentario

invernadero
invernadero

Evita que se sobrecaliente tu invernadero

Para los productores de plántulas de trasplante que cultivan todos los meses del año, el sombreo, el enfriamiento y la ventilación evitan que los invernaderos se sobrecalienten, creando un ambiente estresante para las plantas. A continuación les ofrecemos algunas recomendaciones básicas para la implementación adecuada de sistemas que le permitirán proteger al ambiente de crecimiento de sus plantas.

invernadero

Ventilación natural y nebulización aumentan eficiencia de enfriamiento

Para ventilar los invernaderos se utilizan dos métodos principales: la ventilación mecánica o forzada y la ventilación natural. A continuación te mostramos las virtudes de ambas estrategias, y cómo éstas se adaptan a las necesidades de tus cultivos e invernadero.

invernadero

Éxito de la agricultura protegida en los Países Bajos

Pimientos y tomates son hortalizas populares entre los cultivos de invernadero en los Países Bajos. Durante mi participación en el

invernadero

Escoge el mejor sustrato para tu invernadero

El sustrato o medio utilizado para cultivar en contenedores debe tener buenas características de retención de agua y nutrientes, además

invernadero

Ventilación mecánica vs. natural en invernaderos

Dado que al agricultor le interesa el rápido crecimiento de su cultivo, se deben mantener las condiciones ambientales óptimas para

invernadero

Enfriadores para invernaderos

Existen seis tipos de acciones principales para el manejo de la temperatura en el interior del invernadero (exceso de calor

Artículos recientes
coles/de hojas

Guia para controlar la pudricion negra

Los síntomas de la Pudrición negra con frecuencia pueden ser confundidos con otras enfermedades, o incluso con estrés por sequía.

cultivos

Resumen infográfico de la fuerza tomatera de México

Solanum lycopersicum (o Lycopersicum esculentum) es una planta originaria de México o Centroamérica, un cultivo sumamente importante en el país

Home

25 productores ejemplares de México

Durante una trayectoria de 25 años en México y más de 300 números de la revista Productores de Hortalizas, hemos

horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en