Cómo un invernadero de media tecnología crea condiciones idóneas

Operación del invernadero de mediana tecnología

En nivel tecnológico puede ser considerado de acuerdo a la cantidad de sistemas auxiliares que permiten el control de variables directamente relacionadas con la producción del cultivo.  No obstante, el mínimo con que debe contar este sistema de producción, es con el sistema de riego debido a que es una estructura cerrada, y no tiene alternativa para satisfacer necesidades hídricas. Luego entonces la operación del invernadero, estará en función de los sistemas auxiliares.  Así mismo, la operación depende en gran medida del tipo de estructura, y del tipo de cubierta o material. Por ejemplo, un invernadero tipo túnel con ventanas laterales, contra una malla sombra, o un invernadero tipo cenital con ventanas laterales, frontales, cenitales, etc. tienen operaciones diferentes.

En función de las características del invernadero y atendiendo las necesidades del cultivo, se puede dividir la operación del invernadero básicamente en tres grupos: operación del sistema de riego o fertirriego, que incluye la solución nutritiva y el sistema de inyección; operación del sistema climático, independientemente que sea pasivo o mecánico, lo cual incluye el control de las principales variables inherentes  al rendimiento potencial del cultivo, y que se encuentran básicamente en el proceso de fotosíntesis: Agua y CO2 en presencia de radiación; como consecuencia de la radiación temperatura y humedad y luego todas las demás al y la relación de estas con el tipo de cultivo, aunque esto no sea propiamente operación del invernadero sino complemento a las dos primeras.

Sistema de riego y fertirriego: Garantizar una cosecha homogénea tanto en calidad como en tiempo, depende en gran medida de la operación del sistema de riego, y en invernadero generalmente puede ser usado indistintamente Fertirriego, ya que al mismo tiempo de que se riega se fertiliza; es decir, que la solución nutritiva utiliza el sistema de riego como vía de aplicación.

El primer paso para la operación del sistema de riego en invernadero, parte del hecho que el diseño del mismo cumple con la eficiencia establecida, y en consecuencia la idea de operarlo es garantizar que funcione como fue diseñado. Dos variables son básicas en este punto: caudal o gasto y presión del sistema.

La idea de verificar la presión y el caudal de los emisores es para garantizar que la variación de caudal entre el emisor más cercano y el más lejano no se mayor al 10 % y que la diferencia de presiones entre estos mismos emisores no supere el 21%. En caso contrario, el sistema está operando de manera deficiente y en consecuencia la aplicación de fertilizantes también es ineficiente lo que se va a traducir en un desarrollo heterogéneo del cultivo, es decir, unos frutos más grades que otros.

Idealmente, un procedimiento general para el mantenimiento puede ser abordado como sigue:

1. El tablero: al iniciar el riego revisar y verificar que funcione, es decir, botones de encendido y apagado, conexiones, amperaje, voltaje, sistema de cableado, etc.

2. Cabezal de filtración: Ya sea de lavado automático o manual, es necesario revisar la diferencia de presiones antes y después del filtro. Un indicador de que el sistema de filtrado está funcionando bien, es cuando en los emisores no hay taponamientos. Es necesario el lavado de filtros periódicamente, si el agua es mala, después de cada riego

3. Cabezal de bombeo: revisar el binomio eléctrico mecánico y su acoplamiento. Evitar ruidos diferentes al bombeo y vibraciones. Si esto se detecta, el bombeo tiene problemas, parar y revisar.

4. Inyección de la solución nutritiva: en forma dosificada

5. Válvulas, control de presión y gasto

6. Tuberías, obturaciones, fugas.

7. Emisores, taponamientos, rupturas, uniformidad.
Operación del clima del invernadero: El clima del invernadero, o ambiente, o atmosfera, es el resultado de la combinación de diversos factores climáticos. Los más importantes y que están directamente relacionado con el confort ambiental de la planta son: Radiación, Temperatura, Humedad, Viento y dióxido de carbono.

El mantener un ambiente adecuado para el cultivo, significa que los promedios de estos valores oscilen en:

  • Radiación: Estudios realizados (Boulard, Lorenzo, Bailey) indican que la planta requiere alrededor de 400 w m2 de radiación para fotositentizar.
  • Temperatura: MINIMA DE 10 MAXIMA DE 30
  • Humedad: dependiendo de la etapa, desde 40 MAXIMA DE 80
  • Viento: rapidez no mayor a 1 m s-1
  • Dióxido de carbono: Superior a los 200 ppm, recomendable 300-350 ppm.
  • Cultivo: Para complementar riego y clima, es necesario “operar” el cultivo, es decir, las labores culturales entre las que desataca la poda, tutoreo, polinización en su caso, y mantenimiento en general.

Un invernadero, es una estructura capaz de “adaptar” su interior para proveer las mejores condicionas a sus habitantes, si el habitante es una planta, es básico conocer los requerimientos de la planta. Desde el punto de vista agronómico se recomienda operar el invernadero para:

Mantener la temperatura adecuada, durante el día la radiación que es la principal fuente de calor, debe ser almacenada en el suelo para que en la noche pueda ser liberada y evitar la reducción de temperatura por debajo de la mínima del cultivo; para esto se aconseja mantener los plásticos limpios y con una transitividad superior al 70 %. Si durante el día, este ingreso de radiación acumula temperaturas cercanas a los 40 °, es necesario la apertura de ventanas, el sombreo y el riego a los cultivos para reducirla; puede hacerse una actividad a la vez o varias dependiendo del nivel de temperaturas.

Para evitar la inversión térmica por la noche, se recomienda cerrar el invernadero y que este sea lo más sellado posible, sin embargo, esto traerá como consecuencia el agotamiento del CO2 y en consecuencia hay que abrir las ventanas en cuanto la temperatura se empiece a equilibrar por efecto del sol.

Cuando lo anterior no es posible de manera pasiva, es necesario recurrir a formas mecánicas de calentar o refrigerar, y la inyección carbónica. Es conveniente tener un sistema de monitoreo básico, con temperatura.

La producción de cultivos en agricultura intensiva es un reto donde no solo es necesaria la existencia de tierra y agua como insumos necesarios y fundamentales, sino  que el factor humano debe encontrar la combinación idónea de los recursos físicos, químicos, biológicos y hasta culturales para lograr productos de calidad con precios competitivos.

Temas: , ,

Deja un comentario

2 comentarios en “Cómo un invernadero de media tecnología crea condiciones idóneas

  1. muy buen articulo, y se ha validado con productores del altiplano guatemalteco, creandoles fuentes de trabajo, producción en menor tiempo, ingresos y cosechas en ventanas con buenos precios.

    felicitaciones

    Ing Agr Rafael Villatoro

horticultura protegida
horticultura protegida

Jiffy Products anuncia la obtención de las certificaciones ISO 9001:2008 e ISO 14001:2004

Jiffy International, un líder mundial en sistemas de propagación y sustratos fabricados y distribuidos internacionalmente, se complace en anunciar la

horticultura protegida

La pantalla climática Harmony presenta ventajas notables

Un estudio recientemente realizado reveló que un invernadero que utiliza la pantalla climática de difusión de luz Svensson Harmony produjo

horticultura protegida

Consejos para productores principiantes en invernadero

La selección de la estructura correcta para sus operaciones puede ser una tarea difícil. Con tantas opciones, es fácil sentirse

horticultura protegida

Estrés en trasplantes

Fisiólogos del Centro de Extensión e Investigaciones AgriLife de Texas, EUA están estudiando maneras de aliviar el estrés sufrido por

horticultura protegida

Haz un buen trasplante de tomate

Es importante notar los factores que afectan el trasplante a la hora de comenzar su producción: Factor clima Es necesario

horticultura protegida

Crecimiento de superficie de invernaderos en México

En los últimos años, la superficie agrícola bajo sistemas de invernadero en México se ha incrementado considerablemente; en el período

Artículos recientes
Home

Descubre qué hay detrás de los fertilizantes químicos

De acuerdo a datos estadísticos, en el 2012 la producción mexicana de fertilizantes ascendió a 2.57 millones de toneladas, el nivel más alto desde 1998...

eventos

Meister Media Worldwide Industry Summit

Conoce el evento innovador que este año hará un parteaguas en la industria...

Home

¡Buenas nuevas en Productores de Hortalizas!

Nos complace comunicarles los planes que hemos estado elaborando durante meses para incrementar el nivel de servicio que Productores de

Tecnología

Ejemplos de adopción de agricultura de precisión

La escasez de mano de obra es uno de los principales motivos del uso de nuevas tecnologías en Estados Unidos...

Home

Panorama mundial del comercio de hortalizas en 2018

El Mapa Mundial de Hortalizas 2018 muestra flujos de comercio esenciales y realza algunas de las tendencias mas relevantes en

cultivos

$4,800 millones USD en ventas de frutas y hortalizas orgánicas

Las ventas de productos agrícolas frescos orgánicos en Estados Unidos, impulsadas por la fuerte demanda de consumo, alcanzaron $4,800 millones

eventos

Ruta Gastronómica en el marco de Sinaloa Encanta 2018

Angela Leyson, precisó que el objetivo es dar a conocer la gastronomía sinaloense y fomentar el consumo de restaurantes locales.

eventos

A punto de iniciar el Diplomado Internacional en Horticultura Protegida

Intagri nos informa que el 2 de marzo inicia el Diplomado Internacional en Horticultura Protegida, con 180 horas de capacitación impartida

eventos

Fruit Logistica, el mayor evento hortofrutícola

Fruit Logistica 2018 cubre cada sector individual del negocio de productos frescos y ofrece una imagen completa de las últimas

eventos

México orgánico presente en Biofach

El consumo orgánico continúa en aumento exponencial y México cuenta con las herramientas suficientes para posicionarse en el sector.