Cómo predecir el rendimiento en cultivo de tomate

 

Muchas operaciones de producción de tomate, tanto grandes como pequeñas, buscan un método exacto, simple y práctico para determinar el rendimiento del cultivo con varias semanas de antelación, de manera que puedan organizar de la manera más eficiente posible, los recursos de mano de obra en el invernadero y en el empaque, así como los materiales de empaque, etc.
El conocimiento sobre cuándo los frutos estarán listos para cosechar, así como la cantidad de fruta que va a ser empacada y enviada al mercado, tiene implicaciones para el desarrollo del cultivo y para el negocio.
 
 
Con objeto de realizar una predicción precisa del rendimiento potencial de un cultivo de tomate en cualquier semana dada en el futuro, deben tomarse en cuenta varios factores trabajando conjuntamente.
 
 
Este artículo se centrará en investigación y experiencia práctica para demostrar que existe una sólida correlación entre la temperatura promedio en 24 horas, la cantidad de luz recibida y la humedad promedio diurna o DPV (Déficit de Presión de Vapor). Temperatura y humedad son utilizadas para predecir la velocidad de floración y de madurez del fruto, mientras que la radiación acumulada promedio semanal puede emplearse para predecir el potencial de rendimiento final.
 

Luz y rendimiento

La investigación sugiere que la disponibilidad de uno de los factores (p. ej. cantidad de luz disponible para las plantas) no es la causa principal del patrón cíclico de producción de frutos que todos los productores han experimentado. Sin embargo, la cantidad de luz recibida por el cultivo (radiación solar acumulada expresada en julios/cm2) sí afecta al número de frutos cosechados cada semana. Esto no significa que haya menor número de frutos por unidad de superficie, sino que habrá menos frutos maduros para cosechar en una semana determinada.
 

Temperatura y velocidad de maduración

La variación en el número de frutos cosechados cada semana a través de las temporadas indica que el tiempo transcurrido desde la floración hasta la maduración del fruto fluctúa a lo largo del año. A finales de otoño, en invierno y a principios de primavera, los frutos de tomate tipo bola requieren de 65 a 85 días para madurar comparado con los 45 a 50 días a mitad del verano, cuando el promedio de temperatura en 24 horas es muy superior.
 
 
Una ligera reducción del tiempo de maduración del fruto tiende a ser asociada con altos rendimientos, mientras que los bajos rendimientos se registran con frecuencia cuando se produce un retraso en la maduración del fruto, como ocurre en épocas del año en las que la temperatura promedio en 24 horas es baja en un invernadero sin calefacción. En un invernadero con ambiente controlado, equipado con un sistema de calefacción computarizado, es posible manipular el promedio de temperatura en 24 horas y dirigir el calor a desarrollar los racimos y la maduración del fruto con objeto de controlar la velocidad de floración y de maduración, lo cual resultará en rendimientos más altos. En un invernadero sin calefacción, el productor va a experimentar altas fluctuaciones en el rendimiento de una semana a la siguiente y duraciones más largas en alto o bajo rendimiento de acuerdo a las fluctuaciones naturales en la temperatura promedio en 24 horas.
 
 
La temperatura es un importante determinante de la velocidad a la cual maduran los frutos. Es bien conocido que altas temperaturas aceleran la maduración. Adicionalmente, los frutos se vuelven más sensibles a la temperatura a medida que alcanzan el estado de maduración (p. ej. la curva de días a maduración no es lineal). Esta sensibilidad conducirá a gran cantidad de frutos a continuación de un periodo de temperatura elevada. Sin embargo, una maduración rápida de frutos, y en consecuencia el corte de frutos maduros de las plantas, reducirá el número de frutos próximos a madurar en la planta, lo cual resultará en rendimientos más bajos en las semanas siguientes. Esta situación se experimenta a menudo en los invernaderos sin calefacción.
Estas observaciones reales indican que es posible controlar el patrón de rendimiento a través de la manipulación del promedio de temperatura en 24 horas en el invernadero.
 
 
La sensibilidad a la temperatura, en el contexto del ritmo de desarrollo del fruto, está relacionada con la variedad y con el tamaño de fruto, de manera que la maduración de los frutos de cada variedad particular se produce a un ritmo diferente según los rangos de temperaturas.
 
  
 
El Tiempo Térmico TT (sumatorio de temperaturas por encima de la temperatura base)— también conocido como una ‘constante’ – utiliza 6°C como base. La temperatura promedio en 24 horas es determinada por el productor y utilizada como un componente del modelo. En la tabla hemos elegido el peso promedio del fruto de cuatro variedades diferentes para ilustrar el concepto.
 
 
En este ejemplo, el productor ha determinado que la temperatura promedio en 24 horas es 16°C en su invernadero sin calefacción en el que cultiva tomates tipo bola. En el caso de tomates en racimo, el Tiempo Térmico (TT) se calcula a partir del establecimiento del primer fruto en el racimo y hasta que el último fruto en el racimo alcanza coloración completa y el racimo está listo para cosechar.
 

Relación con la Humedad

Observaciones prácticas e investigación coinciden en que para los cultivos de invernadero, los altos niveles de humedad pueden conducir a una reducción en el potencial de rendimiento. A partir de datos de un invernadero en México se observó que existe una fuerte correlación entre fluctuaciones de rendimiento en un periodo de 18 semanas y la humedad relativa promedio diurna. Se especula que la fluctuación en humedad relativa es en parte responsable de la fluctuación en rendimiento, ya que se relaciona con el potencial de transpiración del cultivo.
 

Medición de plantas

Con objeto de iniciar el proceso de predicción de días a la maduración y finalmente el potencial de rendimiento del cultivo, debe implementarse un sistema de registro de datos del cultivo.
Las mediciones de la planta y del clima que están directamente relacionadas con la predicción del rendimiento son el promedio de temperatura en 24 horas (utilizando el promedio medido en tres semanas), humedad, radiación solar acumulada (en J/cm2), velocidad de floración y número de días a la maduración.
 
 
La velocidad de floración es uno de los elementos clave en el sistema de registro de datos del cultivo. Este parámetro no sólo ayuda al productor a tomar decisiones relacionadas con el cultivo en ese momento, sino que también puede ser utilizado por los agentes de ventas de la operación para predecir la cantidad de frutos que estarán disponibles para venta en 3 ó 4 semanas dependiendo de las condiciones del clima. Usando los parámetros de velocidad de floración y el promedio de temperatura en 24 horas, pueden realizarse predicciones bastante exactas de los días a la maduración.
 

Aproximación práctica

Reuniendo toda la información de registro de datos del cultivo de manera práctica, el productor será capaz de proporcionar al departamento de ventas y a los gerentes de personal una evaluación bastante precisa de los kg/m2 de fruto que van a ser cosechados en 3 ó 4 semanas en el futuro. Deben desarrollarse datos históricos para cada operación de invernadero, de manera que la herramienta de predicción lo más precisa posible.
 
 
En este momento, los datos del historial de temperatura son importantes porque las temperaturas en un invernadero sin calefacción van a fluctuar día a día y de una semana a la siguiente.
Esta fluctuación de temperatura deberá tenerse en cuenta en el plan de registro de datos del cultivo, de manera que se obtengan los días a la maduración de manera más exacta, y en consecuencia pueda determinarse el potencial de rendimiento semanal.        
 
 
 

 

 

Douglas Marlow es presidente ejecutivo de DHM Horticultural Consulting, una firma especializada en la asesoría de cultivo en invernadero, con amplia experiencia en México, y otros países del continente americano. Para más información consulten otros articulos del autor en Hortalizas.com o escriban a [email protected]

Deja un comentario

12 comentarios en “Cómo predecir el rendimiento en cultivo de tomate

  1. Valiosa información pero más valiosa sará compartirla, por lo que solicito,si es posible, por favor, el artículo completo o donde encontrar má información.
    Gracias J. Ramirez

  2. Excelente artículo, incluye aspectos básicos de investigación, los cuales son analizados e interpretados con un enfoque aplicativo real, y por lo tanto de apoyo para que el productor pueda mejorar el manejo, rendimiento y rentabilidad de su cultivo.
    Solicito me envíen por favor, por este medio, el artículo completo.

  3. Valiosa información pero más valiosa sará compartirla, por lo que solicito,si es posible, por favor, el artículo completo o donde encontrar má información.
    Gracias J. Ramirez

  4. Excelente artículo, incluye aspectos básicos de investigación, los cuales son analizados e interpretados con un enfoque aplicativo real, y por lo tanto de apoyo para que el productor pueda mejorar el manejo, rendimiento y rentabilidad de su cultivo.
    Solicito me envíen por favor, por este medio, el artículo completo.

tomates
tomates

Innovación en tomates

Nota del autor: El número de enero de Productores de Hortalizas está dedicado a técnicas o productos innovadores, y en

Artículos recientes
horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en

eventos

Operaciones sinaloenses galardonadas por su ejemplar producción de pimientos

El pasado 16 de noviembre, en el enclave de Expo Agroalimentaria Guanajuato, tuvo lugar la ceremonia de entrega de galardones

protección de cultivos

Logra un control sustentable con el Manejo Agroecológico de Plagas

En los últimos años, el manejo y control de plagas de los cultivos ha ido evolucionando muy rápidamente. En la

misceláneos

4 Desafíos para las operaciones más grandes en la producción orgánica de hortalizas

La producción orgánica de hortalizas ha evolucionado en los últimos 25 años. Alguna vez fue dominada por productores pequeños y