Recorrido a un huerto urbano

por |

tending urban farms

En términos generales, la horticultura consiste en unos pocos pasos relativamente simples — sembrar, cuidar la semilla hasta que se convierta en planta, asegurarse de que la planta reciba la cantidad de luz solar adecuada, aplicar agua y nutrientes, y finalmente cosechar. De simplicidad aparente, este conjunto de pasos básicos puede transformarse en una amplia variedad de prácticas de producción complejas que en definitiva, tienen poco o nada que ver entre sí. Desde el uso de residuos de pescado para labranza a cultivar plantas verticalmente en una pared, o incluso suspendidas en el aire – las posibilidades son variadas e ilimitadas.

En este reportaje nos enfocamos en la urbicultura, es decir, la práctica de cultivar y distribuir alimentos en un entorno urbano. Aunque a primera vista no parece muy diferente del cultivo en un entorno rural, aparte de la ubicación, al profundizar en la investigación, se hace aparente que excepto por unas cuantas similitudes básicas, la agricultura urbana es un caso aparte.

Granja-escuela en la ciudad
Productores de Hortalizas tuvo el placer de visitar la finca urbana Buckeye-Woodland Learning Urban Farm el pasado julio en la ciudad de Cleveland, Ohio (EUA), y de hacer un recorrido a la operación y entrevistar a su gerente, Julia Ferguson, sobre su experiencia en el lugar. Buckeye Learning Farm forma parte del programa Green Corps, que apoya una red de seis granjas-escuela incluyendo Buckeye, y ofrece programas de trabajo/capacitación para estudiantes de la ciudad.

Además del educacional, el propósito de Buckeye Learning Farm es en gran parte satisfacer la demanda del consumidor por productos frescos, cultivados localmente. Con respecto a esta demanda local, Ferguson comenta que ella tiene un puesto en su granja en el que vende sus frutas y hortalizas cada semana y que hay mercados diarios en las operaciones de Green Corps. “Uno de los objetivos principales del programa de Green Corps es incrementar el acceso y la disponibilidad de alimentos frescos, particularmente alimentos orgánicos en el barrio donde se ubican las fincas, la mayor parte de los cuales habían sido catalogados como baldíos.”

 

Agricultura urbana frente a rural
Como mencionamos anteriormente existen muchas diferencias importantes entre la producción en un ambiente urbano frente a uno rural. Uno de los retos principales a los que se enfrentan los productores en la ciudad es la incertidumbre sobre la calidad del suelo en el que cultivan. Ferguson menciona que “cuando trabajamos en entornos urbanos nos encontramos con un montón de factores que los productores rurales no van a encontrar, como niveles de toxicidad por plomo y metales pesados en el suelo.”

Además, todos sabemos que hay diferencias entre la calidad del aire limpio y fresco del campo frente al aire más pesado y contaminado de las ciudades. A este respecto, Ferguson menciona que la calidad del aire es otra preocupación en la producción, y afirma que al igual que los agentes contaminantes afectan a la respiración de las personas, también afectan a la capacidad de las plantas para producir oxigeno y realizar la fotosíntesis.

Con la proliferación de granjas urbanas, es muy posible que el terreno de cultivo hubiera sido utilizado para diferentes propósitos en el pasado, antes de acondicionarse para servir su función agrícola actual. Por esta razón, no es raro encontrar chatarra, escombros y otros residuos industriales esparcidos por el terreno, lo cual requiere una labor de limpieza rigurosa y diligente para garantizar seguridad y un ambiente de
cultivo adecuado.

Sobre este tema, Ferguson apunta que el terreno en el que cultiva en la actualidad estuvo abandonado durante años, pero cuando comenzaron a excavar, encontraron muchos escombros de casas construidas en la propiedad en el pasado. “El primer año nos dedicamos a desenterrar rocas y escombros, virutas de madera y cosas por el estilo. Esto forma parte del duro trabajo necesario para poder formar las camas de cultivo y convertir el terreno en un suelo cultivable. Prácticamente todas las parcelas en las que se ubica la finca están sobre antiguos terrenos de edificios residenciales o comerciales, así que recogemos un montón de escorias.”

Presentación fotográfica del recorrido:

Alexander es Editora de Contenido de la revista Productores de Hortalizas, Meister Media Worldwide. Puede seguirla vía Twitter: Twitter

Deja un comentario

One comment on “Recorrido a un huerto urbano