Proyectos productivos conectan a estudiantes agrónomos con la productividad del campo

Aprendizaje basado en proyectos productivos: modalidad de colaboración de los alumnus de agronomía en los programas de producción de cultivos

Por el Dr. Fernando Ramos Gourcy et al

Las instituciones de educación superior, a partir de su misión fundamental de formar estudiantes y generar conocimiento, deben forjar una nueva visión de la educación que ubique a los educandos como eje central en la perspectiva de una educación permanente, que favorezca su integración a la sociedad del conocimiento del siglo XXI y su participación activa en los procesos de cambio social que conduzcan a un mundo más humano, más justo y de respeto a la naturaleza. En la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), en este contexto y a partir de su misión, debe responder a tales planteamientos consolidando su quehacer e innovando aquello que le facilite responder a los cambios en todos los órdenes.

En congruencia con lo planteado en el Modelo Educativo de la UAA, los profesores universitarios debemos llevar a cabo un intenso programa de innovación que invierte en la formación de los estudiantes en los programas educativos de la institución, migrando de un proceso educativo orientado en la enseñanza hacia una formación centrada en el aprendizaje de los alumnos.

Bajo este enfoque, se propuso a los miembros del Comité Técnico una serie de actividades que permitiera la participación de los alumnos de la carrera de Ingeniero Agrónomo, en los programas de producción de cultivos. Se invitó a los alumnos de todos los semestres para que se incorporaran a las unidades de producción (horticultura intensiva en exteriores, producción vegetal intensiva en invernaderos, pastos y forrajes, etc.) del Área Agrícola en cualquiera de los siguientes esquemas:

1. Operario beca. Se ofrecieron tres tipos de beca: a) Pago de colegiatura, b) Apoyo para transporte y c) Ayuda para alimentos en la cafetería de la posta. Para cualquier modalidad, los apoyos a los estudiantes provendrían de los fondos económicos que se generen en el Área Agrícola.

2. Créditos del Programa de Formación Humanista, Servicio Social, Prácticas Profesionales. Es necesario elaborar los proyectos y registrar ante las instancias que corresponda de la universidad para que, a través del reconocimiento de créditos, los alumnos obtengan un beneficio o estímulo por su trabajo en las áreas productivas.

En cualquier de estas dos modalidades, los estudiantes deberán trabajar al menos 15 horas semanales distribuidas en tres días de trabajo de cinco horas.
Todos los interesados deberán seleccionar los días de tal forma que haya alumnos trabajando en las diversas unidades de producción de lunes a sábado. Cada educando deberá estar al menos un mes en una unidad productiva.

3. Aprendizaje Basado en Proyectos Productivos (ABP). El Método ABP se ha venido implementando paulatinamente como una práctica educativa que promueve el aprendizaje de los alumnos y el trabajo colaborativo. El desarrollo de proyectos, así como el método de solución de problemas, se derivaron de la filosofía pragmática que establece que “los conceptos son entendidos a través de las consecuencias observables y que el aprendizaje implica el contacto directo con las cosas.”

El método de proyectos emerge de una visión de la educación en la cual los estudiantes toman una mayor responsabilidad de su propio aprendizaje y en donde “aplican, en proyectos reales, las habilidades y conocimientos adquiridos en el salón de clase.” El método de proyectos busca enfrentar a los alumnos a situaciones que los lleven a rescatar, comprender y aplicar aquello que aprenden como una herramienta para resolver problemas o proponer mejoras en las comunidades en donde se desenvuelven. Cuando se utiliza el método de proyectos como estrategia, los estudiantes estimulan sus habilidades más fuertes y desarrollan algunas nuevas. Se motiva en ellos el amor por el aprendizaje, un sentimiento de responsabilidad y esfuerzo y un entendimiento del rol tan importante que tienen en sus comunidades.

Caso de estudio: Cultivo de cebollas

Firmados los acuerdos, se establecieron 1.5 hectáreas para la producción comercial de cebolla.

Los estudiantes asociados elaboraron un proyecto productivo que incluyó fechas, actividades, insumos, cantidad y costo; el cual fue avalado por el Comité Técnico del Área Agrícola. El programa de producción fue desarrollado por los alumnos. En algunas etapas del cultivo, los estudiantes recibieron apoyo del personal operativo del área. También hubo la necesidad de contratar personal externo para el manejo fitosanitario del cultivo.

El programa de producción consistió en el desarrollo de las siguientes etapas:

Preparación del suelo de la parcela de producción. Con el personal de apoyo y maquinaria agrícola del área, se realizó el volteo del suelo, rastra, incorporación de yeso agrícola, levantado de lomos, entre otras cuidados al suelo.

Fertilización de fondo y a través del sistema de riego (fertirriego). Se estuvieron aplicando a lo largo del ciclo de cultivo diferentes fertilizantes como fuentes de nutrientes, en función de la etapa fenológica del cultivo, la demanda de nutrientes y la meta de rendimiento.

Manejo fitosanitario del cultivo. Se aplicaron diversos productos e insumos para controlar las malezas, plagas y enfermedades que afectaron al cultivo a lo largo del ciclo de cultivo. Se contrató personal externo para mantener libre de malezas al cultivo.

Cosecha. Al concluir el proceso de producción, se cosecharon en tres fechas distintas, un total de 1,324 arpillas con un peso de 45 toneladas en 1.5 hectáreas de cultivo.

CONCLUSIONES

Sin duda alguna, el proceso de aprendizaje se llevó a cabo a través de la implementación del proyecto productivo.

Bajo el enfoque del Modelo Educativo Institucional, el Método de Aprendizaje Basado en Proyectos Productivos permitió que los alumnos aplicaran todos los conocimientos adquiridos durante su formación académica.

La carrera de agronomía es un programa educativo dónde los alumnos aprenden “haciendo en el campo todas las actividades que los cultivos exigen para su óptimo desarrollo.” Tal y como lo estableció Norman Borlaug, padre de la revolución verde y premio Nobel de la Paz: “Para producir hay que dejar las oficinas, salir al campo y ensuciarse las manos ya que es el único lenguaje que entienden las plantas y animales.”

Los alumnos han aprendido además de las técnicas agronómicas, el efecto de los costos de los insumos y los precios de los productos. Una de las enseñanzas más importantes ha sido comprender el impacto del mercado en los procesos de producción agrícola, ya que, al momento de vender la cebolla cosechada, los precios obtenidos no fueron los deseados para obtener una mayor rentabilidad de la producción.

Es importante señalar que participaron además tres estudiantes en la modalidad de instructor beca, los cuales estuvieron realizando diversas actividades en los invernaderos de producción de tomate.

Finalmente, las universidades e instituciones de educación superior públicas y privadas, deben desarrollar esta modalidad educativa, en la cual los alumnos se involucran activamente en la producción de cultivos, situación que va a permitir generar recursos para las Instituciones y para los estudiantes.


Los autores del artículo son:
Dr. Fernando Ramos Gourcy, Dr. Alberto Margarito García Munguía, Dr. José de Jesús Luna Ruiz, Dr. Abraham Díaz Romo, M. C. Jesús M. Fuantos Mendoza, M.C. Amalio Ponce Montoya, M.C. Miguel Ángel Gutiérrez Macías, IAF. Juan Antonio Aguilar Rubalcava y M.C. Anabel Flores Chávez. Son profesores de los Departamentos de Fitotecnia y Disciplinas Agrícolas del Centro de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Miembros del Comité Técnico del Área Agrícola de la Posta Zootécnica.

Nota: La información contenida en este artículo forma parte de los registros que lleva a cabo el Área Administrativa de Posta Zootécnica del Centro de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Las imágenes son propiedad del Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de la misma Institución y fueron facilitadas para su publicación.

Deja un comentario

4 comentarios en “Proyectos productivos conectan a estudiantes agrónomos con la productividad del campo

  1. Estimados José Luis, J. Carlos y Ernesto: Muchas gracias por sus comentarios a nuestro artículo.
    Quiero informar a ustedes y a todos los lectores que nuestro Programa Educativo está acreditado desde hace 15 años por dos organismos muy importantes: El Comité Mexicano de Acreditación de la Educación Agrícola Superior (COMEAA) y el Comité de Ciencias Agropecuarias de los CIEES. Gracias al esfuerzo de profesores, alumnos y personal directivo, el P.E. de Agronomía, junto con el programa educativo de Ing. Agroindustrial (hoy Ing. en Alimentos) obtuvieron la acreditación y dos refrendos. Esto significa que la Institución está comprometida con la excelencia educativa en el proceso de formación de los estudiantes.
    Aprender haciendo (Aprendizaje Basado en Proyectos Productivos) es una modalidad educativa centrada en el aprendizaje de los estudiantes, es adicional e independiente a las actividades académicas regulares (teoría y práctica). No está relacionada a ninguna materia en particular. El Comité Técnico procura que los alumnos desarrollen sus propias parcelas de producción. Lo ideal es que ganen dinero ellos y la Universidad.
    Lo que pretendemos además es que los productores de todo el país que leen esta revista vean a los egresados de nuestro programa educativo para incorporarlos a sus empresas como técnicos responsables de los procesos productivos, ya que han adquirido las competencias necesarias en campo. Están formados en el hacer y producir, han tomado decisiones técnicas y han visto el impacto de sus decisiones en la rentabilidad de la explotación. Este es nuestro principal objetivo, promover a nuestros alumnos entre los actores del sector agropecuario. No perseguimos otro fin.

  2. Excelente, la aplicación del concepto ABP, orientado al sector agropecuario, especialmente, en la práctica y conocimiento de las diversas etapas de desarrollo de un cultivo.

  3. buenos día creo que es la forma correcta de involucrara los estudiantes en un proceso productivo y de que el asuma una responsabilidad y sea capas de tomar decisiones, que enfrente los retos y se comprometa con el medio ambiente y genere su propias experiencias de vida felicidades y en hora buena, buen día.

cebollas/ajo
cebollas/ajo

Los 10 cultivos mexicanos principales para el mercado de exportación

La publicación anual del nuevo Atlas Agroalimentario de Siap/Sagarpa sirve como el momento ideal para reflexionar sobre los éxitos y

cebollas/ajo

Pregunta del lector: manejo del riego por goteo con cebollas

Echen la mano en apoyo de nuestro colega, que tiene una pregunta sobre el uso de riego por goteo en

cebollas/ajo

Siguen sin cambios los rendimientos y la superficie cebollera

En la última década, la cebolla ha sido un cultivo de interés para distintos países. En la actualidad más de

cebollas/ajo

Cómo rendir más con cebollas de riego por goteo

Nota del Editor: Este artículo es contribución de Clinton C. Shock, José Maria Pinto, Erik B.G. Feibert, y Candace B.

cebollas/ajo

Desempeño del mercado de cebolla

En los últimos años la industria de producción de cebollas mexicanas ha diversificado su competencia dentro del país. Tamaulipas se

cebollas/ajo

Perfil y recomendaciones para la producción de cebollas en Mexico

México es la primera potencia productora de cebolla en fresco a nivel mundial con 1, 195,818 toneladas registradas en 2009.