Dinámica del ciclo de nitrógeno en fertilización de maíz

 

DINÁMICA EN EL SUELO DEL CICLO DEL NITRÓGENO Y SU IMPORTANCIA EN LA FERTILIZACIÓN

 

Dr. Fernando Ramos Gourcy, Ing. Juan Antonio Aguilar Rubalcava[1] y Lic. Cuauhtémoc López Luévano[2]

El nitrógeno (N) es un componente esencial de los aminoácidos que a su vez forman las proteínas. Este nutriente constituye el 17% de una molécula de proteína. En consecuencia, la concentración de las proteínas en las plantas depende de la cantidad de nitrógeno disponible.

El suplemento de N está determinado por la cantidad aprovechable por la planta durante el ciclo de cultivo, el N liberado a través de la mineralización de la materia orgánica y, el aplicado a través de los fertilizantes químicos y orgánicos.

Para obtener adecuados rendimientos y de una calidad aceptable, lo más importante es que la planta disponga de N durante todo el ciclo de producción, independientemente de la fuente (ureica, nítrica o amoniacal) (Ramos y Aguilar, 2015).
En la siguiente figura se representa la dinámica en el suelo del ciclo del nitrógeno y su importancia en la fertilización del mismo.

ciclo de N
Dinámica en el suelo del ciclo del nitrógeno cuando se aplican fertilizantes químicos de síntesis y su efecto sobre la fertilidad. (Fuente: www.yara.com)

A continuación se describen los elementos que integran el ciclo del nitrógeno.

1.- Aplicación de fertilizantes químicos de síntesis y su incorporación al suelo: Pueden contener amonio (NH4+), nitrato (NO3-) o urea (CO(NH2)2).

2.- Absorción del nitrato por las raíces de las plantas: Es más rápida debido a su gran movilidad. Navarro y Navarro (2008) establecen que en la mayoría de los suelos cultivados, las plantas superiores absorben el nitrógeno del suelo fundamentalmente en forma de nitrato. Esta preferencia es comprensible si se tiene en cuenta, aparte de la reacción, el poder adsorbente del suelo. Los coloides pueden fijar ampliamente los iones amonio, mientras los nitrato conservan una completa movilidad. Esto trae como consecuencia una menor utilización del nitrógeno amoniacal y una mayor posibilidad de absorción del nitrógeno nítrico, salvo, como es lógico, en suelos muy húmedos, en los que suele haber pérdidas importantes de nitratos por lixiviación.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que en los suelos agrícolas, los iones amonio añadidos se oxidan rápidamente a nitratos y, por tanto, siempre será ésta la forma presente en mayor proporción en la disolución del suelo.

3.- Absorción de amonio: La absorción del amonio por las plantas es más baja debido a su inmovilización por las arcillas del suelo (adsorción).

fig2

4.- Nitrificación: Es la conversión del amonio en nitrato, la cual puede ocurrir en pocos días o semanas. Como consecuencia de este proceso, puede liberarse a la atmósfera óxido nitroso (N2O) y óxido nítrico (NO), habiendo pérdidas de N que pudiera asimilar la planta para el desarrollo de sus funciones metabólicas[3].

5.- Denitrificación: Castellanos, Uvalle y Aguilar (2000) señalan que la denitrificación es un proceso de pérdida gaseosa de nitrógeno que se favorece en condiciones de falta de oxígeno. Los microorganismos utilizan al ion nitrato como aceptor de electrones y lo reducen a óxido nitroso (N2O), óxido nítrico (NO) y gas nitrógeno (N2). En esta forma se escapa a la atmósfera y se pierde el nitrógeno que debía asimilar la planta. Las pérdidas de N por esta vía son más altas en suelos con alto contenido de arcilla, particularmente si tiene problemas de permeabilidad, compactación o alto contenido de sodio en la fase de intercambio. Los microorganismos responsables de la denitrificación son especies bacterianas heterótrofas del género Pseudomonas, Micrococcus, Bacillus y Achromobacter, y autótrofas del género Thiobacillus (Navarro y Navarro, 2008).

6.- Inmovilización y mineralización: La inmovilización se presenta cuando el nitrógeno mineral es transformado a nitrógeno orgánico por la acción de los microorganismos del suelo y ocurre como resultado de la alta relación C/N de los residuos que se incorporan al suelo (Castellanos, Uvalle y Aguilar, 2000). La actividad de los microorganismos es estimulada por la presencia de amonio en el suelo . La inmovilización es una competencia entre la planta y los microorganismos del suelo por las reservas de N mineral. La mineralización es el proceso de transformación de N-orgánico a N-mineral e involucra a su vez dos subprocesos: amonificación, que es la transformación de N-orgánico a N-amoniacal y, nitrificación, que es la transformación de N-amoniacal a N-nítrico (Castellanos, Uvalle y Aguilar, 2000).

7.- Hidrólisis de la urea: La urea es descompuesta por la enzima ureasa o químicamente hidrolizada a amoniaco (NH3) y CO2, los cuales son liberados a la atmósfera, habiendo pérdida de nitrógeno. Dependiendo de la temperatura, la hidrólisis de la urea puede llevarse a cabo en un día o una semana. El pH del suelo alrededor de los gránulos de urea se incrementa durante este proceso favoreciendo la volatilización del amoniaco3, . En el paso de amonificación, el amoniaco es convertido mediante bacterias amonificantes en el ion amonio (NH4+). En el siguiente paso el amonio es convertido mediante bacterias nitrificantes (Nitrosomonas y Nitrobacter) en nitrato (nitrificación). De forma abreviada podemos esquematizar la transformación de la urea a nitrato de la siguiente forma:

CO(NH2)2 NH4+ NO3-

8- Volatilización del amoniaco: Ocurre cuando el amonio es convertido al amoniaco. Un pH alto favorece la conversión de amonio en amoniaco. Si la conversión toma lugar en la superficie del suelo, las pérdidas son mayores. Se cumplen esas dos condiciones cuando la urea es esparcida y no es incorporada inmediatamente al suelo[4].

9.- Lixiviación del nitrato. Ocurre principalmente cuando la precipitación es abundante o las láminas de riego son excesivas y arrastran el nitrato mineral por debajo de la zona radicular. Una adecuada fertilización previene la lixiviación del nitrato durante la etapa del crecimiento. Esta es la principal forma de pérdida de N en la agricultura (Castellanos, Uvalle y Aguilar, 2000).

CONCLUSIONES
El N-nítrico es muy móvil a lo largo del perfil del suelo. La conversión de N-amoniacal a N-nítrico es muy rápida, a veces dificultada por el exceso de humedad. Las condiciones que favorecen la conversión son:

1) Presencia de bacterias nitrificantes,
2) Temperatura superior a los 20°C,
3) pH entre 5.5 y 7.5 y
4) Presencia de oxígeno y humedad.

En cuanto a la forma ureica, la velocidad de absorción por las raíces de la planta está influenciada por las condiciones del medio, que facilitan que la urea se oxide más o menos rápido a la forma nítrica.

Es muy recomendable que la aplicación de nitrógeno se realice lo más fraccionada posible considerando las necesidades de las plantas en cada etapa fenológica del cultivo (establecimiento, desarrollo vegetativo, floración, fructificación y cosecha). De esta forma se tiene un mejor aprovechamiento del nitrógeno, evitando pérdidas por lixiviación y volatilización.

En las etapas de floración y maduración de frutos (etapa reproductiva), se debe disminuir la dosis de nitrógeno para evitar que la planta desarrolle sólo vegetativamente y que los frutos sean de mala calidad.

Se debe estar monitoreando permanentemente el contenido de nitratos de las aguas de riego provenientes de los mantos freáticos y de aguas superficiales.

Dependiendo de las condiciones del suelo, del clima, del cultivo y de la etapa fenológica de la planta, es recomendable utilizar primero fertilizantes que contengan N-nítrico y posteriormente, emplear fertilizantes con N-amoniacal. Para la fertilización de cultivos de cobertura total (cultivos forrajeros), se recomienda el uso de urea con un bajo porcentaje de biuret (<2%).


[1]Profesores del Departamento de Fitotecnia del Centro de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Aguascalientes, México. [email protected]

[2]Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Aguascalientes, México.

[3] http://yara.com/images/9-199057Nitrate%20fertilizer%20brochure.pdf

[4] http://www.kno3.org/es/product-features-a-benefits/nitrate-no3-versus-ammonium-nh4

Temas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Un comentario en “Dinámica del ciclo de nitrógeno en fertilización de maíz

  1. Quisiera me informaran mas sobre el articulo, me interesa y si me pueden proporcionar las referencias que citan ahí. Gracias. Buena información.

cultivos
cultivos

Sorgo forrajero de verano con irrigación

¿Después qué sigue sembrar? ¿Cuál es el camino a seguir? Al norte del municipio de Cajeme, Sonora y no precisamente

cultivos

Condiciones propicias para un brote de fitóftora en las fresas y frambuesas

En un año lluvioso existe mayor riesgo de enfermedades ocasionadas por oomicetos, también llamados “hongos de agua,” en especial los

cultivos

Cómo optimizar el manejo poscosecha de las frutillas

Temporada tras temporada, se ha reportado un progreso continuo en el volumen y la producción de frutillas en México. Ya

cultivos

Cómo evitar un brote de pudrición cuerosa en las fresas

La pudrición cuerosa de la fresa (Phytophthora cactorum), es una enfermedad importante que pudre los frutos y puede ocasionar pérdidas

cultivos

La yaca o jaca: un cultivo exótico de demanda creciente

Algunos productores emprendedores en la costa pacífica de la Republica han aprovechado de la demanda creciente de una fruta exótica

cultivos

Pregunta del lector: encontrando el plástico adecuado

Favor de echar la mano en apoyo de nuestro colega de la industria, quien tiene una pregunta sobre la selección

Artículos recientes
nutrición vegetal

La tecnología revolucionaria con potencial incalculable para la agricultura

Durante muchos años, el debate sobre la genética en la agricultura se concentró en el uso de OGM y materiales

protección de cultivos

Los productos biológicos son cada vez de mayor aceptación en los mercados

La Unión Europea ha limitado de manera drástica el número de productos tradicionales de protección de cultivos que los productores

eventos

Acompáñanos al Simposium Internacional de Vid en Sonora

La revista Productores de Hortalizas va a publicar el informe especial CultiValor – Uvas, el cual presentaremos en varios eventos a lo largo del año, el primero de los cuales es el Simposium Internacional de Vid que tendrá lugar en Hermosillo, Sonora del 26 al 27 de enero 2017.

protección de cultivos

Controla los áfidos al entender cómo interactúan con las plantas

Los áfidos o pulgones son una de las principales plagas que afectan a muchos cultivos hortícolas producidos bajo invernaderos, incluyendo

misceláneos

Cómo maximizar el retorno en la inversión de la maquinaria

Los productores deben aprender lo que necesitan para aprovechar al máximo sus tractores y sembradoras, desde las emisiones hasta la

cultivos

La agricultura y su vulnerabilidad al cambio climático

Uno de los sectores que podría ser de los más afectados por su alta dependencia del clima y sus diferentes

misceláneos

Cultivos de cobertura: estrategia eficaz de control malezas en producciones orgánicas

El control de malezas puede ser uno de los aspectos que presentan más retos para los productores de cultivos orgánicos.

irrigación

Soluciones para los equipos de filtración y el riego eficientado

Ante un mercado cada vez mas competido la calidad del producto es un aspecto definitivo al momento de vender. Una

horticultura protegida

La granja sobre una azotea urbana más grande de Europa

UrbanFarmers, una compañía de agricultura urbana con sede en Alemania se asoció con Van der Valk•Kleijn, una compañía holandesa de

cultivos

Cómo evitar que las temperaturas altas dañen las uvas

Los productores de uvas están dándose cuenta de que las olas de calor en épocas inesperadas provocan efectos negativos en