Labores culturales para el pimiento

por |

sistema español

Las labores culturales de un cultivo son tan importantes como una buena nutrición; de ahí la importancia de saber realizar cada actividad según las necesidades del cultivo. Antes de comenzar las labores es necesario saber cuál será el método que seguiremos en nuestro cultivo; diseñar la arquitectura que daremos a cada planta.

En el cultivo de pimiento morron o bell existen dos sistemas de entutorado diferentes, los cuales son seguidos según los própositos específicos de cada productor. Nos referimos a los llamados sistema español y sistema holandés.

Sistema español
Este sistema consiste en plantar y dejar crecer todos los tallos sin podar ninguno. Requiere de un manejo especial, que consiste en encajonar las plantas de tal forma que las ramas no cuelguen hacia los lados.

Se utiliza hilos y estacones para entrecruzar el hilo y lograr sujetar los tallos laterales. La cantidad de mano de obra es menor por hectárea,  ya que las labores se reducen. Tiene la ventaja que en lugares de mucho sol este sistema protege los frutos.

Entre sus desventajas destaca el hecho de que no todas las variedades se adaptan a este sistema. Debe elegir la variedad adecuada, evitando utilizar plantas de porte compacto y preferiblemente de entrenudos largos.

Otro inconveniente que presenta este sistema es que los frutos salen más pequeños y — si el destino es la exportación al mercado estadounidense o canadiense — nos encontraremos con el inconveniente de que este fruto no llena las expectativas de un mercado que exige fruto grande (G, XL, L), muy diferente al mercado europeo, el cual pide frutos pequeños.

Además, bajo este sistema el porcentaje de frutos torcidos y de segunda calidad aumenta, ya que al pegar en las ramas, se deforman. Finalmente, en las regiones de clima nublado se dificulta la maduración.

Sistema holandés
Este sistema consiste en dejar dos tallos por planta y seguirlo así hasta el final del ciclo y lo puede usar en cualquier variedad de pimiento.

Dado que la calidad y el tamaño son más homogéneos — siempre y cuando se haya elegido la variedad adecuada — es un sistema ideal para productores de pimientos para exportación.

Es importante notar que debido a la atención más detallada que debe dársele a cada tallo, la cantidad de mano de obra aumenta.

Qué hacer si inicia el aborto
La mayoría de nosotros centramos la atención del aborto en un aumento en el nitrógeno, pero no todo es nitrógeno. Antes de aplicar cualquier decisión, es importante revisar primero la temperatura (28 a 30°C durante el día y 15 a 20°C en la noche) y la humedad relativa (60 a 70%).

Evite el aborto en su cultivo de pimientos. Si las plantas están muy pequeñas, no es aconsejable comenzar a dejarle frutos; hay que esperar a que la planta tenga cuerpo. Con esto evitaremos aborto temprano

Si todo lo mencionado anteriormente está bien, debe revisar si tiene la malla de sombreo puesta y comenzar a quitársela y darle más luz, hasta el punto que le permita la planta, pero sin llegar a estresarla.

Además, es importante analizar la calidad del desbrote. Necesita preguntarse si el desbrote empleado es muy agresivom en cuyo caso sugiero frenarlo y hacerlo de manera paulatina. Sin embargo, en el caso del sistema holandés, sugiero dejar frutos extras si el aborto es muy marcado.

Ing. Valerio es asesor agrícola especialista en manejo en invernadero y poscosecha de hortalizas. Cuenta con amplia experiencia en regiones productoras de México, República Dominicana y Venezuela. Está disponible en tel. +52 (644) 122-0178 y marinodejesusvalerio@gmail.com

Deja un comentario

One comment on “Labores culturales para el pimiento