Chiles perfectos en 4 etapas

Se dice que hay tantas fórmulas de nutrición para un cultivo determinado a campo abierto, como tipos de suelo y regiones climáticas. Si ello es cierto, México – dada su amplia diversidad – posiblemente cuente con un sinnúmero de recetas diferentes en cada zona productora de chiles y pimientos. Sin embargo, existen ciertas recomendaciones que pueden aplicarse a la mayoría de condiciones de cultivo. A continuación mostramos pautas de fertilización simples para el cultivo exitoso de chiles.

1 Seleccione el fertilizante y la dosis adecuados

Aunque el fertilizante contribuye a una porción relativamente pequeña de los costos de producción totales, se recomienda el uso apropiado y juicioso de este recurso para maximizar la producción y calidad de los frutos de chile y reducir al mínimo los impactos negativos potenciales al ambiente causados por lixiviación y la consecuente pérdida de nutrientes. Para seleccionar el fertilizante se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • pH del suelo. Los chiles se desarrollan bien en un amplio rango de pH del suelo, de 5.5 a 7.5. Si su suelo es acídico debería agregar cal agrícola o dolomita para subir el pH a un rango de 6.0 a 6.5, empleando las recomendaciones extraídas de una prueba de suelos. La dolomita es más adecuada cuando el suelo requiere magnesio.
  • N, P, K. Las recomendaciones de fósforo (P) y potasio (K) están varían de acuerdo al contenido de dichos elementos, obtenido en su prueba de suelo, mientras que los requerimientos de nitrógeno (N) son de 200 kg/ha para toda la temporada.
  • Mg, S, Ca. El magnesio (Mg) y el azufre (S) son móviles en suelos arenosos, por lo cual no se acumulan hasta niveles apreciables, pero la situación podría ser diferente en suelos más pesados. De nuevo, la prueba de suelos determinará este aspecto. Para los suelos bajos en Mg, se recomienda agregarlo a razón de 45 kg/ha mediante la aplicación de sulfato de potasio-magnesio o de sulfato de magnesio. Tengan en cuenta que los requerimientos de Mg podrían estar satisfechos si han agregado dolomita para enmendar el pH de su suelo.

Se recomienda agregar azufre (S) a razón de 45 kg/ha para la mayoría de hortalizas. El S puede proceder de varias fuentes y generalmente se incluye en la mezcla de fertilizante en la cama de cultivo o vía fertirrigación a lo largo de la temporada.

El calcio (Ca) es necesario para toda hortaliza para el crecimiento normal y desarrollo de los frutos, pero los chiles son particularmente sensibles a la escasez de Ca, la cual conduce a Pudrición apical o del extremo floral. Si el suelo contiene 300 ppm de Ca, no es necesario preocuparse. El desafío consiste en asegurarse de que habrá Ca en cantidad suficiente cuando se estén desarrollando los frutos. El Ca se mueve principalmente con la corriente del agua en la planta así que los frutos no reciben generalmente su parte justa del Ca cuando las plantas están bajo estrés hídrico [ver cuadro].

  • Micronutrientes. Los chiles necesitan micronutrientes tales como boro (b), cobre (Cu), manganeso (Mn), y zinc (Zn) en cantidades muy pequeñas, de manera que cantidades excesivas podrían ser toxicas para el cultivo. Los micronutrientes se deben aplicar al suelo con el fertilizante de presiembra puesto que podría producirse precipitación en la cinta de riego por goteo. Los fungicidas de uso general para el control de las enfermedades de chiles pueden aportar cantidades importantes de algunos micronutrientes tales como Cu, Mn, y Zn. El boro puede lixiviar por lo que suelen aplicarse no mas de 2 kg/ha con el fertilizante de presiembra si los resultados de las pruebas del tejido de la planta han indicado carencias potenciales de B.

Las aplicaciones foliares de B no son efectivas, ya que el B no se mueve de la hoja en la cual se rocía, con lo cual no ayudaría a remediar una deficiencia en la parte más joven de la planta.

2 Aplique el fertilizante del modo correcto

Cada vez es más común producir chiles y otras hortalizas a campo abierto en camas cubiertas con acolchado de polietileno. En el caso de chiles, suelen emplearse tres tipos principales de sistemas de irrigación – riego de subsuperficie, riego por goteo, y riego por aspersión, dependiendo de la región productora. Aunque las cantidades del fertilizante son iguales para los diferentes sistemas de irrigación, el manejo del fertilizante, incluyendo la colocación y la programación será diferente.

  • Riego de subsuperficie. Todo el P y micronutrientes se deben aplicar al suelo en el fertilizante de presiembra. Aproximadamente del 15 al 20% de la cantidad total de N y de K también deben ser aplicados en presiembra, el cual se puede incorporar en el suelo de la cama. El N y el K restantes se deben aplicar en el centro de la cama en un surco a 5 o 7 cm de profundidad. Dependiendo de las fuentes usadas para N y K, los requerimientos de S podrían verse satisfechos con dicha aplicación.

Al aplicar el fertilizante en la cama antes de sembrar, se corre el riesgo de perder N o K solubles por lixiviado debido a sobre irrigación o precipitación abundante. Una práctica alternativa sería utilizar una inyección de fertilizante líquido para dividir la porción de N y de K aplicado en etapas tempranas del ciclo del crecimiento del cultivo.

  • Irrigación por goteo. Con la irrigación por goteo, todo el P y micronutrientes se deben aplicar al suelo en presiembra junto con el 20% de N y K. Aunque Mg y S se pueden aplicar con el fertilizante en presiembra, el S también se podría aplicar a través del sistema de goteo.

Las cantidades de N y K restantes se deben inyectar a través del sistema del goteo (fertirrigación) a medida que se desarrolla el cultivo. El fertilizante puede ser inyectado a diario o con menos frecuencia (cada 3 o 4 días, o una vez por semana). La opción depende del manejo del agua y del potencial de lixiviación. En situaciones en las que sea bajo el potencial de lixiviar, la inyección semanal es aceptable.

1) Estrés hídrico (sequía). Puesto que el Ca se mueve con la corriente del agua en la planta, cualquier periodo de estrés hídrico, incluso temporal (de un día) puede conducir a la Pudrición aplical o del extremo floral. Suelos secos, sales solubles del suelo, condiciones ventosas, etc., pueden reducir el movimiento del Ca a los frutos. Bajo estas condiciones, el Ca se mueve sobre todo a las hojas y a las áreas de crecimiento vegetativas jóvenes.
3) Daños al sistema radicular. El Ca es absorbido por las raíces cerca de las extremidades de la raíz. Cualquier cosa (inundaciones, enfermedades, nemátodos, daños mecánicos, etc.) que dañe las raíces puede inhibir la absorción del Ca.
Las inyecciones programadas con el ritmo de crecimiento del cultivo darían lugar al uso más eficiente de N y de K. Sin embargo, las inyecciones pueden consistir en porciones iguales de los requerimientos de N y K totales en la temporada.

3 Tenga en cuenta el manejo de riego

La eficacia del fertilizante se relaciona estrechamente con el manejo del agua. N y K son altamente solubles en suelos arenosos y se pueden lixiviar con el agua cuando la capacidad de retención de agua del suelo es excedida por la irrigación excesiva. Para cultivos regados por subsuperficie, la cantidad de agua se debe supervisar y mantener cercanas a 45 o 60 cm debajo de la superficie de la cama. La tensión del agua del suelo medida por los tensiómetros a 15 o 20 cm de profundidad debe ser cerca de -8 a -12 centibares.

Los tensiómetros también se deben utilizar con los cultivos irrigados por goteo, manteniendo la galga del tensiómetro a -8 a -12 centibares para el suelo a profundidad de 15 a 20 cm. El agua no mueve lateralmente más de unos 20 a 25 cm del emisor del gotero. Cuando los requerimientos de agua son altos, entonces se debe programar las sesiones de riego en varios ciclos por día. Cada ciclo no debe exceder 1.5 horas para un sistema que aplique unos 6 litros por minuto cada 100 metros.

4 Realice pruebas del tejido

  • Pruebas de tejido de hoja entera. Los programas de fertilización se pueden supervisar mediante pruebas del tejido de la planta. La mayoría de los métodos de pruebas utilizan las hojas que se han vuelto maduras recientemente con el peciolo unido para detectar nutrientes móviles tales como N, P, K, y Mg. Hojas más jóvenes se deben utilizar para los elementos no móviles tales como los micronutrientes.
  • Prueba de la savia del peciolo. En ocasiones los análisis de hoja completa toman demasiado tiempo, de manera que cuando se consiguen los resultados ya es demasiado tarde para aplicar medidas correctivas.

Existe un procedimiento analítico de la savia del peciolo de la hoja desarrollado específicamente para chiles por la Universidad de Florida, Estados Unidos.

La savia del peciolo se puede analizar en cuanto a su contenido en nitrato de N y K y los resultados pueden ser empleados para tomar decisiones con respecto a ajustes de N y K necesarios en los programas de la fertilización. Estos análisis son particularmente útiles para los programas del fertirrigación.

Fuentes: La información para este artículo se obtuvo del documento “Fertilization of Pepper in Florida,” por George Hochmuth. http://edis.ifas.ufl.edu. Si desean obtener las tablas completas de fertilización pueden escribir a: a [email protected].
 

Deja un comentario

4 comentarios en “Chiles perfectos en 4 etapas

  1. Hola amigos q fertilizantes le puedo poner para que pegue la flor y para q no se me amarillen los chiles antes de madurar gracias ojala me puedan ayudar…

  2. -Considero muy interesante e importante como guía de información, este artículo de fertilización, ojalá y fuera posible que se publicara artículos similares para tomate y cebolla.
    Saludos y sigan adelante.

chiles/pimientos
chiles/pimientos

FreshMex celebra 10 años de excelencia en horticultura protegida

La empresa reconocida por su excelencia en el ámbito de horticultura protegida y la producción de pimientos en tecnología holandesa,

chiles/pimientos

Cómo controlar trips con un programa basado en biológicos

Los encargados de una operación de invernadero comparten a continuación su experiencia implementado un programa de manejo integrado contra trips

chiles/pimientos

Inicia un control biológico eficaz de ácaros e insectos

El control biológico de insectos, ácaros y enfermedades tiene potencial para expandir en gran medida el número de opciones efectivas

chiles/pimientos

El manejo integrado para controlar el picudo del chile

Anthonomus eugenii Cano, conocido como el picudo de chile, ataca a todos los tipos de chile. Esta plaga es capaz

chiles/pimientos

La integración más amplia de los biocontroles y bioplaguicidas

Los productos de control biológico como los plaguicidas biológicos, también llamados bioplaguicidas están siendo aprovechados en un mayor número de

chiles/pimientos

6 puntos de enfoque que van a influir la economía agrícola mexicana

Falta de suministro de productos orgánicos Los consumidores están tan interesados en alimentos y productos orgánicos que el suministro no

Artículos recientes
coles/de hojas

Guia para controlar la pudricion negra

Los síntomas de la Pudrición negra con frecuencia pueden ser confundidos con otras enfermedades, o incluso con estrés por sequía.

cultivos

Resumen infográfico de la fuerza tomatera de México

Solanum lycopersicum (o Lycopersicum esculentum) es una planta originaria de México o Centroamérica, un cultivo sumamente importante en el país

Home

25 productores ejemplares de México

Durante una trayectoria de 25 años en México y más de 300 números de la revista Productores de Hortalizas, hemos

horticultura protegida

5 Consideraciones a la hora de instalar un sistema automatizado de alertas en el invernadero

La temperatura dentro de un invernadero puede elevarse con rapidez en un día soleado si no tiene ventilación. De igual

cultivos

Factores nutricionales que influyen en la presencia del payaseado del tomate

Blotchy ripening o maduración irregular de los frutos de tomate, en México se conoce comúnmente como “payaseado” [imagen 1-A]. Es

eventos

Avances y alianzas para el programa Hambre Cero

Alianzas en beneficio de México Se firmó convenio de colaboración entre Agrícola El Nazario S. de P.R. de R.L. y

misceláneos

Uso de sustancias orgánicas en la fertirrigación

El uso de la fertirrigación permite un gran ahorro de agua y fertilizantes inorgánicos, mezclándolos para formar una solución nutritiva

horticultura protegida

Selección agronómica de la cubierta del invernadero

La importancia en la selección de la cubierta del invernadero tiene aspectos mecánicos o de construcción, sobre todo para la

eventos

Seminario virtual ilustra los factores para realizar la hiperproducción alimentaria

La hiperproducción de alimentos ha pasado de ser un concepto básico de producción masiva de alimentos de alta calidad a

protección de cultivos

¿Eres un productor de precisión?

¿Eres un “productor de precisión”? No responda a esta pregunta demasiado rápido. Algunos productores de hortalizas y cultivos intensivos en