Acuaponia: alternativa biológica de diversificación y fertirrigación

por |

acuaponic_gh

La acuaponia es un sistema de producción que te permite combinar elementos de hidroponia con acuacultura. Es una manera de diversificar tu oferta, permitiéndote cultivar peces para el consumo humano, mientras utilizas parte de los desperdicios de los mismos como fuente nutritiva para tus plantas.

El agua utilizada por las plantas es luego redirigida para el uso de los peces, creando un sistema de producción cerrado.  

Es importante comentar que la acuaponia no sólo es aplicable a sistemas hidropónicos, sino que su agua y aplicación en sistemas de fertirriego pueden ser utilizadas en producciones de campo abierto, siempre y cuando éstas sean producciones orgánicas.

Existen varias ventajas y desventajas en este sistema. Por ejemplo, el costo-beneficio del sistema disminuye cuanto más grande se haga tu producción. Sin embargo, para productores de pequeña a mediana escala o para aquellos dedicados a mercados nicho, es una opción viable de diversificación. Antes de adentrarte en el sistema, es recomendable que ya hayas cultivado peces y hortalizas por separado antes de integrarlos.

 

Relación pez-planta

Antes de comenzar tu producción de acuaponia, debes tomar en cuenta las necesidades del pez, y cómo éstas se relacionan con tu cultivo de elección. Por ejemplo, el pez tilapia y la trucha son peces de agua fría, la cual es adecuada para cultivos de hortalizas de hojas, mientras que la perca gigante, el barramundi, y el pez gato son de aguas templadas, necesarias para cultivos como el de tomate y pimiento. Si deseas producir con un pez cuya demanda de temperatura no es compatible con la de la planta, entonces necesitas adaptar tu sistema para que éste te permita ajustar la temperatura del agua, antes de ser aplicada al cultivo.

Algunas opciones interesantes son el esturión, el cual se cría con el propósito de cultivar su caviar, o los peces ornamentales, los cuales pueden obtener hasta $200 dólares por kilo en el mercado.  

Sin embargo, el pez tilapia es la elección más popular dado el precio que éstos obtienen en el mercado, sus pocos requisitos de manutención (son vegetarianos), su facilidad de cría y la rapidez de crecimiento en altas densidades; además no requieren la utilización de antibióticos.

Una ventaja del sistema es que te permite combinar especies marinas. Por ejemplo, Prof. Sace de la Universidad Central del Estado de Luzon en las Filipinas, ha demostrado que se pueden utilizar la tilapia y el camarón de agua dulce en el mismo tanque (dividos por una malla) para producir altos rendimientos de col china y lechuga. Sin embargo, el estudio demostró que el peso de la tilapia se mantuvo igual con o sin los camarones, mientras que el peso de los camarones aumentó de 494 mg a 1.67g.

Es importante notar que los camarones ayudan a reciclar desperdicios en el tanque al revolver el fondo del mismo, evitando que se acumule la descomposición de materiales en el fondo.

 

Invierte sabiamente

Aunque existen varios sistemas de producción, la producción en tableros flotantes es la más utilizada y eficaz — dado que se produce más en menos espacio. Después que determines el sistema de producción, debes hacer lo siguiente:

  • Determinar los parámetros de agua y nutrientes
  • Determinar el régimen de temperaturas
  • Invertir en sistemas de hardware y software
  • Entrenar y capacitar a tus trabajadores

Entre todos los factores, Kevin Fitzsimmons, experto en acuaponia de la Universidad de Arizona, mencionó durante el curso anual del Centro de Agricultura en Ambiente Controlado de la Universidad de Arizona (CEAC) que “La mano de obra es tal vez el factor más importante en la producción por acuaponia. Las bombas de agua suelen romperse 15-5 minutos antes que el último trabajador termine su jornada. Irse a casa sin arreglar la bomba no es aceptable. Hace falta mano de obra especializada que esté dedicada al éxito de la producción. Sólo así se podrá garantizar la supervivencia de la misma.”

 

Alimento adecuado para las plantas

Es importante entender la dinámica entre la biología del pez y cómo ésta se relacionará con la planta. El pez se alimenta de materia orgánica (por ejemplo, algas) que se forman en su tanque. Sin embargo, deben alimentarse de acuerdo a las necesidades nutritivas del pez. El alimento ya preparado para peces contiene la mayoría de los nutrientes necesarios; pero el resto de los nutrientes necesitan ser suplementados por el productor. Entre los nutrientes comúnmente deficientes en producciones acuapónicas se encuentran nitrógeno y hierro.

Cuando el pez está en su etapa joven, requerirá una dieta alta en proteína. Este requisito disminuirá al aproximarse su etapa de reproducción, mientras que su demanda de lípidos aumentará en 30-32%.

A través de la acuaponia, podrás nutrir tus plantas gracias a la nutrición y a la biología del pez. Los desperdicios del pez contienen amonio, por lo cual necesitarás un biofiltro con bacteria nitrificante que te permita convertir el amonio a nitrito y nitrato. El pez excreta los compuestos de fósforo como fosfato y la mayoría de los carbohidratos como dióxido de carbono. Estos desperdicios metabólicos son los que terminarán alimentando las plantas a través del sistema de fertirriego.

 

Factores importantes a tomar en cuenta

  • El sistema de acuaponia te permite alimentar las plantas con los desperdicios del pez, sin embargo, el control de plagas y enfermedades debe ser orgánico, o terminarás gastando más dinero y energía tratando de rescatar tu producción acuapónica. 
  • Si tus cultivos sufren de una plaga o enfermedad que te obligan a utilizar un control no biológico en ellos, tendrás que comenzar de cero, ya que esa agua con químicos no puede ser reutilizada y recirculada a los peces.
  • Los peces son como los niños; no sólo requieren los niveles de nutrición apropiados para su crecimiento óptimo, sino que no les gustan que los muevan demasiado después que hayan llegado a un peso de 50 a 60 gramos. Además, los peces no aprecian que su alimento o sus niveles de proteína sean alterados.
  • El cobre es letal para los crustáceos. Es importante asegurarse que no haya piezas de cobre en su sistema.
  • La calidad y cantidad de agua disponible para tu producción acuapónica es de suma importancia. No se recomienda la utilización de agua municipal, ya que ésta está tratada para consumo humano, no para peces. Tu mejor opción es agua subterránea.
  • Dado a que el pez tilapia le gusta saltar de vez en cuando, es importante poner una red protectora sobre el tanque, evitando así que estos salten fuera del mismo.

 

Estándares de calidad de agua
Altos niveles de: Bajos niveles de:
Alcalinidad Amonio
Dureza de agua Dióxido de carbono
Oxígeno Hierro
  Salinidad
pH 6.5-8.5 (Si el pH incrementa, la disponibilidad de hierro disminuye significativamente. Además, un incremento de pH, incrementa los niveles de amonio, convirtiéndose en un potencial tóxico para los peces). Con el tiempo, los niveles de pH incrementan lentamente en sistemas climatizados.

 

Kevin Fitzsimmons explica cómo la acuaponia le permite nutrir su cultivo de bok choy (col china) y lechugas en invernadero.

 

Para más información sobre los sistemas de acuaponia, visita los siguientes enlaces informativos:

Introducción y aplicación

Detalles de producción

Algunas ventajas y desventajas

Entrevista a Carlos León Ramos, de la empresa BoFish, ubicado en Guadalajara, México.

Entrevista a James Rakocy, involucrado en I+D acuapónico por más de 34 años, Profesor-Investigador de Acuacultura y Director de la Estación Agrícola Experimental y Universidad de las Islas Vírgenes hasta el 2010.

 

*** Haz clic en la segunda página si tienes problemas para visualizar correctamente los subtítulos del video.

 

 

 

Meléndez es Editora gerente y en línea del Grupo Horticultura, Latinoamérica, Meister Media Worldwide. Puede seguirla vía Twitter:

Deja un comentario

One comment on “Acuaponia: alternativa biológica de diversificación y fertirrigación